Alivio para corazones turbados (bosquejo)

Juan 14:1-6

Intro.

Hay mucha gente turbada.  Preocupada por un montón de cosas.  Se nota su turbación en su cara.  Se nota en su conversación.  Muchas veces tienen problemas y angustias que justifican su turbación.  Falta de tranquilidad en el hogar. Falta de plata.  Falta de trabajo, falta de salud, etc. A veces no podemos cambiar estas situaciones pero Jesús dijo que en medio de ellas “no se turbe su corazón.”  En estos versículos él nos dice lo que debemos hacer para que nuestro corazón no se turbe.

I. Tenemos que creer en él.

A. Creer quiere decir poner confianza en él.

* Dicen que una vez había un hombre que iba a cruzar las cataratas Niagra en el estado de Nueva York empujando una carretilla sobre un alambre extendida por encima de las cataratas.  Había mucha gente reunida para presenciar el espectáculo.  Antes de empezar el preguntó a la gente”  ¿Cuántos hay que creen que yo puedo hacerlo?”  Casi todos dijeron, “sí, sí, creo que puede.”  Entonces él preguntó, “¿Cuántos hay, entonces que estarían dispuestos a meterse en la carretilla y acompañarme?”  Si me recuerdo bien, no había nadie dispuesto a hacerlo.  Esto es lo  que Cristo quiere decir cuando él dice que debemos creer en él.  Es poner nuestra confianza en Él.  Es entregarle nuestra vida.

1) Hay muchos que dicen, “Yo creo en Dios.”

a) ¿Piensa que esto alcanza para ser salvo?
b) Satanás cree en Dios también.  ¿No es cierto?
c) Santiago 2:19  Los demonios también creen pero no son menos demonio por hacerlo.   Son todavía espíritus inmundos.
d) Cristo dijo, “¿Creéis en Dios?  Creed también en mí”.

2) Hay también muchos que creen muchas cosas sobre Jesús.

a) Que lo que leemos de él no es una leyenda pero historia verídica.
b) Que él era el Hijo de Dios.
c) Que él hizo muchos milagros.
d) Que él murió en la cruz, etc.
e) No han puesto su confianza en él para la salvación.

3) En el idioma griego, en la cual estaba escrito el Nuevo Testamento, hay 2 palabras para creer.

a) Una quiere decir aceptar los hechos como verídicos.
b) La otra es poner confianza en algo o alguien a algún riesgo personal.

4) Cuando aceptamos a Cristo como nuestro Salvador ponemos toda nuestra confianza en él para la esperanza de ir a los cielos.  Así podemos decir, “Mi esperanza de vida eterna se encuentra solamente y totalmente en Cristo y en lo que él ha hecho para mí.

B. La salvación nos da acceso a todo lo que Dios ofrece a los suyos.

1) Juan 14:27  Paz.
2) 14:16  Consuelo.
3) 14:13-14  El privilegio de orar.
4) 14:21  El amor de Dios.
5) ¿Cómo se puede estar turbado cuando tiene acceso a todo esto en abundancia?

II. El alivio para un corazón turbado se encuentra también en la esperanza de lo que Dios está preparando para nosotros. 14:2-3

A. Jesús, antes de salir de este mundo, dijo; “Voy, pues a preparar lugar para vosotros”.

1) Si él nos amó tanto que murió en nuestro lugar, ¿no es cierto que él nos preparará un lugar hermoso?
2) Si, por una desgracia, pierdo todo lo que tengo, todavía tendré esta esperanza.

B. La parte mejor de la vida cristiana se encuentra en el futuro.

1) Aunque estamos en medio de muchas angustias por el momento, podemos mirar al futuro con esperanza.

a) Para muchos ancianos, les parece que su camino se pone más y más estrecho.

1. Menos fuerza y salud.
2. Menos oportunidades.
3. Amigos se mueren.

* Mi experiencia en el hogar de ancianos.  Algunos me esperaban con mucha anticipación.  Otros, al invitarles a la reunión respondieron con un gemido, no más.

III. ¿Cómo podemos saber el camino?

A. Para encontrar este alivio para un corazón turbado tenemos que encontrar el camino a Dios.

1) Hay muchos buscando paz y propósito en la vida pero no pueden encontrarlo.

a) Van a misa.
b) Se ocupan en actividades religiosas.
c) Andan de una iglesia a la otra.

2) La paz y propósito para la vida se encuentran en conocer a Jesucristo.

a) Él mismo es el camino a Dios.
b) Él es la verdad.
c) Él es la vida. Existencia aparte de él es algo menos que vida.

3) Nadie viene al Padre sino por él.

a) Cristo es la puerta al Padre.
b) No hay acceso a él aparte de Cristo.

* Para poder pasar a la oficina del gobernador hay que pasar por la oficina de su secretario.

 Concl.

¿Tiene usted un corazón turbado?  Vaya a Jesús.  En él encontrará paz, amor, consuelo, el camino a Dios y alivio para su corazón turbado.

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*