El bautismo bíblico

Mateo 28:19

Es una de las ordenanzas que Jesús dio a la iglesia. Ha sido uno de los distintivos que más celosamente se ha defendido a través de los siglos por nuestros padres bautistas, costándoles aún la vida a miles de éstos cristianos fieles a su palabra, en contra de doctrinas heréticas como la regeneración bautismal (salvación a través del bautismo) y bautismo infantil (hacer cristianos a través de bautizar infantes), de la Iglesia Católica y otras sectas religiosas protestantes. El mismo nombre de Bautistas fue dado por nuestros enemigos, originándose del término Anabaptista por razón de que ellos re-bautizaban a la gente que verdaderamente venían a ser cristianos, siguiendo el orden bíblico para el bautismo Escritural.

Hoy en día muchas iglesias bautistas han dejado de serlo en muchas maneras, principalmente porque han complicado el bautismo a tal grado que lo menos que están haciendo es bautizar gente como es el caso de Jesucristo, la cabeza (el dueño) de la iglesia.

Veamos que nos enseña la Palabra de Dios:

¿Por qué bautizarnos?

Es un mandamiento y parte del plan que Dios dio a sus primeros discípulos en Mat. 28:19. Debemos obedecer su palabra y éste es el primer paso de obediencia de todo cristiano que realmente ha sido salvo y está listo rapa identificarse públicamente con él. Marc. 8:38

¿Qué es el bautismo?

De acuerdo con Romanos 6:4-6 es una representación pública de lo que ya sucedió en mi vida espiritualmente. Muerte a la antigua persona y resurrección a la vida nueva en Cristo (II Cor. 5:17). Es también profesar que ahora yo me identifico con Cristo en el hecho de cómo él, aunque muera un día, resucitaré para vida eterna. Rom. 6:5, 8

¿Cómo bautizarnos?

La Biblia enseña que es por inmersión (sumergir en el agua) y no por aspersión (hecho de rociar gotas o derramar agua en la cabeza), como es la costumbre católica. El mismo término Bautismo en su raíz griega baptizo nos da la idea de sumergir algo completamente como lo describe también en Romanos (plantados y sepultados). Rom. 6:4a y 5a.

¿Qué efecto tiene el bautismo?

Aparte de la bendición de obedecer al Señor (Juan 9: 6-7) y de ser añadidos formalmente a la iglesia local donde se hace, (Hech. 2:41) el bautismo no nos salva, no nos limpia de pecados, no nos compromete más con el Señor, porque la decisión de seguir al Señor es lo más importante, el bautismo es importante pero no necesario para nuestra salvación.

¿Cuándo debemos ser bautizados?

Inmediatamente después de creer en Cristo en acuerdo con su palabra, y no después de ciertas clases doctrinales, (la doctrina viene después en el orden divino de la gran comisión), no después de cierto tiempo de observación para comprobar su decisión (esto es absurdo pues nadie sino sólo Dios sabe y conoce las verdaderas intenciones del corazón de la gente), no después de ver su buen testimonio pues hay gente que aún después de años de bautizado dan mal testimonio; no después de arreglar asuntos personales (matrimonio, asuntos legales) u otros requisitos ridículos que hoy en día muchas iglesias han impuesto a la gente en orden de poderse bautizar, logrando con esto sólo desanimar a cientos de personas que pudieran estar sirviendo en la iglesia. Veamos detenidamente los siguientes versículos y notaremos siempre el orden correcto Escritural en la manera que los discípulos efectuaron la voluntad de Dios al respecto: oían el evangelio, creían en Él, inmediatamente fueron bautizados.

Yo creo que el testimonio es importante solamente cuándo se conceden o se considera la persona para privilegios, o posiciones de liderazgo. Hech. 2:40, 41; 8:35-38; 9:18: 16:30-35; 18:8.

En ningún momento los discípulos estipularon ningún requisito aparte de haber creído en él, para proceder a bautizar a alguien. Ver la historia de Simón el mago, quién se convirtió y fue bautizado inmediatamente, aunque su comportamiento posterior fue muy dudoso, sin embargo los discípulos cumplieron con su tarea Escritural y no sentimental. Hech. 8:9-13, 18-23.

Compartir en Facebook

6 Responses to “El bautismo bíblico”

Read below or add a comment...

  1. Anonymous says:

    Gracias a Dios por Su Palabra y porque aún se puede manifestar con claridad.
    Por lo general, las iglesias viven en confusión y hacen ver el Bautismo como un acto meritorio.
    Aprecio en gran manera la forma sencilla de exponer la verdad del Bautismo Bíblico…

    Saludos y bendiciones.

  2. eduardo munoz says:

    hno le felicito estoy muy de acuerdo con usted en su estudio o comentario. tengo para usted una pregunta. de donde sacan las iglesias el mentado reunion de concilio no es pastor y diaconos quiero que me ayude en eso hermano Dios le bendiga disculpe que no puse signos de interrogacion

  3. enzo maiese says:

    saludos y bendiciones,solo quería agregar al estudio un verso que esta en 1era de pedro 3:21 el bautismo que corresponde a esto ahora nos salva( no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia DIOS) por la resurrección de Jesucristo.

  4. Royer says:

    Podrían ayudarme a responder esta pregunta: hablando del bautismo, en el texto «Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó.» ‭‭S. Mateo‬ ‭3:15‬

    Este se refería a una ley que jesus tenía que cumplir del antiguo pacto. O simplemente era un acto de obediencia, como ejemplo para nosotros. Espero su respuesta. Gracias y bendiciones.

  5. DENIA says:

    A MI ME FUE DE GRAN AYUDA ESTA EXPLICACION DIOS LES BENDIGA

Responder a eduardo munoz Cancelar respuesta

*