El deber de dar y ayudar al necesitado

A veces hay los que censuran el cristianismo por no estar más involucrado en aliviar a los pobres. ¿Es cierto que estamos fallando? ¿Hasta qué punto somos responsables en ayudar a los pobres? Si somos responsables, ¿cómo es la forma mejor de cumplir con nuestro deber?

En mi niñez vivimos en el campo. A veces tuvimos problemas en el jardín de la casa con topos. Son mamíferos que viven en debajo de la superficie de la tierra. Ellos comen gusanos que encuentran en la tierra. Más de una vez intenté cazar uno por meter una manguera en la entrada de su casa y echar agua. Pensé que cuando su casa se llenaría de agua estarían obligados a salir. Era en vano porque la tierra arenosa chupaba el agua y era imposible llenar su casa. Tenemos el mismo resultado si intentamos aliviar la pobreza con grandes cantidades de dinero. Es que hay tanta pobreza en el mundo que sería imposible eliminarla. Por eso, es más prudente luchar en contra de lo que es la causa de la pobreza. A través de la historia, el cristianismo ha intentado aliviar este problema. Por supuesto, no toda la pobreza es por causa del pecado, pero muchas veces el pecado lleva a la gente a la pobreza. Así que, si ayudamos a la gente a vencer sobre el pecado resulta que tienen una mejor calidad de vida y, a su vez, menos pobreza.

Hay dos maneras de batallar en esta lucha. Una es atacar de frente la inmoralidad. Es un intento de razonar con la gente e informarles de los tristes resultados de la lascivia. No es en vano, pero a pesar de lo que decimos, muchos seguirán dando rienda suelta a sus pasiones carnales.

La otra manera de batallar en esta lucha es a través de evangelizar. Una conversión verídica resulta en un cambio de vida. Aquella persona no sigue viviendo en la maldad. II Corintios 5:17 dice “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”. Por supuesto así no vamos a hacer un impacto impresionante sobre el mundo. Siempre es más prudente curar la causa de la enfermedad en vez de tratar los síntomas, no más.

En la iglesia primitiva había un plan para ayudar a las viudas. Leemos de esto en los Hechos capítulo seis y I Timoteo capítulo cinco. Hoy en día no vemos tanta necesidad de esto. Muchas iglesias evangélicas ayudan a los de la iglesia que se encuentran con una necesidad económica. El creyente debe estar dispuesto a ayudar a los demás hermanos, especialmente cuando ven que el necesitado está haciendo lo que puede para suplir su necesidad.

No leemos en la Biblia que es el deber del cristianismo aliviar el sufrimiento en el mundo. Es más bien uno de los resultados de la predicación del evangelio. La gran comisión, dada por Jesús es, “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, e del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amen.” (Mateo 28:18-20). Después de hacer discípulos, tenemos que enseñarles “que guarden todas las cosas que os he mandado”. Esto es lo que alivia mucho sufrimiento.

En el tiempo de la Biblia los judíos practicaron lo que se llamaba “hacer limosnas”. Probablemente los creyentes siguieron esa costumbre. No hay ningún versículo en la Biblia que mande a los creyentes hacerlo.

La obligación del creyente, más que nada, es hacia los en su alrededor. I Juan 3:17 dice “Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿como mora el amor de Dios en él?” Gálatas 6:10 dice “Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe”. Leemos que las iglesias en Asia levantaron una ofrenda para aliviar a los creyentes pobres en Jerusalén. Romanos 15:26 dice “Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén”. Esto era para los creyentes, no más. En el plan de Dios, servía también para efectuar más amor y una reconciliación entre los creyentes judíos y gentiles.

Es en vano ayudar a la gente económicamente si no están dispuestos a aceptar la ayuda espiritual. Muchos están dispuestos a aceptar la ayuda de una obra humanitaria, pero no quieren reconocer que tienen una gran necesidad espiritual. Muchos no pueden comprender como una relación con Dios va a aliviar la pobreza. La religión que ellos conocen no hace nada para detener la inmoralidad con su triste resultado.

Muchos hombres, en su ignorancia, piensan que cualquier problema puede ser solucionado con dinero. Vemos esto en los gobernantes que tratan de solucionar problemas sociales con dinero. Las cosas van de mal en peor, pero ellos siguen pensando que, con un poco más dinero, todo va a cambiar. El creyente con su conocimiento bíblico puede ver que los hombres tienen problemas que jamás se puede solucionar con nada más que dinero. Proverbios 14:34 dice “La justicia engrandece a la nación; mas el pecado es afrenta de las naciones”.

Debemos tener un corazón abierto hacia nuestro hermano cuando vemos que él tiene una necesidad. I Juan 3:17 dice que es dudoso que more el amor de Dios en aquel que cierra su corazón contra un hermano que tiene necesidad. Por supuesto, está bien preguntar por qué nuestro hermano tiene esta necesidad. Si es obvio que es por su propia culpa o que él está haciendo poco o nada para solucionar su problema, nuestra obligación hacia él no es tan grande. Hay un límite a lo que podemos hacer. Pida a Dios que él te ayude en tener siempre un corazón tierno y que tenga sabiduría en saber cuándo, cómo y cuánto debe ayudar a los demás.

 

Compartir en Facebook

15 Responses to “El deber de dar y ayudar al necesitado”

Read below or add a comment...

  1. Hero58 says:

    Entonces hermano, donde hay que poner por obra el versiculo:Mateo 25:35-36Porque cuando tuve hambre, ustedes me dieron de comer; cuando tuve sed, me dieron de beber; cuando tuve que salir de mi país, ustedes me recibieron en su casa;
    Mat 25:36 cuando no tuve ropa, ustedes me la dieron; cuando estuve enfermo, me visitaron; cuando estuve en la cárcel, ustedes fueron a verme”.
    at 25:40 “Yo, el Rey, les diré: “Lo que ustedes hicieron para ayudar a una de las personas menos importantes de este mundo, a quienes yo considero como hermanos, es como si me lo hubieran hecho a mí”.
    Mat 25:45 “Entonces les contestaré: “Como ustedes no ayudaron ni a una de las personas menos importantes de este mundo, yo considero que tampoco me ayudaron a mí”.
    Mat 25:46 “Esta gente malvada recibirá un castigo interminable, pero los que obedecen a Dios recibirán la vida eterna.

  2. Calvin George says:

    Agradezco su pregunta. No puedo hablar de parte de mi padre quien escribió el artículo, pero soy testigo de su generosidad hacia personas verdaderamente necesitadas. Mi padre sigue siendo misionero en Argentina desde que llegó hace 37 años, donde mayormente se ha dedicado a establecer iglesias en barrios medio pobres, a diferencia de muchos misioneros. Tengo vívidos recuerdos de ser enviado a pie por caminos de tierra con una bolsa de comida para entregar a una familia necesitada. Mi papá creía en ayudar a gente necesitada sincera. Si la persona pidiendo comida era desconocida, mi papá con frecuencia quería oír su historia, y quedar convencido que su historia era real antes de proceder a ayudarle. A veces mi papá sentía la necesidad de verificar una historia. Por ejemplo, si un hombre venía diciendo, “tengo 6 hijos en casa llorando por comida”, mi papá probablemente le diría, “quisiera visitar su casa y entonces decidiré como ayudarle”. Si en ese caso el hombre no quería que mi papá visitara la familia en la casa, mi papá entonces sospechaba que el hombre estaba inventando una historia, y no estaba tan inclinado a ayudarle.

    Casi siempre cuando mi papá ofrecía ayudar a un desconocido, era con una condición. Esto era para ayudar a evitar abusos. Aquí hay unos ejemplos de casos reales que me vienen a la mente:

    1. Si un hombre ágil pidiendo comida se quejaba de la falta de trabajo, mi papá con frecuencia le ofrecía un trabajito, como lavar su vehículo antes de enviarle a su casa con una bolsa de comida. Nunca era un trabajo exigente como para aprovecharse de la mala fortuna de la persona pidiendo comida.
    2. A mi papá no le gustaba si sospechaba que el hombre de la casa enviaba a sus hijos o mujer a la calle a mendigar sin que él haga nada. Si él notaba eso, exigía que el hombre de la casa viniera para hacer su petición directamente.
    3. Con frecuencia mi papá exigía que la persona visitara la iglesia para recibir ayuda. Una persona típica desconocida que venía pidiendo comida oiría a mi papá decir, “esta noche tenemos culto en la iglesia. Si vienes, te envío a casa con comida cuando acaba el culto”.

    En fin, no podemos ayudar a todos. Cristo dijo, “siempre tendréis pobres con vosotros”. (Mat. 26:11) Nuestro dinero y capacidad para ayudar está limitada. Por tanto tenemos derecho a decidir quién merece más nuestra ayuda.

  3. Anonymous says:

    Dios te bendiga! yo entiendo esa posicion de la que hablas… el señor me bendijo a mi y a mi esposo, como eramos nuevos creyentes y no conociamos tanto de la palabra ademas de la falta de sometimiento de la carne llegamos a pecar en cuanto a lo que hablaste, no ayudamos a unas haitianas que se ponen a mendigar con muchisimos niños pequeños (tengo que decir que desde antes de convertirme siempre se ha dicho que los alquilaban para pedir en la calle) entonces un dia andaba yo sola y me entre en una panaderia y una niñita estaba en la puerta y me dijo que tenia hambre. Inmediatamente yo cuando entre le compre comida y bebida y se la di, y la mujer que andaba con ella pidiendo mas adelante vio cuando le di la funda de comida a la niña y espero como 20 minutos a que yo saliera de la panaderia (yo estaba comiendo dentro) solo para pedirme dinero cuando yo saliera, claro esta yo la vi durante esos 20 minutos porque la panaderia tenia cristal y se veia la calle. nada mas le dije> estabas esperandome a mi? y ella asintio… pero realmente por dentro me senti horrible porque senti que se estaba aprovechando de mi, ya que yo soy una mujer blanca extrangera en republica dominicana y eso en este pais suele indicar que tengo aunque realmente no sea asi. senti tanta impotencia dentro de mi, vi su abuso. y le di muy poco dinero por eso mismo. (aclaro, que me siento muy arrepentida pues antes de salir de la panaderia habia seleccionado lo que le iba a dar ya que estaba enojada con ella por que estaba abusando de mi aprovechando que habia visto la funda de la niña y que esperara todo ese tiempo a que yo saliera) le di un peso y me miro con una cara muy enojada por la cantidad de dinero que le habia dado!

    Ocurrieron otros casos mas, como drogadictos, niños que esnifan droga y que fuman incluso niños que son mandados por los padres para conseguir dinero para bebida. Entonces despues de ver este tipo de casos tambien quisiera saber en que grado de ayuda debo ayudar, ya que no quiero pecar nuevamente pues a mi esposo le costo el trabajo y nuestra estabilidad economica se fue al traste pero Dios en su misericordia nos perdono porque nos arrepentimos de corazon de no ayudar a algunos hermanos y no dar dinero siempre que nos lo pidieron en la calle personas como las que te he comentado.

    Y realmente tu escrito fue bueno pero el comentario del hermano sobre Mt 25:35, me recuerda tambien a lo que yo pase y lo que no debo volver a hacer, por eso quisiera que me aclaras que hago cuando aparecen casos asi como los que te he comentado, porque tambien me viene gente pidiendo dinero para no encender gomas enfrente de mi casa o incluso comprar gasolina para hacer huelgas pero me siento atada por la palabra. Porque Dios no se contradice a si mismo. y Dios dice en su palabra que al que te pida dale…

    • Miguel Angel says:

      buenas noches, es importante pensar que no toda ayuda debe ser obligatoriamente económica. muchas personas se aprovechan de su condición para pedir dinero únicamente, esto se convierte en costumbre, hasta en negocio, pero, primeramente hay que brindar una ayuda espiritual, compartir la palabra de Dios, conocer la necesidad de la persona,.. si al primero que pida le das dinero sin conocerlo en lo mas mínimo, entonces no estas haciendo la gracia en la benevolencia de Dios, simplemente se convierte en una limosna sin fundamento, sin un fin especifico, puede estar siendo convertida su colaboración en una ofrenda a satanás, si esta tiene fines diferentes a los de la benevolencia.

  4. hola,yo tengo muchas dudas soy cristiana y la verdad quisiera saber si estoy mal o no, no se que hacer, yo tengo un grupo de 8 jovenes que tengo a mi cargo uno de ellos.sufrio un problema su hermano anda en malos pasos,pero no vive con ellos,pero un dia detuvieron a este joven y a su mama, me avisaron los vecinos de lo sucedido y luego mas tarde me habla su papa que le habian hablado diciendole que ivan a matar a su hijo y a su mujer yo la verdad me angustie tanto que todos los hermanos que los conocemos a esta familia,oramos por ellos yo estaba inconsolable,le pedi a Dios que me diera una señal que este chico estaba bien con vida y poco despues de mi suplica a Dios sono mi telefono de mi casa diciendome que se encontraba un joven y que habia dado este numero,que si yo lo conocia fuera haber el problema de este joven porque estaba detenido por delito contra la salud,y entonces pues di gracias a Dios porque al menos sabia que estaba bien,pero ahora venia lo bueno que iva hacer yo su papa de este joven se puso tan mal que no pudo presentarse para buscar a su familia,entonses me deje llevar por el espiritu santo por que Dios y yo sabiamos que era una mentira lo que decian de este joven,y mi esposo me a compaño y lo buscamos hasta dar con el y gracias a Dios lo pude ver por que ñla persona que lo tenia a cargo era una mujer cristiana y creo que Dios me facilito las cosas yo hable con la persona le a clare mis razones por el cual yo lo busque,entonces al tercer dia me lo entregaron a mi por que su otra familia tuvieron miedo de ir y presentase como familia que eran y sin fianza me lo entregaron,luego su mama salio pero con fianza,su mama se quedo en casa de su mama y el joven se quedo en mi casa por temor,tenia mucho miedo pero ya paso un mes que el esta en mi casa la verdad yo estoy muy encariñada con este joven,y la verdad yo tengo un hijo soltero y no me gustaria que el estuviera en un problema y nadie me lo ayudara por eso soy asi,por mis hijos,tengo una casada que vive fuera de acapulco,y dos gemelas de 15 años y un varon de 22 años y mi esposo mi apoyo,gracias a Dios.las personas que viven en mi misma colonia,dicen que esta mal,que este este joven en mi casa y el pastor de la mision me dice que ya tengo que mandar con su mama al joven por lo que critican y la verdad yo no siento ese deseo me siento mal dentro de mi,y me pregunto que es lo que predicamos donde esta el amor que predicamos que hago el joven lo mande con su mama y estan todos a bolados en ese departamento y yo no me siento bien me duele mi corazon por que el joven se fue llorando y me decia que no se queria ir, vi su mirada triste yo llore su ida y no me gustaria que le pasara algo malo,que hago a consejame antes de caiga en confucion por no veo bien la manera de como siendo cristianos tienen ese sentir frio,estoy confundida ayudenme.

    • Silvia Viquez says:

      Herma no tiene que sentirce mal usted los ayudo ellos tienen que aprender a vivir como familia y tu con la tulla esta bien que les ayudara y que tu esposo este de acuerdo . Pero haora vive tu vida en Cristo no podemos tener otra familia en nuestra casa por que necesitamos nuestro espacio he visto familias que por tener otras familias en casa por ayudarles, ,se an destruido su hogar . Y es bueno ayudar a otros pero sin destruir mi familia bendiciones

  5. gracias por enseñar a servir a los demas

  6. marbe says:

    Dios le continue bendiciendo.
    Su articulo muy acertado.

    Estamos orando a Dios nuestro Señor por dirección, para visitar a unas perdonas a quien amo. Y estan en necesitadal económica pero mas espiritualmente
    Un joven que cree ser homosexual y una mujer que esta pasando por divorcio ambos conocen de Dios pero no le siguen.

    Deseamos ayudarles, pero no estorbar en el proceso de restauración.

    PARA LLEGAR A LA TIERRA PRPMETIDA PRIMERO DIOS PERMITIO QUE EL DESIERTO.

    En el amor de Dios seguimos orando para ser INSTRUMENTOS utiles en manos de Dios

  7. JRodriguez says:

    Dios les bendiga a todas yo en mi personal no soy bautizada aun estoy punto de hacerle pero creo en Dios y creo en Su poder y se K el nos puede guiar Paso a Paso en El proceso de bendecir a otros,yo ahora mismo estoy planeando involucrarme con gente K vive en la calle conocer y aprender a donde bus car Les para poder dar un poco de Lo mucho K mi señor me ha dado llevarles alimento,ropa para K se cubran no dinero mi meta es ganarme Su confianza Su atencion y entonces hablarles de Lo maravilloso y bueno K mi Dios ha sido conmigo pero hacer ayuno y oracion para K el señor ponga frente a mi a personas realmente necesitadas pork no dudo el gran poder de mi Dios y de LA oracion y se K el me llevara y me guiara a esas personas ,me parece comodo y egoista el cerrar los ojos a LA realidad K Tanta gente sufre acaso no es Dios protector del huerfano,de LA viuda,del oprimido del K sufre???y no hay un Dios que nos Manda a ver por ellos??talvez no Podamos cambiar El mundo pero si podemos hacer K el hambriento deje de tener hambre por una noche y Eso estoy segura K a mi Señor Lo llenara de alegria yo me pongo a pensar que hubiera sido de mi si el se hubiera mostrado tan indiferente a mi dolor y sufrimiento mas bien seamos imitadores de El y dejando de escudarnos en K no podemos cambiar El mundo mas bien utilicemos Las armas K el nos da para hacer un cambio Mientras tengamos la oportunidad dejemonos guiar por Su santo espiritu y en oracion encontraremos K camino seguir para llegar a esas personas K nos necesitan al menos el Dios en quien yo creo es todo Amor y todo poder toda misericordia.

    • regina delvalle says:

      hola soy regina delvalle soy una madre de familia que ve mucho sufrimientos en la calle mendigos pidiendo algo para comer siento compacion por ellos les doy algunas monedas y me siento vien yo tanvien soy una mujer humilde le doy lo poco que tengo por que me gusta ayudar alos nececitados aunque los hermanos de mi congregacion me dicen que no devo aser eso que solo devo ayudar ala gente pobre de mi congregacion si eso fuera verda por que en la biblia escrita en 1 de juan 3 v17 dise pero cualquiera que tenga los medios de este mundo para el sosten de la vida y contenpla asu hermano pasar nececidad y sin enbargo le cierra la puerta de que manera permanece el amor de Dios en el no amemos de palabra ni con la lengua sino en echo y ve
      rda

  8. Martha says:

    Buenas tardes, lucho con esta duda y quisiera que me ayude.. hace unos años asistimos con mamá a una iglesia y una mujer de edad comenzó a asistir y pedia dinero a los hermanos, y luego de un tiempo que no le siguieron ayudando se fue haciendo malos comentarios de las personas porque no le ayudaban..

    mi mamá le daba dinero de vez en cuando pero ella sigue pidiendo y cuando le intentamos hablar del Señor nos evade y nos cierra el comentario despidiéndose o con cualquier otra cosa.

    Que debemos hacer? mi madre muy de vez en cuando la visita y vive en precarias condiciones con sus hermanos mas no les vemos nada de interés por oir de Dios..

    • mario hernandez alvarez says:

      hola ; mi nombre es mario , creo que lo mas comveniente que deberian hacer a mi punto de vista es , no dar dinero , mas si tu intencion es ayudar a estas personas creo que lo mas conveniente es dar alimentos , ya que al dar dinero se vuelve un vicio insaciable y no se sabra para que lo estan utilisando dar alimentos y medicamentos eso es lo mas viable

  9. teresa says:

    Que hermoso ayudar al necesitado. Cuando una lo hace de corazon sentimos un gozo inexplicable. Bien por aquellos que lo hacen desinteresadamente. Recuerden que lo que hace la mano derecha la izquierda no lo debe saber. BENDICIONES.

  10. Dios les bendiga. Yo impulso desde mas de 15 años lo que Llamamos Festiniños. Es una fiesta de amor, de regalos, de comida, de juguetes, de Evangelismo que hacemos cada fin de año e inicios del otro. Uno es fiesta de navidad y el otro es Escolar. Es todo el equipo de estudio para niños y niñas en edad escolar o de estudiante. Mi slogan es. SI NO LO HICIERON CONTIGO CUANDO ERAS NIÑO, SI NO TE AYUDARON, SI NO TE DIERON UN JUGUETE, SI NO TE LLEVARON ALEGRÍA, HAZLO AHORA CON ELLOS, CON LOS NIÑOS QUE TENGAN LA MISMA CONDICIÓN QUE TUVISTE. Eso nació después que Cristo vino a mi corazón. En Cristo cualquier situación que hayamos sufrido cuando nino, servirá para bendición de muchos. Esto lo hacemos para llevar la Alegría de Jesús a los niños. No tuvimos un juguete, llevemos juguetes, no tuvimos una fiesta de navidad, llevemos una fiesta de navidad, no tuvimos zapatos, demos zapatos, no tuvimos mucha ropa buena y bonita, demos ahora ropa buena y bonita, no tuvimos muchos cuadernos, lápices , colores y mochila, demos cuadernos, lapices, colores y mochilas y si nadie te ayudo a ti cuando ninos, hazlo ahora que Cristo te salvo y te dio la vida y te hizo feliz. Esa es la razon de dar y extender la oportunidad para que otros inviertan en un nino o nina, porque cuando lo hacemos AFECTAMOS POSITIVAMENTE TODA UNA VIDA.

  11. YINNI MIXAMIE CASTILLO says:

    Es importante dar la mano al necesitado y mas si son nuestros hermanos, tenemos que ser humildes como Jesús tenemos que adoptar su carácter, corazón, humildad, y sobre todo su amor .

Responder a Anonymous Cancelar respuesta

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*