El Magnificat de María

Lucas 1:46-56

Intro.

Después de la visita del ángel, María hizo un viaje a una pequeña aldea en las montañas para visitar a su prima quien el ángel había dicho estaba también encinta.  Fue allí en la casa de su prima que María pronunció lo que se llama el magníficat.  Aquí en Lucas capítulo uno encontramos la porción más amplia en cuanto a María y lo que ella dijo.  De lo que dice allá, nosotros debemos aprender que es nuestro deber también regocijarnos en Dios.

I. Porque es el anhelo de Dios exaltar a los humildes.

A. Ella se maravillaba que Dios había escogido a ella.

1) Algunos eruditos piensan que esta palabra sugiere que ella, y quizás su familia, por alguna razón, fueron menospreciados por los demás parientes. Ella no se destacaba entre ellas de ninguna manera.
2) Sin duda, ella era una mujer piadosa.
3) De una familia poco conocida.

a) Pobres.
b) Gente común.
c) Obreros.

B. Hay otros ejemplos en la Biblia en que Dios escogió a los humildes.

1) Moisés – Un pastor.
2) David –  Pastor.
3) Pedro – Pescador.
4) Pablo – Armador de carpas.

C. Es lo que la Biblia dice.

         1) Prov. 3:34
2) Santiago 4:6

II. Porque Dios hace cosas grandes para los suyos.

A. El hizo grandes cosas para María.

1) El de ser madre del niñito Jesús.

a) No es correcto llamarla “madre de Dios”.
b) Ella era madre de Jesús en su aspecto humano.
c) Es un honor que ninguna otra mujer jamás tendrá.

2) Todas las generaciones llaman a ella bienaventurada.

a) Dichosa.
b) Muy afortunada.
c) Esto no es igual con adorarla.
d) Decimos también que Pedro era bienaventurado.

B. Dios ha hecho grandes cosas por nosotros.

1) En salvarnos.
2) En cambiar nuestra vida.

C. Dios tiene mucho más que quiere hacer para nosotros.

III. Por la grandeza de su misericordia.

A. A los que le temen.

1) Los soberbios no saben nada de la misericordia de Dios.
2) Dios es misericordioso cuando él quita de nosotros el castigo que merecemos.
3) La salvación es por la misericordia porque merecemos morir.

B. Dios tiene misericordia por los que están menospreciados por el mundo.

1) Los egoístas fariseos maldecían y perseguían a Jesús y a sus discípulos.  Ellos se fueron a conquistar el mundo por Cristo.  ¿Dónde están los fariseos ahora?
2) I Cor. 1:26-27
3) Los egipcios trataban de reprimir a los judíos pero el Señor bendijo a ellos y destruyó el Faraón y su ejército en el Mar Rojo.

C. Salmo 25:14  “La comunión íntima de Jehová es con los que le temen”.

1) Dios revela cosas a ellos de las cuales los demás no saben nada.
2) El manifiesta su poder a ellos.
3) El satisface sus deseos.

a) Porque sus deseos son agradables a él.
b) A veces reciben bendiciones que nunca esperaban.
c) Satisface a los hambrientos de bien.

1. Los que siguen al Señor siempre tienen gozo.
2. No tienen todo lo que quieren pero por lo menos tienen gozo.

d) Envía a los ricos vacíos.  Apoc. 3:17

1. Piensan que son ricos y nosotros pobres.
2. Llega la hora de la reunión y chicos en frente que no quieren entrar piensan; que afortunado estoy que no tengo que ir.  No entienden que la gente viene porque quiere.
3. Un día van a darse cuenta de su equivocación.
4. Hay riquezas que no se compran con oro y plata.
5. Cuando sean enviados por el Señor estarán sin ninguna posibilidad de volver y aprovecharse de lo que rechazaron.

D. Su misericordia es de generación en generación.

1) Nuestros padres se gozaron de ella.
2) Podemos ofrecerla a nuestros hijos.
3) Dios tiene un depósito de misericordia que nunca se agota.

Conclusión

María alaba al Señor por estas razones y nosotros debemos hacer lo mismo.  En vez de alabar a ella, debemos seguir su buen ejemplo y alabar a su Señor.

El Magnificat de María – Parte II

Lucas 1:46-55

Intro.

Esta fue la expresión de María en su gratitud por lo que el Señor iba a hacer por ella.  Ella pronunció estas palabras en la casa de su pariente.  Como fue escrito e incluido en las Escrituras no se sabe.  Era por la dirección de Dios.  Ella fue consciente de su bajeza (v. 48).  Esto no quiere decir que era ignorante.  Ella había recibido una buena educación y tenía mucho conocimiento de la historia de sus antepasados.  Ella engrandeció a Dios.  Hay muchos que andan diciendo, “gloria a Dios”.  La manera mejor de hacerlo es por proclamar lo que él ha hecho.

Prop:  Usted debe engrandecer a Dios.  ¿Cómo?

I. Podemos glorificar a Dios con nuestro testimonio.

A. María testificó de él.

1) “Mi espíritu se regocija en Dios”.

a) Tenía gozo.
b) La encontró en su relación para con Dios.
c) El mundo está buscando gozo.
d) Es más que un sentimiento de éxtasis.
e) Es un sentimiento profundo de tranquilidad y satisfacción.

2) Dios la bendijo a pesar de su bajeza.

a) Dios no es únicamente el Dios de los ricos.
b) Ama igualmente a los pobres.
c) Nosotros no debemos tener vergüenza de nuestros amigos y hermanos porque viven en la pobreza.
d) Dios eligió, usó y bendijo a muchos que vinieron de un trasfondo humilde.  v. 52.  “Exaltó a los humildes”.

1. David – pastor.
2. Gedeón.  Jueces 6:15

e) Debemos proclamar lo que Dios ha hecho por nosotros.

1. A pesar de nuestra bajeza.
2. A pesar de lo poco que hemos hecho por él.
3. No debemos poner la mira en nuestra bajeza.

a. Es debilitarnos.
b. Ponga la mira en Dios.

4. “Me ha hecho grandes cosas”. v. 49

f) Debemos pensar en lo que tenemos por la bendición de Dios.

1. María se dio cuenta de que todas las generaciones iban a llamarla bienaventurada.

a. No quiere decir que iban a rendir culto a ella.
b. No quiere decir que iban a venerarla.

2. Si somos salvos, nosotros también tenemos un futuro glorioso.  Piensa en lo que será.

II. Debemos proclamar su misericordia.

A. Es favor no merecido.

1) No merecemos nada de Dios.
2) Dios no tiene ninguna obligación hacia a nosotros.

B. Todo lo que Dios hace por nosotros es por su misericordia.
C. De generación en generación.

1) Lo que hizo por mis padres, hará para mí.
2) Lo que hizo por mí, hará para mis hijos.
3) Lo que hace por mis hijos, hará por mis nietos.

D. Es misericordioso a los que le temen.

1) Colma de bienes a los hambrientos. v. 53
2) Socorra a sus siervos. v. 54

III. Debemos proclamar su poder. v. 51

A. El hace proezas con su brazo.

1) Debemos reconocer la mano de Dios en lo que sucede en el mundo.

a) No fue por casualidad.
b) No fue por el poder de ejércitos o las naciones desarrolladas.

2) Él puede quitar el poderoso de su trono.

B. Él confunde a los soberbios.

1) Dios no figura en sus pensamientos.
2) Dicen cosas necias y el mundo lo acepta como algo científico.
3) La sabiduría de este mundo perece.  I Cor. 2:5-6

Concl.

Debemos aprender de María como engrandecer a nuestro Dios.
Para algunos, Dios ni aún existe.
Para otros, él no importa mucho.
Para nosotros, él debe ser de suma importancia.

Debemos proclamar lo que él ha hecho.  Esta obra no es únicamente para los grandes.   María era una sierva en bajeza pero lo hizo.  Nosotros podemos y debemos hacerlo también.

Compartir en Facebook

2 Responses to “El Magnificat de María”

Read below or add a comment...

  1. Maria Rosa Romero says:

    Magnífica su explicación, pero realmente la interpretación me parece muy subjetiva.

  2. Juan Carlos Emanueli says:

    La ultima vez que es nombrada es en Hechos cap 1. Si fuera cierto que es la “reina del cielo” debería ser nombrada en Apocalipsis. Muy buen articulo. Bendiciones

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*