El motivo supremo para obedecer (bosquejo)

Juan 14:15-24

Intro.

¿Qué precisa para animar a los creyentes a caminar muy de cerca a Dios?

1. ¿Es la esperanza de disfrutar de las ricas bendiciones de Dios?
2. ¿Es por el temor del castigo de Dios si no le obedecen?
3. ¿Es la esperanza de ser alabado por los demás cristianos?

Estoy seguro que hay cristianos que intentan vivir la vida cristiano lo mejor posible con estos motivos y con otros parecidos.  La porción que hemos leído nos da un motivo más alto por seguir a Jesús.  Cualquier motivo menos que este motivo va a resultar en disoluciones.

I. Disoluciones por motivos falsos.

A. La esperanza de la bendición de Dios.

1. Sí, la bendición viene.

a. En parte por hacer lo que es recto y bueno.
b. Viene de Dios también.  Salmo 128:1
c. Es egoísta: Dar por lo que espera conseguir.

2. Lo que Dios manda no es siempre agradable.  Rom. 8:28

B. El temor del castigo.

1. Así es por obligación.
2. Llega a ser un esclavo.
3. Así Dios llega a ser un déspota.

C. La esperanza de alabanza.

1. Es un motivo egoísta.
2. Debemos reconocer a los demás creyentes por el bien que hacen.
3. Muchas veces los creyentes van a fracasar en hacerlo.
4. Aun algunos van a criticarle y decir que tiene un motivo deshonesto.

II. El amor es el motivo supremo.

A. En toda la Biblia el amor es exaltado.

1. Rom. 13:10
2. I Cor. 13:1-13
3. La palabra “amor” aparece 280 veces en la Biblia.

B. El buen resultado del amor.

1. Guardamos su palabra. v. 23

a. Así sus mandamientos no son gravosos.  I Juan 5:3
b. Lo hacemos porque, más que nada, es lo que queremos hacer.

(1) Esto nos da el nivel más alto de libertad. Juan 8:36, Gál. 5:13-14
(2) Así tenemos gozo.  Juan 16:24
(3) Así podemos identificar con David en el Salmo 40:8

2. Seremos objetos del amor de Dios el Padre. v. 21
3. Elimina lo gravoso.

a. No es repugnante.
b. No es un asunto de cumplir con ritos y reglas.
c. No es obligación.

4. Dios morará con nosotros. v. 23

III. Motivos por amar a Dios.

A. El de amar a Dios parece ser extraño a la mayoría.

1. Dios no está en ninguno de sus pensamientos.
2. Dicen, ¿cómo podemos amar un ser que no hemos visto?  I Pedro 1:8
3. Su concepto de amor no va más allá de lo romántico y el sexo.

B. Le amamos porque él nos amó primero.  I Juan 4:19

1. Aun siendo pecadores.  Rom. 5:8
2. Aun siendo enemigos.   Rom. 5:10
3. Tanto que dio a su hijo por nosotros.  Juan 3:16

C. Amor por él aumenta por meditar en lo que él ha hecho por nosotros.
D. Mi anhelo, más que nada, para ustedes:

1. No es que asistan fielmente las reuniones.
2. No es que lean su Biblia todos los días.
3. No es que anden testificando de Cristo por todos lados.
4. No es que siempre sean un buen testimonio y un buen ejemplo de lo que es ser un buen cristiano.
5. Es que amen a Dios.  Marcos 12:30

a. Si aman a Dios así, van a hacer todo lo demás.
b. Tengo que preguntarme, ¿qué debo hacer para animarles a amar a Dios como les corresponde?

(1) Animarles a pasar más tiempo con Dios.
(2) A levantar a Jesús delante de ustedes para que le vean en todo su gloria.

Concl.

Nuestra falta de amor por Dios es una manifestación de un corazón duro. Nuestra rebeldía manifiesta nuestra falta de amor por Dios. Juan 14:24. No se puede amar a Dios demasiado.  Entregase a Dios de todo corazón.

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*