El mundano (bosquejo)

Mateo 6:19-24

Intro.

Esta es una porción de la Biblia que se trata de lo que es ser mundano.  Por regla general, pensamos que ser mundano es vivir únicamente por este mundo.  Es tener todos sus anhelos y esperanzas relacionados con este mundo.

Este mundo tiene una atracción que llama tan fuerte que la gran mayoría no encuentra ningún otro motivo por la vida.

I. La mundanalidad es una actitud.

A. Una actitud del corazón. v. 21

1) Donde su tesoro está, allí estará también su corazón.
2) Más que nada, es la cosa por la cual vivimos.

a) Muchas veces es iluso.
b) El corazón es engañoso.  Jer. 17:9
c) Pensamos que estamos viviendo por un motivo noble.
d) Lo que realmente nos importa es algo distinto.

B. Es su actitud hacia la vida.

1) Hacia las cosas de este mundo.
2) Hacia las cosas de Dios.
3) Somos mundanos por nuestra manera de pensar, no por lo que hacemos.

a) Lo que hacemos es una reflexión de nuestros pensamientos.
b) Lo que hacemos nos caracteriza como un mundano.

4) Tenemos que tener el corazón puesto en un tesoro digno.

a) Eccl. 2:3
* ¿Qué pensaría de un hombre que pasa todo su tiempo libre buscando latas de aluminio?
b) Si pasamos la vida viviendo por un motivo indigno, no podemos volver a vivirla.  Aun un día perdido así está perdido para siempre.

II. El consejo de Jesús en cuanto a la mundanalidad.

A. No hagáis tesoros en la tierra.

1) Porque se corrompen.

a) Todo lo terrenal es provisorio.
b) Se deteriora.
c) La ropa por la polilla.

1. Para el judío, su riqueza estaba en su ropa.
2. La polilla siempre era una amenaza.
3. Era ropa de lana.
4. No tenían insecticidas.

d) En los metales el orín. (óxido)

1. No tenían mezclas de metales.
2. Todavía las cosas deterioran. (Artículos del hogar, un auto).

2) Porque las roban.

a) “Ladrones minan y hurtan”.
b) Pobre es el hombre que vive por lo que puede ser robado.

1. Sí, nos trae angustia si roban algo de nosotros.
2. Una parte de mi vida estaba invertida en lo que robaron.
3. Si lo que robaron era mi propósito en la vida, peor todavía.

B. Debemos hacer tesoros en el cielo. v. 20

1) Porque estará seguro allí.
2) Porque estará allí  para siempre.
3) Lo que precisa para hacer esto:

a) La seguridad de que vamos a estar allí un día.
b) Gozo y satisfacción en hacer ahora lo que guarda tesoro en el cielo.
c) ¿Cómo podemos hacer tesoros en el cielo?

1. Dedicar nuestros talentos al bienestar espiritual de los demás.
2. Dar de lo que podemos a la obra del Señor.
3. Allí en los cielos, ellos van a alabarnos por toda la eternidad por lo que hemos hecho por ellos aquí en la tierra.
4. Esto va a ser nuestra alabanza que podemos dar a Dios.
*  Allí, delante del trono, voy a mencionar una y otra vez el nombre del hombre que tuvo mucho que ver con mi salvación.

III. Los peligros en cuanto a la mundanalidad.

A. El de tener un ojo maligno.

1) Se trata de su manera de pensar.
2) Si nuestros valores están torcidos, la vida será torcida también.

a) Sus valores dicen, “esto es importante.  Hágalo”.
b) Un ojo maligno dice, “esto es el camino mejor”, cuando no es.

3) Los que sufren por la depresión.

a) Lo que sus ojos ven no es agradable.
b) Parece que no hay esperanza.
c) Todo parece oscuro.
* Prefieren quedarse en la cama con los ojos cerrados.
d) Resulta de tener los ojos puestos en un tesoro que no es digno.

1. Puede ser un tesoro demasiado alto.
2. Puede ser uno demasiado mezquino.

B. El de intentar servir dos señores.

1) Hay muchos cristianos que intentan hacerlo.

a) Resulta en frustración.

1. El de servir a Dios nos impide de conseguir riquezas o cuidar lo que tenemos.
2. El de servir las riquezas nos obliga a descuidar nuestra relación para con Dios.

b) Ellos quieren los dos a la vez.
c) Mateo 6:33

2) Jesús dijo, “No podéis”.

a)  No es “no lo hagáis”.
b) Es que es una cosa imposible.

3) Tenemos que elegir entre uno de los dos.

Concl.

Col. 3:2 “Poned la mira en las cosas de arriba”. Con la actitud debida, es posible disfrutar de lo mejor de los dos mundos, o sea la vida presente y la por venir.

Es muy posible que los únicos tesoros que tendremos en los cielos serán los que guardamos allá en esta vida.  ¿Qué está guardando allí?

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*