El porqué de no mantener iglesias con dinero extranjero

I. Es la responsabilidad de una iglesia a proveer, en lo que sea posible, por sus necesidades.

Dinero extranjero no se consigue sin compromisos. ¿Quién va a asegurar que la iglesia cumpla con sus compromisos? Si hay una persona que maneja los fondos, y tiene que ser así, en efecto, aquella persona maneja a la iglesia. Mientras que es así, la iglesia no va a ser independiente. La iglesia siempre tiene que conformarse con la persona que maneja los fondos. Si no, él va a cortar el sustento.

II. Dios quiere que las iglesias tengan su plan misionero.

Su fin es el de evangelizar y establecer iglesias nuevas, no el de mantenerlas. Las iglesias que sostienen un misionero piden, y con razón, que el misionero forme una iglesia y que la deje para ir a otro lado y formar otra. Él no puede estar para siempre con la misma iglesia. La meta del misionero debe ser el de poder dejar la iglesia a seguir sin su ayuda para poder ir y formar otra iglesia.

Esta transición es parecida a un joven que llega a la edad de formar su propio hogar, o por lo menos encontrar un trabajo y mantenerse sin la ayuda de sus padres. Hasta aquel momento él siempre miraba a sus padres para todo. Sus padres pagaron por sus estudios, le compraron ropa, comida; tenía todas las comodidades de la casa. Ahora sus padres quieren que él comprenda que es su deber trabajar y pagar por sus gastos. A veces el joven se enoja con sus padres si no están dispuestos a comprarle esta o otra cosa. Si él se casa, puede ser que tiene que alquilar una casa humilde y vivir sin muchas de las comodidades que sus padres tienen. Siempre hay la tentación de ser celoso de ellos. Puede ser que sus padres van a seguir ayudándole en algo pero él tiene que darse cuenta de que su bienestar no depende ahora de sus padres. Él mismo tiene que esforzarse.

Así que, una iglesia joven no puede quedarse para siempre dependiente del misionero que la formó. No es que él es tacaño o que la iglesia no le importa más. Él piensa como el padre que dice, “Mi hijo tiene que aprender a vivir sin mi ayuda”.

III. Pablo luchaba con este problema también. II Cor. 11:8, I Cor. 9:9-14

Pablo pensaba que hizo mal en aceptar sustento de otras iglesias para poder servir gratis a la iglesia de Corinto. Así ellos no aprendieron a cumplir con su deber de sostener el siervo de Dios. Pablo dice que él no usó su derecho entre ellos, o sea que no insistió que ellos le sostengan para no poner ningún obstáculo al evangelio.

IV. La iglesia joven tiene que mirar a Dios y suplicarle por sus necesidades.

II Cron. 16:9 “Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él”.

Mientras que es posible por una iglesia se apoye sobre un fondo monetario extranjero no tiene que confiar en Dios. Tampoco sienten los hermanos la necesidad de ofrendar y diezmar. El hombre, por naturaleza, busca la seguridad. Pensamos que aquel que no tiene que preocuparse por sus necesidades es muy afortunado. Esta mentalidad se encuentra en una iglesia también. En vez de confiar en Dios, parece más lógico buscar un fondo monetario inagotable para pagar los gastos de la iglesia.

V. Cada iglesia grande, una vez, era una iglesia joven luchando con todo para seguir adelante.

Llegó a ser grande por tres razones. Son las siguientes:

A. Los hermanos se esforzaron a salir y buscar a los perdidos, ganarlos a Cristo, y añadirlos a la iglesia. La iglesia siguió creciendo más y más.
B. Los hermanos confiaron en Dios y oraron que Dios supla, no únicamente las necesidades de ellos y sus familias, pero también, las de su iglesia. De una forma u otra, Dios contestó sus oraciones. Fil. 4:19
C. Los hermanos ofrendaron y diezmaron, aún a veces de su pobreza. El hecho de que tenían pocos ingresos no desanimó a ellos de compartir una buena parte con Dios.
D. Estas 3 cosas son la clave de una iglesia creciente.

VI. Si fuese posible mantener una iglesia con un fondo monetario extranjero, esto en si, no va a asegurar el crecimiento de la iglesia. Al contrario, puede resultar en el estancamiento de la iglesia. Así los hermanos no tendrán que esforzarse a trabajar ni confiar en Dios.

Concl.

No es que una iglesia nunca debe recibir ayuda extranjera. Se debe hacer con mucho cuidado. Debe ser de tal forma que la iglesia no llegue a depender de esa ayuda. Puede ser por una crisis, y si es así debe ser bien aclarado con la iglesia hasta tal punto va a recibir la ayuda. Puede ser también para un proyecto especial para facilitar la iglesia. Los problemas más graves vienen cuando la iglesia recibe esta ayuda para solventar sus gastos mensuales.

En este asunto, precisa entendimiento claro de las dos partes, o sea por parte de las iglesias y los misioneros. El misionero tiene que tener paciencia con una iglesia hasta que ellos lleguen a entender y aceptar su deber y la iglesia tiene que entender que los misioneros tienen en mente el crecimiento y bienestar de la iglesia.

 

Compartir en Facebook

7 Responses to “El porqué de no mantener iglesias con dinero extranjero”

Read below or add a comment...

  1. Josè Ramirez Fts says:

    saludos hermanos
    yo soy misionero
    y este material en particular es de gran ayuda
    “las cosas como son”
    es bueno tener sentido comun y disernimiento.

    una pregunta:
    tienen material para niños en la E.Dominical

    Dios los bendiga
    Num 6:24-27
    Núm 6:24 Jehová te bendiga, y te guarde;
    Núm 6:25 Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia;
    Núm 6:26 Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.”
    Núm 6:27 Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré.

  2. MARVIN UBA says:

    SI ES BUENO DEPENDER DE UNA MISION COMO LA NUESTRA PORQUE SABEMOS QUE DEPENDEMOS Y ESTAMOS SUJETOS A UNA AUTORIDAD Y CON PRINCIPIOS NO COMO LADRONES QUE NO INFORMAN NADA Y SE ENRIQUESEN

  3. Reyes says:

    En la cd de [editado] algunos pastores bautistas han abierto colegios cristianos al publico en general con dinero de hermanos de Estados Unidos como obra misionera, pero lo que ha sucedido es que las iglesias estan semivacios o mal atendidas y aun los templos se usan como salones de usos multiples para el colegio, por favor hermanos si van a dar dinero revisen que sea utilizado de forma adecuada.
    En una iglesia no se tiene pastor para evitar conflictos con el colegio la iglesia la maneja una familia asi como el colegio utilizando las instalaciones de la iglesia como colegio.
    El dinero de los colegios va a dar directo a las cuentas bancarias de los pastores.

  4. javier martinez says:

    Y que de los misioneros americanos que actualmente tienen iglesias grandes y fungen como pastores y no tienen la intencion de dejar esa iglesia a un pastor nacional, y que los pueden sostener y no lo hacen y siguen recibiendo sosten de las iglesias americanas y gurdan doble membrecia. Espero que atiendan a esta cuestion con honestidad e integridad y no la ignoren por herir susceptibilidades. Gracias

    • Jose Nunez says:

      Nada más cierto!!!!! Roland Allen justamente habla de esos casos donde los misioneros tenían una conducta paternalista con la excusa de no dejar a los nacionales. Y dice muy sabiamente, que muchos nacionales chinos abandonaban el ministerio ante esa conducta de los misioneros, y los que sí eran atraídos eran los que tenían motivos menos dignos. Esto sucedía en 1910. No hay nada nuevo!!!!

  5. Jose Nunez says:

    El 100 % de las iglesias bautistas independientes que están en Argentina fueron financiadas con dinero de Estados Unidos. Muchas de ellas hoy no pueden sostener a ningún misionero, por estar casi vacías, y otras cerradas. En algunas, si el misionero se fuera, no tendrían cómo mantener el edificio. Entiendo lo que dice la Biblia, pero no entiendo por qué sabiéndolo, no lo han hecho. Creo que el error es que las iglesias dependen mucho de los misioneros, y no se desarrollan espiritualmente porque están acostumbradas a escuchar…52 domingos al año. No se preparan discípulos. E muy triste. He participado por 40 años en iglesias bautistas independientes. Tendrían que leer libros como “La expansión espontánea de la iglesia” y “¿Los métodos de Pablo o los nuestros?” escritos por el misionero Roland Allen, a principios del siglo XX.

  6. Hazael Chorro says:

    Hola y deseo muchas Bendiciones.Vivo en El Salvador C.A y pertenezco a Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel y se nos enseña a ir por las almas y trabajar con convicción por la obra de Nuestro Señor Jesucristo “Predicar el Evangelio de Salvación” y cuando hacemos esto Dios se mueve maravillosamente para proveer lo necesario para iniciar las obras en el campo misionero.
    En lo personal estoy de acuerdo con su opinión de “No tener ayuda de extranjeros”
    Si se trabaja ardua e incansablemente en establecer una Iglesia,Dios dará el resto.
    Bendiciones a todos.

Responder a Jose Nunez Cancelar respuesta

*