El sermón del monte (bosquejo)

Mateo 5:1-5

Intro.

El Sermón Del Monte es un mensaje para los que son discípulos. Ser un discípulo es más que ser un creyente o ser salvo. Es ser un seguidor de Jesús. Es:

1. Ser alumno de Jesús. Siempre estudiando como vivir la vida cristiana mejor.
2. Es representarle. Somos su voz en la tierra. Para presentar su plan de la salvación a los pecadores.

Las bienaventuranzas son una lección en actitudes. En este mensaje vamos a mirar a tres de ellas.

I. Los que están turbados por su falta de espiritualidad.

 A. ¿Qué es ser espiritual?

1. Es ser nacido del Espíritu. Juan 3:5-6
2. Sus pensamientos están siendo transformados. Salmo 1:2; Rom. 12:2
3. Es producir el fruto del Espíritu. Gal. 5:22-23

 B. Rom. 7:21-25

* Cuidado con aquel que piensa o dice “Yo soy espiritual.”

1. Nuestra actitud debe ser, “Yo no soy todo lo que debo ser”.
2. “Todavía no he ganado la victoria sobre Satanás en todo sentido”. Fil. 3:13-14

a. El hombre que se piensa espiritual mira atrás y dice, “Mira lo que yo he hecho”.
b. El hombre que realmente es espiritual mira atrás y se siente turbado porque ha alcanzado tan poco de lo que Dios ha puesto por adelante de él.

 3. Es conciente que todavía es un pecador. I Tim. 1:15 Si aún el apóstol Pablo tenía que decir esto, ¿qué puedo decir yo?

 C. Espiritualmente, soy pobre.

1. El mundo me ofrece mucho que no he alcanzado. Sea por mi flaqueza o por desgracias.
2. Dios me ofrece mucho que no he alcanzado.
3. El reino de Dios es para los con esta actitud.

II. Los que lloran.

A. En el griego la palabra “llorar”, que se encuentra aquí, tiene que ver con los que han sufrido la pérdida de un ser querido.
B. Esta es una promesa a los salvos.
C. En tal momento, la actitud de los creyentes debe ser distinta de la del incrédulo.

1. Muchas veces el incrédulo se pone amargo y está enojado con Dios.
2. La actitud del creyente debe ser como la de Job cuando dijo, “Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito”. Job. 1:21

 D. Esta es una de los desastres más difíciles de aguantar.

1. Si perdemos nuestros bienes, podemos trabajar y comprar más.
2. Si perdemos un ser querido, no hay caso.
3. Este, más que nada, pone a prueba nuestra fe.

E. Ellos recibirán consolación. Es la promesa del Dios de toda consolación. II Cor. 1:3-4

III. Los mansos.

A. Son los humildes.
B. Los que no siempre piensan en sí mismo.

* En juegos siempre hay algunos chicos que dicen, “Yo primero”. Yo trato de no dar a ellos el privilegio.

C. Lo que significa la palabra en el griego.

1. Uno que no se enoja fácilmente.
2. Usaron esta palabra para designar un animal domesticado.

a. Un animal que puede ser enseñado.
b. Se dicen de algunas personas, “no se puede enseñarles nada”. No son mansos.

D. Su herencia: En vez de decir “yo primero” y agarrar tan como es posible para sí mismo, él está contento con dejar a los demás tomar la porción mejor; pero, un día, Dios va a darles la tierra y los egoístas van a quedarse con las manos vacías.

Concl.

Debemos evaluar nuestras actitudes a la luz de las bienaventuranzas. ¿Son rectas? ¿Son las que Dios quiere que tengamos? No debemos leer estos versículos con apuro. Son para meditación.

 

Compartir en Facebook

One Response to “El sermón del monte (bosquejo)”

Read below or add a comment...

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*