El yugo desigual

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso”. II Corintios 6:14-18

Nosotros, los creyentes, comúnmente usamos el término “separación” al hablar del tema que encontramos en estos versículos. A veces hay confusión en la interpretación y aplicación de estos versículos. Casi siempre la confusión resulta de un intento de justificar un estilo de vida que no concuerda con las normas que Dios tiene para su pueblo. Muchas veces ellos dicen que esto tiene su aplicación a la relación del creyente con los ídolos. Ellos dicen, “Desde que no tenemos ídolos en el día de hoy, no tenemos que procurar aplicar esta porción a nuestra vida”.

Una nota en la Biblia con notas de Scofield dice, “La separación, en las Escrituras, tiene dos aspectos; Separación de todo lo que es contrario a la mente de Dios, y separarse hacia él mismo.” (Biblia con notas de Scofield p. 1191) El que realmente está entregado a Dios tendrá una aversión hacía a las cosas de este mundo que son contrarias a la mente de Dios.

Jesús dijo que “ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”. (Mateo 6:24) La porción en II Corintios 6:14-18 se trata del yugo desigual. Muchos creyentes se encuentran enredados en un yugo desigual. Están impedidos de servir a Dios como les corresponde porque están llevados adelante por la corriente de este mundo. Dios es celoso. II Corintios 11:2 dice “Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo”. Dios quiere todo nuestro amor. Si amamos este mundo también Dios será celoso. Según I Juan 2:15-16 es posible amar el mundo. “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo”. Es por eso que la separación tiene que comenzar con una entrega total a Dios. Hay un solo yugo que debemos aceptar. Es el yugo de Jesús. En Mateo 11:29-30 Jesús dijo: “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”. Si estamos en un yugo desigual con incrédulos estamos comprometidos a hacer cosas con ellos y por ellos que un creyente no debe hacer.

Es por eso que damos consejo a los jóvenes que no deben entrar en noviazgo con alguien que no tiene las mismas creencias que ellos tienen. Muchos se encuentran en un yugo desigual con un cónyuge incrédulo. Hay un sin fin de angustias cuando es así. A veces resulta porque uno aceptó a Cristo como su Salvador y el otro no. Ellos pueden testificar de sus problemas. No es prudente que un joven creyente quiera casarse con alguien que no es creyente. De igual manera no es prudente para un creyente ser socio con un incrédulo en un negocio. A veces hay problemas.

Debemos aplicar la enseñanza de estos versículos a nuestras relaciones espirituales también. No nos conviene quedarnos en una iglesia cuando nos damos cuenta de que hay falsa doctrina en la iglesia. A veces hay diferencias menores que tenemos que tolerar, especialmente cuando no hay otra iglesia mejor. Cuando hay grandes diferencias y enseñanzas falsas graves estamos ayudando en promover falsa doctrina si nos quedamos en la iglesia. A veces hay los que aceptan a Cristo y se dan cuenta de que su iglesia enseña que la salvación es a través de sus buenas obras y ritos religiosos. Ellos dicen, “No estoy de acuerdo pero, a lo mejor, si me quedo en la iglesia puedo ayudar a los demás en la iglesia a ver la verdad”. Raras veces tendrán éxito. En tal iglesia no van a crecer espiritualmente y no van a tener oportunidad de servir a Dios de la debida manera. El consejo bíblico es “Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor”. v. 17

En estos versículos hay tres palabras claves que nos ayudan en interpretar y aplicar su mensaje a la vida. Son las siguientes palabras. Comunión. La comunión se trata de dos o más personas que tienen mucho en común. Concordia. Esta palabra se usa en hablar de la armonía entre instrumentos musicales. La buena música resulta cuando todos los instrumentos tocan la misma nota a la vez y en la misma escala. Cuando hay un yugo desigual es como si dos personas están tocando instrumentos distintos a la vez pero también están tocando canciones distintas. Acuerdo. El profeta Amos hizo la pregunta; “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo” (Amos 3:3) Él no contestó la pregunta porque es obvio que no pueden andar en armonía.

Uno pensaría que los creyentes deben tener lo suficiente prudencia de saber que no les conviene entrar o quedar en un yugo desigual. Debemos saber que los incrédulos están gobernados por principios distintos. Sus sentimientos son distintos de los nuestros. Los anhelos de ellos no son los mismos y su destino es distinto. Aun sabiendo esto, hay los que intentan andar en un yugo desigual con ellos. Por eso, el Apóstol pensaba que sería prudente incluir este consejo en su segunda carta a la iglesia en Corinto.

Pablo termina con la promesa de la bendición especial de Dios sobre los que se apartan de lo inmundo. No hay honor más grande que el de ser hijos e hijas del Dios omnipotente. Aun un hijo rebelde es un hijo pero parece que en estos versículos él promete recibirnos, reconocernos y honrarnos como sus hijos. Así él puede decir de nosotros lo que dijo de Jesús después de su bautismo. “Este es mi hijo amado, en quien tengo complacencia”. (Mateo 3:17)

Compartir en Facebook

7 comentarios en “El yugo desigual

  1. bendiciones muy interesante de hecho lo citare en mi bibliografia para una conferencia que estoy preparando en el mes de agosto del 2015

    1. muy ejemplar este mensaje , yo llegue al evangelio pero mi pareja no, aun no nos hemos casado y tampoco estamos de acurdo en muchas cosas ella por ejemplo dice que si algún día se convierte lo hará en otra doctrina tenemos muchas diferencia, he orado mucho al señor para pedir su dirección para arreglar mi vida y no seguir en unión libre sino casarme como lo manda el señor jesus, a veces he pensado en separarme y esperar que pasa pero como tenemos una hija por eso me aferro a seguir , pero la verdad para que cambie es que el señor transforme su personalidad de lo contrario siempre vamos a chocar y creo seré un fracasado

      1. 1. hijo no abandone la mujer de su juventud. 2. ella es su mujer lea,la biblia
        Deuteronomio 22:27-28, Provervios5:18. Eclesiastes 9:9

        Mi consejo personal.
        Pidele a DIOS mucho amor por su mujer todos los dias y amela con toda tu alma y todas tus fuerzas. dure 7 años igual que ud y siempre le crei a DIOS y no al hombre sabes por que eso fue lo que yo escogi y esa es mi carga asi que esa es tu carga y DIOS te va ayudar, tu seras ejemplo a muchos. bendiciones ya me e casado 2 veces con la misma y pronto la tercera vez celebraremos las bodas de ORO ESTE SERA EL DIA MAS HERMOSO DE NUESTRA VIDA.
        VIVA LEJOS DE SU FAMILIA Y DE LA DE SU MUJER Y ATIENDA LA VOZ DE DIOS.

  2. Hola, he leido esto miles de veces y que razon tiene el hermano que lo ha escrito, pero e s la Biblia que lo dice claramente,quisiera decirles a los jovenes mi situacion y espero que les sirva como una advertencia de unirse a alguien en yugo desigual, esten pasando por la situacion que esten pasando, no lo hagan les trera mucho dolor y confusion.
    Mi vida ha sufrido un terrible caos y no tengo la oportunidad de comentarlo con ninguna persona, Dios me salvo cuando mi madre un dia despues de varios años sin contacto porque me habia echado de la casa porque no era yo convertida y “su pastora” le dijo que si no me echaba de la casa los demonios la atormentarian siempre, bueno mi madre lo hizo y yo simplemente desapareci y despues de pasar una terrible vida El Señor me salvo supe eso porque fue algo que no pude controlar yo simplemente un dia no deje de pecar y senti que por primera vez podia respirar sin miedo sin temor sin sufrimiento sin culpa, habia poder para dejar de vivir en pecado y ese poder no venia de mi sino de El ya que en otras ocasiones intente cambiar de vida pero nunca pude hacerlo, asi hubo una reconciliacion con mi familia cristiana pentecostes, yo vivia en otro estado y fue que sola busque una iglesia era presbiteriana y los cantos de alli eran muy reconfortantes solo lloraba y lloraba, deje a la persona con quien estaba me mude con mi familia empece asistir con ellos a su iglesia, la pareja a quien decidi dejar me busco y me pidio matrimonio a lo que mi pastora mi dijo que no y que lo alejara de mi y asi lo hice, ( hoy se que es cristiano se caso y predica en una iglesia bautista) bueno obedecia a la pastora ciegamente porque si era de Dios yo debia hacerlo, ella siempre mi inspiro temor nunca paz y amor muchisimo menos pero pues es la ungida del Señor y no podiamos desobedecerla pues Dios nos podia castigar hasta con la muerte, estuve tres años sin entender porque se hacia todo diferente a lo que la Biblia decia yo estaba llena de confusion y pronto comence a rechazarla pues trataba mal a mi familia y a mi mama principalmente yo no sabia que esto era asi en esa iglesia fue muy diferente de la congregacion presbiteriana a la que conoci al principio, aqui todo se regia con base al miedo y la severidad, sino hablabas en lenguas no eres de DIos sino haces esto o el otro no eres escogido, siempre se nos dijo que no somos suficientes para el Señor que solo viviamos ofendiendolo en todo lo que haciamos que si no asistiamos eramos malos hijos y si no ofrendabas lo suficiente eres tacaño y si no diezmabas el sermon solo hablaria de los diezmos y de los que estan en el infierno por robar los diezmos al Señor y jamas habia palabras de amor o predicaciones del Señor Jesucristo esto fue en los inicios y yo solo queria escapar de alli era una horrible incertidumbre asistir pues nunca sabiamos de que humor encontrariamos a la pastora si ella reia podiamos reir si ella gritaba entonces todos callaban, pero como era del Señor habia que aceptar todo, mi madre le habian detectado hidrocefalia a los 75 años de edad y habia quedado muy enferma y la pastora de ese lugar siempre nos decia que ella lo que tenia son demonios y por eso estaba enferma y que ademas los llevaba a la congregacion y por eso satanas tenia derecho legal de fastidiar la iglesia porque mi madre era la puerta, ella queria salirse de esa congregacion pero por como las cosas sucedieron pues todos decian que Dios nos habia llevado alli de una forma poderosa pues a mi hermano lo salvo de morir cuando los medicos lo habian desahuciado y hoy el esta vivo, esto hizo que aguntaramos y nos quedasemos alli pero todos estabamos llenos de dolor pues siempre pensabamos que Dios estaba enojado con nosotros porque no eramos como Pablo o Pedro segun la pastora de ese lugar, llego el dia de la campaña y a mi madre la obligaron a levantarse de la silla de ruedas y la obligaron a caminar (ella por la enfermedad que tenia que se le detecto que era de nacimiento no podia caminar) y cayo al piso y este predicador y la pastora le dijeron que no tenia fe en Dios y que por eso no sanaba que solo le creia al diablo, mi madre al poco tiempo fallecio, esto fue sumamente doloroso para mi, y fue cuando fueron tres años bastante dificiles en los que nunca aprendi ni un poco de la biblia alli no enseñaban eso, solo era el mover y el mover del Espiritu Santo, yo con todo esto no pude mas y me enoje con El Señor porque el hablaba del amor que El era el amor pero yo lo unico que sentia era dolor amargura y soledad, asi que comence a trabajar en una empresa porque debia llevar diezmo y ofrenda a la congregacion, y era bueno que lo hiciera, alli concoci a un hombre que me enamore de el segun yo creo que en el fondo buscaba desesperadamente que algo ocurriera y me saliera de alli asi que cai en pecado justo en el velorio de mi mama cuando fui con el esa pastora no dejo que acercara a mi mama y me saco del cuarto donde velaban a mi,mama, pasaron cinco años y yo simplemente sabia que mi final era el infierno mismo, me quede con esta pareja lloraba mucho pues habia caido en pecado, mi familia no me hablaba pues la pastora les dijo que si me hablaban les podia venir algo, (curiosamente los 4 hijos de la pastora ninguno era crsitiano y ella se habia divorciado de su esposo porque no servia a Dios pues solo ella tenia el llamado y aun asi decia que sus hijos eran ungidos pues ella era ungida),
    Asi que tuve una hija con mi esposo, pasaron los años y yo necesitaba al Señor le decia dia y noche que me perdonara que estaba muy arrepnteida de haber hecho lo que hice de haberle ofendido de esa forma, esto ha sido sumamente dificil, bien regrese con mi niña y con mi esposo a la misma congregacion hubo perdon ella me perdono y yo la perdone que el pasado ya paso y que ahora todo es diferente y me lo crei pues anhelaba con todas mis fuerzas al Señor mi esposo accedio a ir y congregarse, mi familia cambio conmigo y ya me queria de nuevo,pero solo para descubrir que todo era manipulacion y mas de lo mismo solo que con mas astucia, empece a clamar al Señor me ayudara que no era posible todo esto, de ahi me puse a investigar el pasado de la iglesia, leia timoteo donde decia que la mujer debia guardar silencio y yo empece a descubrir por medio de la biblia y la historia la realidad del pentecostalismo y que es un gran fraude, hoy por hoy mi vida no es la mejor pero me sali de alli, mi familia sigue mal pero sigue alli, me dejaron sola de nuevo, cuando trate de decirles lo que habia descubierto me callaron y me dijero que de todas maneras ella es la ungids del Señor y que dejara de decir tonterias, asi que me hice a un lado hoy, mi esposo precencio todo esto y me dijo que los cristianos no son diferentes de los catolicos, que si eso era servir a Dios que el no queria estar en un lugar asi, hoy simpatiza un poco le leo la palabra de Dios le he hablado de la transformacion que el Señor hace en las personas, pero todo eso que vivimos no ha ayudado en nada a mi matrimonio, he puesto todo en la manos de El, no tengo una congregacion donde asistir no conozco a nadie y las iglesias aki en su mayoria todas son pentecostales y se conocen todos entre si, la comunidad cristiana no es muy grande, al final entiendo lo del yugo desigual y sea el motivo que sea por favor no se unan en yugo desigual, yo vivo las consecuencias hoy y aunque se que el Señor me ha perdonado y que era muy joven cuando vivi todo esto, las consecuancias no se iran, que El Señor los bendiga y les ayude en todo, hoy soy mas fuerte y ahora estudio la biblia todo lo que puedo para que no me vuelvan a engañar, salgan de esas iglesias donde predican falsedad, salgan de donde no se exponen las escrituras con veracidad y amor,pues hace mucho daño, el Señor nos guarde. Esto solo ha sido un pequeño comentario pero ha sido mucho mas severo de lo que aqui puedo mencionar.

  3. Jesús Dijo: todo Aquel que DEJE padre, madre, hijos, tierras por Causa del REINO DE DIOS, Recibira 10 VECES Mas AHORA y VIDA ETERNA al Final
    Si ella No a Querido Nada con Dios hasta ahora y le pone condiciones a usted, tenga La Certeza de que USTED perderá Su tiempo, energía y años en alguien que NO AMA a Jesús como usted y al final del camino perderá GRANDES BENDICIONES y La Oportunidad de Servirle Mas a Dios!!!
    La DECISION es SUYA, nadie la hará por usted
    El Texto Bíblico habla claramente, de usted depende el resto
    Bendiciones

  4. 1 Corintios 7:12-16

    12 Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone.

    13 Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone.

    14 Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos.

    15 Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.

    16 Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer?

Deja un comentario

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *