La doctrina del hombre (Antropología)

La teología significa simplemente pensar acerca de Dios y expresar esos pensamientos en alguna manera. La frase “sana doctrina,” que Pablo usa, significa doctrina saludable (2 Tim. 4:3; Tito 1:9). La doctrina saludable, o la teología saludable, siempre se espera que resulte en una forma santa de vivir. La teología saludable se expresa no sólo en un credo, sino en un vivir fructífero; y una vida santa tiene que basarse en una teología saludable. El conformar nuestras vidas a la imagen de Cristo es la meta principal al estudiar la teología; sin embargo, a fin de cuentas, ningún libro puede hacer esto, solamente lo pueden hacer usted y Dios.

La Doctrina del Hombre (Antropología)

Dios creó al primer hombre a Su imagen del polvo de la tierra y le implantó su propio aliento de vida (Gn. 1:27; 2:7). Ninguna criatura subhumana estuvo involucrada, ni tampoco ningún proceso de evolución. El relato Bíblico nos enseña que Adán fue el primer hombre. Las Escrituras muestran clara y enfáticamente que el hombre es el resultado de los actos de Dios inmediatos, especiales, creadores y formativos. El hombre fue creado a la imagen de Dios, poseyendo facultades intelectuales y una naturaleza santa, con la responsabilidad de desarrollar un carácter santo.

Algunas de las facetas del aspecto inmaterial del hombre son: 1) Alma, la palabra hebrea nephesh, significa “vida” (Gn. 2:7); 2) Espíritu, pneuma se origina de Dios y todas las personas tienen espíritus (Nm. 16:22; Heb. 12:9); 3) Corazón, es el asiento de la vida espiritual (2 S. 18:14; 2 R. 9:24) y con el corazón el hombre cree para justicia (Ro. 10:9-10); 4) Conciencia, es un testigo dentro del hombre que le ordena hacer lo que él considera correcto y no hacer lo que cree incorrecto (Hch. 23:1); 5) Mente (Ro. 1:28; 3:11); 6) Carne (Lc. 24:39); y 7) Voluntad (Ro. 7:15-25).

El hombre fue creado en inocencia y luego fue tentado por Satanás a través de la serpiente (Gn. 3:1-6), a la cual obedeció y así pecó contra Dios. En ese momento Adán y Eva se constituyeron en pecadores y separados de la presencia de Dios y a la vez destituidos (Gn. 3:7-24; Ro. 5:12; 3:23). Mediante el acto de desobediencia, el hombre cayó de su estado de inocencia, trayendo de este modo tristeza, dolor y muerte sobre sí mismo y su posteridad.

El hombre puede tener vida eterna si reconoce que está muerto espiritualmente, que es un pecador, que está destituido de la gloria de Dios y recibe el regalo de Dios que es Jesucristo. El único camino de salvación para el hombre es Jesucristo (Hch. 4:12; 16:31; Ro. 10:8-10) y es un acto de fe (Ef. 2:8-10; Ro. 3:24-28).

Los hombres vivirán eternamente. Los que reciben a Cristo morarán con el Señor eternamente (Fi. 1:23; 2 Co. 5:6-9). Los hombres que no reciben el amor de Dios morirán en sus pecados y serán condenados al lago eterno de fuego (Ap. 20:11-15; 21:8).

El misionero Ángel Espada y su esposa Margaret sirven al Señor en Aibonito, Puerto Rico bajo la misión Baptist International Missions.

El Escudo de la Fe

 

Compartir en Facebook

2 Responses to “La doctrina del hombre (Antropología)”

Read below or add a comment...

  1. abel cañari says:

    q bien hrmnos

  2. José Enrique says:

    El breve estudia ha sido una bendición…!

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*