La locura de bautizar un bebé

Para muchos, el bautizar a un bebé parece ser lo más lógico. Ellos no pueden entender como alguien puede estar en contra. Sin embargo, hay millones de personas que no lo hacen. No son todos incrédulos o ateos. Hay grandes multitudes que son cristianos piadosos que no bautizan a sus criaturas. ¿Por qué?

Ellos están plenamente convencidos que la Biblia no enseña que tenemos que bautizar a las criaturas. Su interpretación de la Biblia deja a ellos con razón en creer que el bautismo es para los que tienen suficiente edad para tomar su propia decisión en el asunto. La historia relata miles de casos de padres que tenían convicciones tan fuertes en cuanto a este asunto que estaban dispuestos aun a ir a la cárcel por negarse a bautizar a su bebé.

Para algunos, puede ser una sorpresa saber que la Biblia no enseña que es nuestro deber bautizar a los bebés. Hechos 2:41 dice “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados”. Hechos 2:38 también dice “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros”. Bíblicamente, el arrepentimiento antecede el bautismo. No hay forma de convencer a un bebé de su necesidad de arrepentirse.

No fue costumbre de los primeros creyentes bautizar a los bebés. Esto fue añadido algunos siglos después de Cristo porque muchos se equivocaron, pensando que el bautismo era necesario para la salvación. Ellos abandonaron la simplicidad de la salvación y añadieron ritos religiosos. Su argumento fue, “Si el bebé muere irá al infierno y será por culpa de la negligencia de sus padres”. La Biblia no dice lo que pasa con el alma del bebé que muere, pero conociendo la misericordia de Dios, tenemos razón en pensar que Dios los perdonará. Cuando el bebé del rey David murió él dijo, “Yo voy a él, mas él no volverá a mí” (II Samuel 12:23).

Padres piadosos enseñan a sus hijos a conocer y amar a Jesús. Cuando tienen la edad de entender que son pecadores y que necesitan ser salvos, ellos los animan a aceptar a Cristo como su Salvador. Después de esto, los animan a bautizarse.

Nunca he leído en la historia de padres que fueron encarcelados por bautizar a sus hijos. Al contrario, hay miles de casos de padres que fueron encarcelados por negarse a hacerlo. Los creyentes que basan sus creencias sobre la Biblia siempre están dispuestos a tolerar y perdonar a los que no aceptan la doctrina bíblica.

Antes de insistir que un pariente o amigo bautice a su bebé, te ruego que tomes en cuenta lo que dice la Biblia. La salvación no es a través de las aguas del bautismo, sino por la sangre preciosa de Cristo. Es por arrepentirse de sus pecados y aceptar el sacrificio de Cristo en nuestro lugar que podemos ser salvos.

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*