La Sanidad

Cuando estudiamos las Escrituras, encontramos tres clases de dones espirituales. En Efesios 4 está la categoría de hombres dotados de dones: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores-maestros y maestros. Esos hombres así capacitados son llamados a ser líderes en la Iglesia. Segundo, existen los dones permanentes de edificación que incluyen ciencia, sabiduría, profecía, enseñanza, exhortación, fe (u oración), discernimiento, hacer misericordia, repartimientos, administración y ayudas. (Vea Rom. 12:3-8; I Cor. 12:8-10, 28). Tercero, habían los dones de señales temporales. Estas eran ciertas facultades dadas a determinados creyentes con el fin de autenticar o confirmar la Palabra de Dios cuando se proclamaba en la Iglesia primitiva antes de que se terminaran de escribir las Escrituras. Estas eran temporales. Su propósito no fue principalmente de edificar, a pesar de que hubo a veces edificación. Los cuatro dones temporales de señales fueron: milagros, sanidades, lenguas e interpretación de lenguas. Una vez que la Palabra de Dios se hubo escrito, los dones de señales ya no fueron necesarios y cesaron de manifestarse. Básicamente Jesús realizó tres tipos de milagros:

1. Sanidades (incluyendo resucitar muertos).

2. Echar fuera demonios.

3. Milagros de la naturaleza.

Los evangelios están llenos de estas categorías. Está claro que estos milagros eran señales que destacaban la realidad de la constante afirmación de Jesús de que él era Dios.

Una vez que Cristo terminó su obra, a los apóstoles les fue dada la tarea de escribir y predicar las afirmaciones de Jesús. Para autenticar su obra, Dios les dio la capacidad de hacer milagros de dos tipos:

1. Sanar.

2. Echar fuera demonios.

Los apóstoles jamás realizaron milagros relacionados con la naturaleza. Mat. 10:1.

Cuando comenzó la era de la Iglesia, los apóstoles continuaron manifestando estos dones sobrenaturales de sanar y echar fuera demonios. II Cor. 12:12. Los poderes para hacer milagros no fueron dados a cualquier cristiano, sino únicamente a un apóstol (Mar. 16:20; Heb. 2:3-4), a uno especialmente enviado por Cristo para proclamar su palabra en el mundo o comisionado por un apóstol para compartir en ese ministerio (tal como Felipe; Hech. 8:6-7).

Aunque parezca extraño las personas que afirman poseer el don de la sanidad dan la impresión de que nunca salen de sus propias tiendas, sus tabernáculos, o sus estudios de televisión. Siempre parecen tener que ejercer sus dones en un ambiente controlado, en el escenario de su propio diseño, propalados según sus propios horarios. ¿Por qué no oímos más de que el don de sanidades se está usando precisamente en los pasillos de hospitales?

Esto no está sucediendo. ¿Por qué? Porque los que pretenden tener el don de la sanidad realmente no lo tienen. El don de la sanidad fue un don de señal temporal para la confirmación de las Escrituras. Una vez que esa confirmación se estableció, el don de sanidad cesó.

A lo largo de los siglos, cristianos y paganos por igual han afirmado poseer el don de la sanidad. Históricamente, la Iglesia Católica Romana ha estado a la cabeza de los que han afirmado tener el poder de sanidad. Ellos sanan con los huesos de Juan el Bautista, huesos de Pedro, reliquias de la cruz y hasta botellitas con leche del pecho de María. Lourdes en Francia, se supone que ha sido el lugar de incontables sanidades milagrosas. Satanás siempre ha mantenido a la gente bajo su dominio por medio de sanidades falsificadas. Raphael Gasson, el ex-medium espiritista, quien se convirtió a Cristo, dijo, “Actualmente hay muchísimas espiritistas que están dotados de este extraordinario don de poder dado por Satanás; y yo mismo, habiendo sido usado de esta manera, puedo testificar de haber visto curaciones milagrosas que se realizan en ‘reuniones de sanidad’ en el espiritismo”.

El Doctor Nolan, quien escribió un libro, titulado “Healing: a Doctor in Search of a Miracle” (La Sanidad: un Medico en Busca de un Milagro) afirma que tanto los médicos como los sanadores Carismáticos, a menudo pueden influir en un paciente y curarlo de síntomas de enfermedad por sugestión, con o sin la imposición de las manos. Estas curaciones no son milagrosas, sino que resultan de correcciones que el paciente hace en la función de su sistema nervioso autónomo.

El Dr. Nolan hace una distinción entre lo que él llama enfermedad funcional y enfermedad orgánica. Una enfermedad funcional es aquella en la cual un órgano perfectamente sano no funciona correctamente. Una enfermedad orgánica es aquella en la que el órgano está orgánicamente destruido, mutilado o lisiado. Según el Dr. Nolan, las infecciones, síncopes cardiacos, cálculos de la vesícula, hernias, discos intervertebrales luxados, cánceres de toda clase, huesos rotos, deformidades congénitas y laceraciones están todas incluidos en la clase de enfermedades orgánicas de los cuales los sanadores no pueden curar. En términos simples, una enfermedad funcional sería un brazo adolorido, una enfermedad orgánica sería un brazo seco o la falta de un brazo. Una enfermedad psicogénica sería el pensar que le duele el brazo.

El Dr. Nolan quiso tener una entrevista con los sanados por Kathryn Kulhman. Ella le mandó 82 casos de sanidades. De los 82, 23 respondieron y fueron entrevistados. La conclusión final del Dr. Nolan fue que ni una de las llamadas sanidades fueron legítimas.

Lo que se han dicho en este capítulo critica lo que han sido designados como milagros por muchas personas hoy, especialmente los Carismáticos. La precipitación incontrolada por el camino de “solo tenga fe” está resultando en dolor y algunos serios errores.

Dios ciertamente sana en respuesta a oraciones al fin de revelar su gloria. Sant. 5:16. Pero hay una enorme diferencia entre la sanidad efectuado por Dios hoy, y el don de sanidad de que se habla en las Escrituras, particularmente, en I Corintios 12.

El don de sanidad fue uno de los cuatro dones de señales milagrosas que fueron otorgados para ayudar la comunidad apostólica a confirmar su mensaje del evangelio en los primeros años de la Iglesia. Una vez que la Palabra de Dios estuvo completo, las señales cesaron. Las señales milagrosas ya no se necesitaban.

En Filipenses 2:25-27, Pablo habla acerca de su buen amigo, Epafrodito, quien estaba enfermo de muerte, pero no murió porque el Señor tuvo misericordia de él. Pablo tenía don de sanidad. ¿Por qué no le sanó? Porque Pablo no pervirtió el propósito del don para sus propios fines personales. En II Tim. 4:20, Pablo dejó a Trofimo en Mileto, enfermo. ¿Por qué dejaría Pablo a uno de sus amigos enfermo? ¿Por qué no lo curó?

Los Carismáticos quieren hacer creer que Dios lo ha aclarado perfectamente bien, que su voluntad es la de sanar a los enfermos. Si eso es cierto, ¿por qué Dios permite que la gente se enferme en primer lugar?

¿Por qué hay Cristianos enfermos? Existen varias posibilidades:

1. Dios les permite enfermarse. Ex. 4:11

2. Las enfermedades vienen de Satanás. Algunas enfermedades son de origen satánico. Luc. 13:11-13; Job 1; II Cor. 12:7

3. Las enfermedades pueden ser un castigo por el pecado. Núm. 12; Deut. 28:20-22; Sal. 119:67.

Aunque podamos estar seguros de que los escritores Carismáticos que alegan que “Dios quiere que todos estén bien” están equivocados, podemos estar igualmente seguros de que Dios nos ha prometido que él sí sana. El cristiano tiene derecho a dirigirse al cielo para obtener alivio durante cualquier enfermedad. Hay por lo menos, tres razones para esto:

1. Dios sana debido a su persona. Ex. 15:26

2. El Señor sana a causa de su promesa. Jer. 33:3-6; Mat. 21:22; Juan 14:13-14; 16:24

3. Dios sana debido a su norma divina. Mat. 8:17

Aunque la Biblia enseñe que Dios es definitivamente un sanador, también hay amplia evidencia de que los cristianos deberían creer en los médicos y acudir a ellos. Isa. 38:21 relata como Dios otorgó al Rey Ezequías una sanidad pero también mandó un remedio médico. En base de esto, hay que hacer dos cosas cuando viene la enfermedad: orar por la sanidad y acudir a un médico. Jesús confirmó la misma idea en Mat. 9:12. Los enfermos necesitan un médico.

Por consiguiente, el principio está claro: cuando nos enfermamos, debemos buscar la ayuda de médicos competentes; debemos permitir que Dios haga su voluntad. Vale la pena recordar que es la voluntad de Dios que cada uno de nosotros muera alguna vez. La esperanza de todo cristiano debería ser que su muerte “glorifique a Dios”. Constantemente deberíamos recordar que Dios sí sana, no mediante sanadores, sino conforme a su propio voluntad y elección soberana.

 

Compartir en Facebook

15 Responses to “La Sanidad”

Read below or add a comment...

  1. edth margioth narvaez tulcan says:

    mira cuando JESUS escojio a los doce disipulos les di potestad que en su nombre sanaran y hecharan fuera demonios por la tanto pienso si el nos dio este mandato por que no tomarlo a practicarlo siempre y cuando seamos fieles y limpios de corazon para llevar acabo su mandato
    con respecto a lo que dise su escrito que la enfermedad es sicologica no lo niego pero cuando el SEÑOR en su nomre sanamos una niña de leusemia y es una criatura apenas de veinte meses de nasida tu cres que ella es nervios erronio sierto por lo tanto se que hay un ser supremo y el nos da el poder sanador ya que esto me susedio ami soy cristiana amo a DIOS con todas las fuersas de mi corazon y sentir su presencia en mi dandome la autorida en su nombre declarar la sanidad total en ese ser humano inosente de la vida fue espetacular sertir un cambio total en ella venser al enemigo es lo mas v ello que puede suseder si podemos sanar en su divino y presioso NOMBRE

  2. hugo says:

    Estimados, cual es el afan de algunos supuestos eruditos de la palabra de Sr.
    de Limitar el Poder de Dios, El poder de Dios fue en el antiguo testamento en los tiempos
    de Moises y porsupuesto que los es Hoy. SI Tu crees de Verdad que existe un Dios, Unico, Creador de todo lo que existe, Por que limitas su Poder, si el poder de Dios dado a los hombres en la antiguedad, era necesario cuanto Mas Hoy en dia. Yo Creo en un Dios Real, que interactua con nosotros sus hijos, el cual esta pendiente de nosotros y si creemos en El el nos dara todo lo necesario para pregonar su Amor… Que extraño que en tus afirmaciones …. a los seguidores del Maligdo el les da Poder para sanar….. Amado Cuanto Mas Nuestro Dios tiene el Poder y Amor para entregarnos ese don y muchos Mas… No Limiten a Dios…… yo he escuchado y he leido a muchos que señalan que los dones ya no son… pero esos mismo en sus predicas señalan que al Ofrendar y al Diezmar Dios te multiplicara tus recursos………Dios No sana pero si multiplica tus bienes. r esas afirmaciones les conviene a esos falsos seguidores de Cristo que buscan fortuna a costa de la fe…….. Pero la Realidad es que Dios Sana, Bendice Material y Espiritualmente…. pero lo mas importante que Nuestro Amado Dios Esta Siempre Con Nosotros y el tiene Domio Sobre todas las Cosas, el es Soberano…… El nos dejo al Consolador, el cual nos acompañara hasta el fin de todos los tiempos, el cual provee a los verdaderos hijos de Dios de todos los Dones que necesitan…. hasta que nuestro amado salvador vuelva en las nubes a buscar a los que le son fieles y creen en el………no tardes Jesus amado…. No Limitemos a Nuestro Dios ……..

  3. Calvin George says:

    Hola Hugo. Gracias por comentar. No soy el autor del artículo, pero es obvio para mí que el asunto que se trata no es si Dios ahora está limitado, el asunto es si todavía hay personas con el mismo don de sanidad como en el Nuevo Testamento. Dios todavía sana, pero siendo soberano él puede decidir hacerlo en nuestros tiempos sin darle a ciertas personas el don de sanidad.

    • felix raul perez says:

      debemos considerar que dios es todopoderoso, eso nadie lo niega pero tambien debemos saber que existe un plan divino que no podemos ajustarlo a nuestra conveniencia, estos no son tiempos de demostrar que dios existe por los Milagros que vemos como sucedio cuando jesus y los apostoles que debian ensenar estas cosas para que la gente creyera, pero a nosotros nos es dado el creer por fe y porque tenemos un Nuevo testamento en quien confiamos, dios anuncio un plan para restaurar el mundo a la venida de cristo, por lo tanto no debe hacerlo poco a poco con algunas personas en estos tiempos, todos debemos morir inexorablemente, nadie va a ser salvado ahora para ser eterno en este tiempo, los que enferman o mueren no es responsabilidad de dios, es como hemos maltratado el planeta y nos lastimamos unos a otros, pero dejemos que se cumpla su plan en el momento que solo dios decida.

  4. Gonzalo Puerto says:

    He leido toda la discusion, me parece interesante, de hecho muy interesante, y dar mi opinion es mi obligacion. Jehova, sana aun el dio de hoy, por medio de la oracion, la suplica y sobre todo, la FE que se tenga en Cristo Jesus, sin embargo, todos tenemos un tiempo, y un proposito de estar en esta tierra, por eso es que no todos “sanan” milgragrosamente. Pero no dejemos de lado que lo que tambien se sana es el espiritu, cuando un paciente asume su enfermedad, le ruega en oracion a Jehova su sanacion, y al parecer Jehova no responde, el paciente generalemte asume un estado de tranquilidad espiritual, que el mismo transmite a sus familiares. Esto tambien es sanacion, no del cuerpo, sino del espiritu y a traves de el la sanacion de la familia que lo rodea, porque el paciente se mantiene en contacto con Dios y el le comunica su tiempo. Hermanos no perdamos de vista que Dios es u Dios justo, ecuanime y siempre vela por nuestras vidas. Saludos desde Mexico.

  5. eduardo says:

    Yo busco respuesta a esta interrogante y que lastima que dependiendo de que iglesia participamos tenemos diferentes puntos de vista al tema,personalmente creo que la respuesta esta en Sn. Marcos 16:14-18 lo que no me queda claro,,ya que soy un novato en el señor,es que acaso jesus le da este poder solo a sus disipulos o exteinde este don a todo a aquel que crea en el? ,gracias y bendiciones.

  6. Alfredo Hdz says:

    Hnos. me parece que el punto escencial es que si la sanidad se manifiesta a traves de un cristiano que dice tener el don o que si la sanidad se manifiesta a traves de la oracion de fe y directamente de parte de Dios. Desde mi punto de vista muy personal creo que Dios es el unico quien sana toda dolencia, y que si es la voluntad de Dios sanarte, el obra con poder en lugar donde estes en la situacion que te encuentres, definitivamente no creo que alguien posee el don de sanidad en este tiempo, ya que tenemos el gran privilegio de ser llamados hijos de Dios y existe la comunicacion directa con Dios y no se necesita ir a un lugar especifico con una persona especifica, si Dios tiene miscericordia de ti y haya en ti un corazon contrito y humillado seguro que no lo despreciara. Saludos! DLB

  7. Roberto Carlos Sanchez says:

    En primer lugar, saludos hermanos, Paz. creo que la palabra de Dios es infalible y que en ella se encuentra la verdad, siempre buscamos nuestra opiniones y nunca buscamos la divina respuesta; es necesario preguntar no que opina Dios al respecto, sino que dice Dios al respecto. Creo en la sanidad de las enfermedades proviniendo de la mano majestuosa de nuestro creador; pero no con el fin de confirmar a un hombre su don de sanidad; sino confirmando su soberania y para sus propio propositos con X perosna sanada. No creo que un hombre que dice tener dicho don de sanidad, diga a Dios tal fecha a tal hora haremos sanidad, como que si dos personas comun se pusieran de acuerdo para un evento el dia sabado, (sabado gran explocion de milagros ven por el tuyo). Creo que Dios obra en las personas segun su proposito, prque si asi no fuera no hubieran muertos grandes hombre de Dios de enfermedades y si no estoy mal uno que murio de enfermedad fue el principe de los predicadores, Charles Spuegeon. Asi que hermanos si creo que Dios sana pero segun sus propositos.

  8. Wilmer Farieta says:

    Yo si puedo creer en los milagros en el sentido en que Dios los da como quiere por su misericordia y su Divina Voluntad para su Gloria y no un Hombre para su propia vanagloria. Pero si quieren echarle un vistazo a la realidad de estos días, paradójicamente parece ser que les señales se están convirtiendo en un tropiezo para nuestra verdadera fe en el Señor Jesucristo, multitudes van detrás de “milagros”, “señales” y “prodigios”, su fe se esta basando en la vista y creen no mas por lo que ven tal como Tomás y creo que así mismo vendrá el anticristo engañando a muchos y haciéndoles “milagritos” y endulzándoles el oído para que lo adoren. Los Verdaderos Cristianos creen en el Señor en la salud y en la enfermedad, en la pobreza y en la riqueza, si quieren basarse en la experiencia, pues la misma realidad de los que se dicen llamar cristianos en estos tiempos es esa, que están detrás de los milagros, como los discípulos que corrían detrás de Jesús sólo para saciar su hambre de nuevo.

    • Shanty says:

      Pues como hermanos que somos todos yo les pido ayuda xq se me ha hecho muy dificil comprender bien est tema., le he pedido mucho a Dios que me ayude., que me revele su palabra y que me de direccion., al igual que en mi camino ponga a las personas adecuadas para que se cumpla el proposito que tiene en mi.
      Tengo familiares que creen y afirman la sanidad por medio de la imposicion de manos, pero yo llevo un buen tiwmpo enferma pidiendole a Dios que me sane, acepto que algunas veces he sido incredula, pero otras ocasiones me he puesto en manos de Dios desesperada y arrodillada con sinceridad, como muchos impusieron sus manos y yo no sanaba, me desilucione, dude, y hasta me enoje con Dios, pero ahora pienso que Dios es perfecro y bueno, y que tiene un plan perfecto para mi, pues primero quiere transformar mi vida, mi alma, mi mente; y sanar primero mi corazon y despues mi cuerpo…

      • George says:

        Shanty, mi intención al escribirte esto no es desilusionarte con lo que te voy a decir, sino de tratar de aclarar esto de acuerdo a lo poquito que sé. Yo soy de los que creen que Dios sana en cualquier momento y a cualquier hora, siempre y cuando esa sea su voluntad. La fe de la que habla la Biblia no es aquella de la que habla muchos predicadores en donde te dicen que si tu quieres tal y cual cosa pídelo pero con fe disfrazado de positivismo. Sino de aquella que a pesar de las circunstancias, las enfermedades, los obstáculos y los problemas uno siga creyendo en Dios, sea sano o no sea sano. Ahora con esto no quiero decirte que Dios no te va a sanar, con esto quiero decirte que Dios te puede sanar pero si no lo hace sigue confiando en Él. Porque sea cual sea la situación tu eres un instrumento en sus manos para ayudar a tu prójimo.
        Si te ofendo con lo que te escribí, ignora esto.

  9. Anonymous says:

    Realmente, le doy gracias a Dios, que no estaremos mucho tiempo en este cuerpo de pecado, que ya Dios ha vivificado por la fe en Jesucristo.. realmente eso de estar sano o enfermo, solo me hace recordar que vinimos a la tierra a tomar una decision personal , si vivir el resto de la eternidad con Dios o vivir separados, ,… bien lo dijo Jesucristo el … El que ama su vida la pierde; y el que aborrece su vida en este mundo, la conservará para vida eterna.

  10. renzo says:

    Mi punto es que, quien dijo o de donde salio la idea que los milagros y las señales solo fueron para demostrar la autenticidad de cristo y que una vez que se escribieron los evangelios estos dejaron de hacerse y no se hicieron mas. Sabemos que los evangelios fueron escritos hasta setenta años después de Cristo y algunos un poco mas y no tenemos evidencia de otras cosas que ocurrieran aparte de los evangelios y las cartas paulinas. No encuentro en la biblia algún pasage que diga ” después que se escriban los libro no habrán mas milagros”

  11. Duniesky says:

    A la verdad, creo que ya estos no son tiempos de milagros aunque creo que Dios tiene el total poder para hacer lo que Él quiera hacer. Los milagros a la luz de la Biblia en el Antiguo Testamento fue para confirmar el poder del Dios de Elías y otros, y mostrar así que vendría un que al hacer milagros como esos seria la señal que sería el enviado por Dios como el Ungido para solucionar el problema fundamental del hombre que era la separación de Dios por el pecado. Luego el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros y confirmó con los milagros que era el Hijo de Dios, también sus discípulos tuvieron el poder para hacer milagros y echar fuera demonios porque así confirmaban que eran de Cristo y así crear las bases de la iglesia primitiva y que quedaran escritos todas estas cosas para testimonio a generaciones futuras como nosotros. Así lo veo a la luz de la Biblia. Dios les Bendiga.

  12. p. Otho says:

    veamos el ejemplo de pablo con su aguijon antes ya mencionado este don solo se sujeta ala voluntad de Dios sobre la persona , pablo por ejemplo dice que pedia ser sanado, alo que Dios responde bastate de mi gracia que mi poder se perfecciona en tu devilidad, nadie abla de limitar a Dios.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*