La Traición de Jesús (bosquejo)

Mateo 26:14-16

I. El contrato.  Mateo 26:14-16

A. ¿Un traidor entre los doce?  ¿Por qué?  Es cierto que no podemos esperar ninguna sociedad perfecta este lado de la gloria, pero ¡ay de aquel que corrompe la sociedad! Los doce eran supuestamente los amigos íntimos de Jesús.  Es siempre una vergüenza cuando uno de los amigos íntimos de alguien le da las espaldas.  Sus enemigos dicen, mira, aun sus amigos no pueden llevarse bien con él.
B.  ¿Por qué traicionó Judas a Jesús?

1) Dice Lucas que Satanás entró en él.  Lucas 22:3  Satanás le encontró en un momento de debilidad.  Él estaba deprimido.
2) Puede ser que Judas anticipaba que Jesús iba a ser el rey de los judíos.  Él separaba un puesto muy alto en el gobierno. Él tenía celos.  Los eventos de los últimos días revelaban que esto no iba a suceder.  Él pensaba que su única manera de realizar alguna ventaja de su conocimiento de Jesús sería por entregarle a los principales sacerdotes.  Marcos 14:11 dice que los principales sacerdotes se alegraron mucho al saber que uno de sus propios discípulos le entregaría.
3) “¿Qué me quiere dar?”  ¡Que pregunta vergonzosa!  Judas buscaba una oportunidad de aprovechares de su relación con Jesús.
4) 30 piezas de plata.  El precio de un esclavo.  Él buscaba una oportunidad de entregarle.  Él quería hacerlo secretamente.

II. La traición.  Mateo 26:47-50

A. Judas sabía que Jesús y sus discípulos iban a estar solos allá en el huerto de Getsemaní.  Sería una oportunidad para prenderle fuera de la vista de los demás.
B. V. 48  El había dado a ellos una señal  Esta gente era tan ignorante que no sabían cual de los discípulos era Jesús. Judas le dio un beso para identificarle.
C.  V. 49  Judas le llamó “maestro”.  Hay una nota en el margen de Marcos 14:45 que dice que Judas ni una sola vez le llamó “señor”.  Él nunca se había entregado completamente a él. Él le seguía por interés, más que nada.  Le entregó con un beso.  La hipocresía.  Era como los muchos que honran a Jesús con sus labios pero su corazón está lejos de él.  Mateo15:8
D. V. 50 ¿A qué viniste?  ¿Para qué viniste?  Judas no contestó la pregunta.

III. Su arrepentimiento.  Mat. 27:3-5

A. V. 3  Viendo que era condenado.  Jesús era condenado.  Su conciencia le condenaba.  Él se dio cuenta de la grandeza y nobleza de  Jesús en comparación a su maldad.  Si fuese posible, el quería recuperar un poco de su testimonio por devolver la plata.  Nosotros debemos hacer lo mismo cuando nos damos cuenta de que hemos hecho mal.
B. V. 4   Judas recuperó mucho de su honradez por su confesión. Hay muy pocos que estarían dispuestos a hacer tal confesión. Los sacerdotes no querían nada más que ver con Judas.  Ellos ya sacaron lo que querían de él.  Para ellos, él quedó como un trapo sucio.  Ellos dijeron, “Allá tú”.  “Vete.  No queremos verte más”.  Él no era un amigo de ellos como pensaba.
C. V. 5  Él tiró la plata sobre el piso y salió.  “Se ahorcó”. En vez de enfrentarse con los otros discípulos y confesar su pecado el pensó que sería mejor quitarse la vida.  Hay muchos que han hecho tanto desastre de su vida que decidieron que la única cosa que les queda es suicidarse.

Concl.

Note la tristeza y vergüenza que resulta de abandonar al Señor. Síguele y serás muy feliz.

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*