Las maquinaciones de satanás

Tenemos un enemigo terrible. II Corintios 2:11 dice: “Para que Satanás no tenga ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.” Las maquinaciones son proyectos ocultos, dirigidos regularmente a un fin malo. No queremos pensar que Satanás tiene ventaja sobre nosotros. El es un ser inteligente que es capaz de engañarnos y tener ventaja sin que nosotros nos demos cuenta.

Su nombre, “Satanás” significa adversario. El está en contra nuestra si estamos intentando agradar a Dios y servirle. Si no, hasta cierto punto somos sus cómplices. Nos conviene contemplar bien nuestra lealtad. Jesús dijo, “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro”. (Mateo 6:24)

Elías se paró delante de los 450 profetas de Baal y los 400 profetas de Asera y toda la congregación de Israel y les desafió diciendo, “¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él” ( I Reyes 18:21). Josué hizo algo parecido cuando dijo, “Escogeos hoy a quien sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová”. (Josué 24:15). En aquella época Satanás estaba detrás de los dioses paganos. Hoy en día él no se maneja con lo que se llama “dioses.” El usa otras maquinaciones.

Aunque Jesús dijo, “Ninguno puede servir a dos señores,” muchos siguen haciéndolo. Casi siempre lo hacen sin estar conscientes de lo que están haciendo. Satanás prefiere que sea así. Es otra ventaja que él tiene sobre la gente. Aun muchos creyentes son de doble ánimo como dice Santiago 1:8. Puede ser que haya quienes estén engañados en pensar que son salvos, pero no lo son. Hay otros que sí son salvos, pero no están dispuestos a dar su lealtad un 100% a Dios. No es que, a propósito, dan cierto porcentaje a Satanás. Es que reservan algo para sí mismos. Ellos no se dan cuenta de que lo que reservan para sí mismos es otra ventaja de Satanás. Lo que reservamos para nosotros mismos es algo que le quitamos de Dios.

¿Cuáles son las cosas que reservamos para nosotros mismos? Vamos a enumerar algunas:

  • Nuestro orgullo “Si, el andar en el camino de Dios exige que me humille, voy a hacer todo lo posible por esquivarme de hacer lo que Dios pide”.
  • Comodidades carnales “Si para seguir a Dios hay que salir en la lluvia o el calor del sol, bueno, por supuesto, no se puede”.
  • Mi opinión “Puede ser que la Biblia diga tal o tal cosa, pero yo estimo que debe ser así…”
  • Mis bienes materiales “¿Por qué sacrificar lo mío para darlo a la iglesia? Hay pocos que lo hacen”.
  • Mi tiempo “El tiempo no alcanza para hacer todo. Dios tiene que entender si no puedo estar siempre en la iglesia”.

Muchos quieren pensar que las maquinaciones de Satanás son la tentación a meterse en un escándalo o entregarse al pecado escarlata. Ellos no ven nada malo en reservar para sí las cosas enumeradas arriba. Pasamos por alto el hecho de que Satanás quiere frenar la obra de Dios en el mundo. Cuando reservamos para nosotros las cosas mencionadas estamos frenando la obra de Dios. Satanás así gana ventajas. La iglesia marcha a paso de tortuga y Satanás está contento.

Satanás también gana ventajas sobre nosotros debilitándonos. El quiere que nos quedemos para siempre como niños. Es lo que dice I Corintios 3:1. No vamos a ser espirituales sino carnales. Hebreos 5:12-14 dice que el niño no puede comprender las verdades profundas y tiene poco discernimiento. El sigue viendo todo desde el punto de vista de un hombre carnal. Está bien que un recién nacido espiritualmente sea un bebé, pero después de tres o cuatro años debemos tener vergüenza de ser un bebé todavía. Un niño normal dice, “soy grande”. El no quiere ser para siempre un bebé. Un niño es débil. Hay mucho que él no puede hacer en la obra del Señor. Es por eso que Satanás hace todo lo posible para impedir nuestro crecimiento espiritual.

Otra ventaja que Satanás tiene sobre el creyente es promover su orgullo. El orgullo sirve bien a Satanás pero no a Dios. El creyente orgulloso no quiere hacer nada en la obra del Señor por temor que alguien vaya a criticarle. El no quiere repartir folletos o testificar por temor que alguien se burle de él. Si alguien trata de corregirle por una falla, él se ofende y lo toma como una crítica. En vez de confesar su pecado él se aleja de la iglesia. Satanás ha derrotado a millones de creyentes a través del orgullo. Cuesta mucho para la persona orgullosa reconocer su orgullo.

Otra ventaja de Satanás es mantenernos ignorantes de sus maquinaciones. El es como el terrorista que anda plantando bombas de tiempo. Cuando estallan él está lejos del escenario. Muchas veces creamos una situación explosiva por tener una mala actitud. Decimos cosas que no debemos decir y hacemos lo que no debemos hacer. Por fin alguien pierde la paciencia con nosotros, pero nos negamos a creer que tenemos la culpa. Perdemos amistades y oportunidades. Satanás está contento porque nosotros perdemos.

Somos muy prontos en darnos cuenta si otra persona tiene ventaja sobre nosotros y gritamos “No es justo”. Satanás es tan astuto que él puede tener ventajas sobre nosotros sin que lo notemos. Nuestro texto dice: “Pues no ignoramos sus maquinaciones”. No estoy tan seguro de que nosotros siempre podamos decir esto. La mejor protección sería orar a menudo la oración de David que se encuentra en Salmo 139:23-24 “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno”.

 

Compartir en Facebook

4 Responses to “Las maquinaciones de satanás”

Read below or add a comment...

  1. guillermo says:

    Excelente articulo, me gustó la forma en que esta explicado, se capta muy bien el mensaje que se pretende difundir

    • Maria Elena says:

      Muy buen artículo y esclarecedor. En lo personal quiero animar a mis hermanos a ser fieles en los diezmos y ofrendas voluntarias ya que detrás del dinero reina Mamón, otra maquinación del enemigo. Muchas gracias,bendiciones.

  2. J.Enrique says:

    Muy buen artículo y por encima de todo el saber que sobre todas estas cosas somos más que vencedores, es por eso que gusto declarar la victoria en todo momento pero nunca olvido que hay un diablo suelto y es padre de mentira mas somos hijos de la pura verdad.
    Cuando el diablo maquina Dios origina.
    Bendiciones!

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*