Los “dores” en una iglesia (bosquejo)

Tener “dores” en una iglesia puede ser una bendición o una maldición. Depende.

  1. Algunos tienen problemas en llevarse bien con los demás. Ellos son los peleadores.
  2. Una iglesia no puede pagar sus cuentas si no tiene un buen número de dadores.
  3. Hay quienes son muy prontos en expresar sus quejas. Ellos son los murmuradores.
  4. Bienaventurados son los que son oidoras pero Santiago 1:22 dice que no es suficiente que seamos oidores. Debemos ser también hacedores.
  5. Muy afortunada es la iglesia que está apoyada por oradores.
  6. Siempre en una iglesia hacen falta trabajadores.
  7. Cuando el pastor necesita ayuda él cuenta con los cumplidores.
  8. No todos los amadores son una bendición. II Timoteo 3:4 dice que es posible que sean amadores de deleites. El versículo anterior dice también que algunos son amadores de sí mismos.
  9. Desafortunada es la iglesia con aborrecedores de lo bueno. (II Timoteo 3:3)
  10. Sobre todo, debemos ser colaboradores en Cristo Jesús. (Romanes 16:3)

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*