Los Dos Tratados del Papa y de la Misa por Cipriano de Valera, libro de 1599 prohibido por la iglesia católica

Por primera vez se ofrece el texto en forma digital. Anteriormente solo estaba disponible en forma de imágenes escaneadas, pero sin forma de poder copiar porciones del texto. Se puede bajar el libro en forma PDF aquí:

http://www.literaturabautista.com/wp-content/files/Dos-Tratados-por-Cipriano-de-Valera.pdf

Acerca del libro.

En el año 1588 Cipriano de Valera publicó su libro de cerca de 800 páginas Los Dos Tratados del Papa y de la Misa. La segunda edición ampliada se publicó en el año 1599. Es interesante notar que en el año 1948, su libro todavía aparecía en el Index Librorum Prohibitorum, el índice oficial de libros prohibidos por la iglesia católica. .
Es un libro que da un golpe duro a la iglesia romana, tomando en cuenta la gran cantidad de citas bíblicas y expresiones que utilizó para describir al Papa y a la iglesia católica, en la cual él fue monje antes de convertirse al evangelio y escapar por su vida del Monasterio San Isidoro cerca de Sevilla en España. He aquí unos ejemplos tomado de la edición de 1599:

“los papistas son idólatras” (p. 19)
“S. Gregorio mandó que los sazerdotes no se casen…se hallaron en una pizcina, ó estanque 6000 cabezas de niños que en ella habían sido ahogadas. Lo cual viendo que provenía del violento zelibado…revocó aquel edicto.” (p. 45)
“el Papa llamado Dios” (p. 68)
“Dinero es el Espíritu santo que elije al Papa” (p. 70)
“Lo que dos Papas condenan, tres Papas abonan.” (p. 72)
“En el año 964…el marido halla al Papa adulterando y lo mata” (p. 75)

En el año de 1557 acontezieron en Sevilla cosas marabillosas i dignas de perpetua memoria. I es, que en un monesterio de los mas zélebres i ricos de Sevilla, llamado S. Isidoro, el negozio de la verdadera relijion iba tan adelante, i tan á la descubierta, que no pudiendo ya mas con una buena conszienzia estar allí, doze de los frailes, en poco tiempo salieron, unos por una parte, i otros por otra: los cuales, dentro del año se vieron en Jeneva, á donde, cuando salieron, tenian determinado de ir: no hubo ninguno dellos que no pasase grandes tranzes i peligoros: pero de todos estos peligros los escapó Dios, i con mano potentísima los trujo á Jeneva. Los que en el monesterio se quedaron (porque es de notar, que casi todos los del monesterio tenian conozimiento de la relijion Christiana, aunque andaban en hábitos de lobos), padezieron gran persecuzion: fueron presos, atormentados, afrentados, mui dura i cruelmente tratados, i al fin muchos dellos quemados: i en muchos años casi no hubo auto de Inquisizion en Sevilla, en el cual no saliese alguno, ó algunos deste monesterio. Entre los que se salieron, i vinieron á Jeneva, fueron el Prior, Vicario i Procurador de San Isidro, i con ellos salió el Prior del Valle de Ecija, de la misma órden. I no solamente, Dios con su brazo poderoso libró de las crueles uñas de los Inquisidores á estos doze, antes que comenzase la gran persecuzion en Sevilla, mas aun despues, en tiempo de la gran persecuzión, libró otros seis, ó siete, deste monesterio, entonteziendo i haziendo de ningun valor i efecto todos los estratajemas, avisos, cautelas, astuzias i engaños de los Inquisidores, que los buscaron, i no los pudieron hallar. Porque á quien Dios quiere guardar, ¿quién lo destruirá? (pág. 247-248)

http://www.literaturabautista.com/wp-content/files/Dos-Tratados-por-Cipriano-de-Valera.pdf

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*