Neumatología (bosquejo)

Introducción

La teología significa simplemente pensar acerca de Dios y expresar esos pensamientos en alguna manera. La frase sana doctrina, que Pablo usa, significa doctrina saludable (2 Tim. 4:3; Tito 1:9). La doctrina saludable, o la teología saludable, siempre se espera que resulte en una forma santa de vivir. La teología saludable se expresa no sólo en un credo, sino en un vivir fructífero; y una vida santa tiene que basarse en una teología saludable. Pero, el conformar nuestras vidas a la imagen de Cristo es la meta definitiva al estudiar la teología. Sin embargo, a fin de cuentas, ningún libro puede hacer esto; solamente lo pueden hacer usted y Dios.

La Doctrina del Espíritu Santo (Neumatología)

I. La Personalidad del Espíritu Santo

La personalidad del Espíritu Santo contiene en sí misma los elementos de existencia personal. Se puede decir que existe personalidad cuando se reunen la inteligencia, la emoción y la voluntad (o conciencia del yo) y autodeterminación en un individuo en particular.

A. Características personales atribuidas al Espíritu Santo:

1. Inteligencia (I Co. 2:10-11)
2. Voluntad (I Co. 12:11)
3. Amor (Ro. 15:30)
4. Bondad (Neh. 9:20)
5. Tristeza (Ef. 4:30)

B. Acciones personales atribuidas al Espíritu Santo:

1. Escudriña las cosas profundas de Dios (I Co. 2:10)
2. Habla (Ap. 2:7), clama (Ga. 4:6) y da testimonio (Jn. 15:26)
3. Intercede (Ro. 8:26)
4. Enseña (Jn. 14:26; 16:12-14; Neh. 9:20)
5. Conduce y guía (Ro. 8:14)
6. Llama y comisiona a hombres (Hch. 13:2; 20:28)

II. La Deidad del Espíritu Santo

Por la deidad del Espíritu Santo quiero decir que Él es uno con Dios, y uno en la deidad, coigual, coeterno y consustancial con el Padre y el Hijo. Creo en los nombres divinos que se le otorgan al Espíritu Santo los cuales son “Dios” (Hch. 5:3-4) y “Señor” (2 Co. 3:18).

III. Los Atributos Divinos del Espíritu Santo

Los atributos divinos que se le atribuyen al Espíritu Santo le pertenecen solamente a Dios: eternidad (Hch. 9:14), omnipresencia (Sal. 139:7-10), omnipotencia (Lc. 1:35), omnisciencia (I Co. 2:10, 11; Jn. 15:26; 16:12, 13) y creación (Job 33:4; Sal. 104:30).

IV. La Igualdad del Nombre del Espíritu Santo

Creo que el nombre del Espíritu Santo está unido en igualdad con el de Dios y el de Cristo en la comisión apostólica (Mt. 28:19), en la administración de la iglesia (I Co. 12:4-6) y en la bendición apostólica (2 Co. 13:14).

Dios en Su Palabra, de muchas maneras inequívocas, proclama distintivamente que el Espíritu Santo no sólo es una persona, sino una persona divina.

V. La Obra del Espíritu Santo

Creo en la obra del Espíritu Santo. Al considerar la obra del Espíritu Santo, necesitamos tener en mente la verdad de que todas las personas de la Trinidad están activas en la obra de cada persona en el aspecto individual.

A. En relación con el universo material:

1. En la creación (Sal. 33:6; Job 33:4)
2. En la restauración y preservación (Gén. 1:2; Sal. 104:29, 30; Is. 40:7)

B. En relación con los hombres no regenerados. La obra principal del Espíritu Santo es la de convicción.

1. Les testifica (Hch. 5:30-32)
2. Les convence y condena (Jn. 16:8-11; Hch. 2:36-37)

C. En relación con los creyentes:

1. Regenera (Jn.3:3-6; Tit.3:5)
2. Bautiza en el cuerpo de Cristo (Jn. 1:32-34; I Co. 12:12, 13; Hch.1:5)
3. Mora en ellos (I Cor. 6:15-20; Rom. 8:9)
4. Sella (Ef. 1:13, 14; 4:30)
5. Da seguridad (Ro. 8:14-16)
6. Fortalece (Ef. 3:16)
7. Llena (Ef. 5:18-20; Hch. 2:4; 4:8)
8. Liberta (Ro. 8:2)
9. Dirige (Ro. 8:14)

D. En relación con las Escrituras:

1. Es el autor de las Escrituras (II P. 1:20, 21; II Ti. 3:16)
2. El intérprete de las Escrituras (Ef. 1:17; Jn. 16:13-16; I Co. 2:9-14)

Las Escrituras fueron dadas mediante la inspiración del Espíritu Santo, y la verdadera interpretación de ellas es posible solamente a través de la iluminación del Espíritu Santo.

La espiritualidad significa una relación madura con Dios, lo cual todavía está en progreso. Esto requiere por lo menos tres cosas: (a) la regeneración, (b) los ministerios de Dios en la vida del creyente y (c) el tiempo para crecer en madurez. La llenura se expresa en la frase griega pimplemi pneumatos agiou y subraya el evento de estar lleno. Ocurre en Lc. 1:15 (Juan el Bautista), 1:41 (Elisabet), 1:67 (Zacarías), Hch. 2:4 (el grupo del Día de Pentecostés), 4:8 (Pedro), 4:31 (los creyentes), 9:15 (Pablo) y 13:9 (Pablo).

 

El misionero Ángel Espada y su esposa Margaret sirven al Señor en Aibonito, Puerto Rico bajo la misión Baptist International Missions.

El Escudo de la Fe
Usado con permiso
 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*