Su gracia es mayor

Su gracia es mayor si las cargas aumentan…

El 11 de septiembre marca mi semana de aniversario en el Pentágono. Para las 9:15 de la mañana, ese día sería uno de los días más memorables, ya que por la gracia de Dios, Dios me mantuvo a 17 metros del área de impacto en la oficina del Pentágono donde yo trabajaba, en la ciudad de Washington D. C.

Él da más fortaleza cuando la labor es mayor

La gracia de Dios me preservó al caer el techo, el aire congestionarse de humo y escombros y cuando la pared principal casi me caía encima. Al ocurrir el ataque, alguien activó la emergencia. Si no hubiese sido por ello, junto a los otros que estaban conmigo hubiésemos quedados atrapados.

Cuando viene la aflicción, Él envía misericordia

La misericordia de Dios fue manifestada al yo estar en el patio central contemplando lo que estaba alrededor mío, viendo la intensa humazón que se levantaba sobre el edificio. Avancé hasta la salida más cercana y ayudé a una anciana a salir de allí.

Si más son las pruebas, mayor es Su paz

Reconocí la gracia al salir del edificio severamente dañado, y encontré a una mujer que conocía. Unos minutos más tarde oímos una segunda explosión. La señora trató de refugiarse detrás de un árbol, pero la saqué de allí y nos fuimos a un lugar seguro.

Su Amor No Termina

Sentí mayor gracia al ver a otra señora llorando porque habían cerrado las escuelas y ella no sabía dónde estaban sus hijos. No había medio de transportación. Sólo los vehículos de emergencias se veían por todas partes.

Su gracia no acaba

De nuevo volví a sentir mayor gracia al ir a un pequeño negocio donde me iba a encontrar con una amiga para que me sacara del área, pero ya su vehículo llevaba tantas mujeres que yo casi no cupe. No podía salir; los teléfonos públicos no funcionaban. Las damas con las cuales estaba, estaban muy nerviosas. Otra dama en iguales condiciones se nos unió.

Un Límite No Hay Al Poder De Jesús

En todo este tiempo la gracia de Dios mantuvo dos teléfonos celulares con las baterías cargadas. Cuando el tráfico comenzó a funcionar normalmente, me cercioré de que las damas tuviesen manera de regresar a sus hogares, y elevé una oración a favor de aquellos compañeros de trabajo que habían quedado atrapados.

Pues De Sus Inmensas Riquezas En Gloria

Dios me dio gracia esa noche mientras pasábamos cerca del edificio del Pentágono que continuaba en llamas. Al llegar a mi casa, vi en la televisión por primera vez como las Torres Gemelas de la ciudad de Nueva York habían sido devastadas y me enteré que un primo había muerto en ese siniestro ataque.

Abundan Sus Dones

Dios añadió más gracia dándole a mis compañeros de trabajo otra oportunidad para aceptar a Jesucristo como Salvador. El siguiente lunes nos reunimos, aunque ellos no tenían mi nombre en la lista de sobrevivientes.

Abunda Su Amor

Él me dio paz a pesar de que el doctor insistió en que yo viera un psicólogo para que hablara. Yo tengo un Salvador, un pastor, un ministro. Yo tengo familiares y amigos. ¿Por qué preocuparme?

Abundan Aún Más

Ann es el equivalente al nombre Hebreo “Ana”, que significa “Gracia”

Ann Jackson es miembro de la iglesia Templo Bautista de Fairfax, Fairfax, Virginia, cuyo pastor es el Dr. Bud Calvert.

El Escudo de la Fe

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*