Un desafío para los jóvenes (bosquejo)

Eccl. 12:1-7

Intro.

Salomón es conocido como el hombre más sabio que este mundo ha conocido.  Claro, él no tenía el conocimiento de la ciencia que algunos sabios tienen hoy en día.  Su sabiduría consistía en el arte de vivir.  Hay muchos asuntos en cuanto a la vida que no han cambiado mucho desde el tiempo de Salomón.  Nos vale la pena escuchar y hacer caso a lo que él dice.

I. La juventud ofrece gran esperanza.

A. Es el tiempo de fuerza física.

1) Buena salud.
2) Músculos y nervios que son prontos en responder a nuestras necesidades.

a) Gimnasia.  No cuesta tanto desarrollar los músculos.
b) Deportes.

B. La juventud ofrece muchas oportunidades.

1) El joven es más flexible.

a) No tiene familia.
b) Puede aprovecharse de oportunidades.
c) Muchos tienen la ayuda de los padres en estudiar un oficio.

2) Hay cientos de carreras.

a) Antes no era así.
b) Era obligatorio que el hijo siga en el oficio de su padre.
c) Ni aun pensaron en buscar una carrera para las chicas.
d) La educación está al alcance de más jóvenes hoy en día.

1. Cursos de correspondencia.
2. Colegios del estado.

3) Hay muchas oportunidades para trabajar.

a) Panaderías.
b) Mataderos.
c) Caminero.
d) Fábricas.

II. El porqué de acordarse de su Creador en su juventud.

A. Porque vienen días malos.

1) Se trata de la vejez.
2) Es locura para un joven pensar, “Voy a esperar hasta la vejez para acercarme a Dios”.

a) Estar cargado con muchos pecados y hábitos malos.
b) No es tan fácil hacer cambios.
c) No es justo ofrecer a Dios un cuerpo viejo y gastado.  Rom.12:1
d) Si queremos la bendición del Señor en la vejez debemos darle lo mejor en nuestra juventud.

3) Serán días en las cuales no tenemos contentamiento.

a) No hay tanto contentamiento físico.

1. Ya han experimentado casi todos los placeres de la carne.
2. Los sentimientos están entorpecidos.  No nos dan tanto contentamiento.

b) No nos queda esperanza como antes.

1. No hay anhelos de estudiar otra carrera.
2. No hay esperanza de conseguir otro trabajo.
3. Muchos ancianos están desanimados porque la vida no les ofreció el gozo y la prosperidad que esperaban.

B. Porque el cuerpo humano se desgasta.

1) Aquí tenemos una descripción poética de las angustias de la vejez.
2) Se oscurece el sol, la luna y las estrellas.
3) Vuelven las nubes tras la lluvia.

a) Las nubes simbolizan la angustia.
b) Una enfermedad sigue la otra.

4) Tiemblan los guardas de la casa.  Brazos, manos y dedos.

a) ¿Ha visto una anciana enhebrar una aguja?
b) Los brazos no tienen la fuerza que tenían antes.
c) No responden tan rápido.

5) Se encorvan los hombres fuertes.

a) Son las piernas.
b) Tienen que caminar con un bastón.
c) Las piernas son más como goma.  Se doblan con el peso del cuerpo.

 6) Cesan las muelas.  (Piedras de molino).

a) Los dientes.
b) Han perdido su filo y cuesta más masticar la comida.
c) Hay muchos que fueron sacados porque tenían carias y dolían.
d) no tenían dientes postizos en aquel entonces.

7) Oscurecen los que miran por las ventanas.

a) Los ojos.
b) Miran pero no ven tanto.
c) Tienen que mirar más de cerca.
d) No tenían anteojos en aquel entonces.

8) Las puertas de afuera se cierran.

a) Ellos no tienen tantas ganas de salir y pasear.
b) Tienen miedo que pase algo.

9) Se levantan a la voz de los pájaros.

a) No duermen bien.
b) A veces duermen mucho durante el día y por eso se despiertan temprano.
c) Aun los pájaros cantando hacen suficiente ruido para despertarles.
* No como un bebé‚ que duerme en los brazos de su mamá.

10) Las hijas del canto serán abatidas.

a) Los oídos.
b) No pueden cantar como antes.
c) No pueden escuchar a la música como antes.
d) No tenían audífonos en aquel entonces.

11) Habrá terrores en el camino.

a) Los ancianos tienen muchos miedos.
b) No quieren ir por un viaje porque tienen temor que pase algo.
c) No quieren ir al médico por temor que va a decir que tienen una enfermedad incurable.

12) Florezca como el almendro.  Cabello blanco.

a) Un almendro en flor es como una cabeza cubierta con cabello blanco.
b) Pelo blanco es un símbolo de la vejez.  Yo nunca he visto un joven con cabello blanco.

13) La langosta será una carga.

a) Cada cosita molesta a los ancianos.
b) Cuando ven una langosta tienen miedo de que vengan mil más y sean una plaga.

14) Pierden el apetito.

a) Las comidas no tienen tanto gusto para el anciano.
b) Tienen que tener mucho más cuidado en cuanto a lo que comen.

15) Porque el hombre va a su morada eterna.

a) Los endechadotes andan alrededor por las calles.  Son hombres y mujeres empleados para llorar en los velorios.
b) La cadena de plata: Lo que une el cuerpo con el espíritu del hombre.
c) El cuenco de oro: Igual a la cadena de plata.
d) Se quiebra el cántaro.  Lo que usaron para sacar agua del pozo.  Una vez que rompió no había remedio.  Tenían que tirarlo y comprar otro.
e) La rueda.  Sobre lo que estaba enrollada la soga para sacar agua del pozo.
f) El cuerpo vuelve al polvo.

1. El hombre fue hecho de polvo.  Gen. 2:7
2. Los minerales en el cuerpo humano tienen poco valor comercial.

g) El espíritu vuelve a Dios.

III. Algunos están equivocados en cuanto al espíritu del hombre.

A. Algunos piensan que el espíritu humano es reencarnado.  Es una creencia del hinduismo.
B. Algunos dicen que el espíritu deja de existir después de la muerte.

1) Es lo que enseñan los Testigos de Jehová.  Ellos dicen que la Biblia no enseña que el espíritu vive para siempre.  Pero que Dios devolverá la vida únicamente a ellos y ellos vivirán para siempre si no en los cielos, aquí en la tierra.
2) Moisés y Elías.  No resucitaron pero aparecieron con Jesús en el monte.  Marcos 9:2-3
3) El ladrón que murió con Jesús.
4) Heb. 9:27  ¿Cómo ser  un juicio si el espíritu deja de existir?
5) Apoc. 20:11-12  Es lo mismo.
6) Juan 3:16  La promesa de vida eterna.
7) El negar que el espíritu sigue viviendo es tapar la menta a mucho de lo que leemos en la Biblia.

Concl.

Pablo era un joven más o menos perezoso que le gustaba mucho pasar el tiempo con sus compañeros.  Él siempre iba por algún lado con ellos, a un baile, a jugar en la cancha, o a la pileta o puede ser no más que charlar y compartir bromas  en la calle.  Aunque el era perezoso no era tonto.  Llegó el primer de marzo y era tiempo de volver al colegio. Sus  compañeros se jactaban de sus planes de pasar el año escolar lo más tranquilo posible.  Pablo se puso a pensar.  ¿Qué tiene el futuro para mí?  ¿Qué contribución voy a hacer a este mundo?  ¿Qué esperanza hay de ser útil en algo?

Él se dio cuenta de que sin una buena educación sería imposible tener éxito en la vida.  Por eso el resolvió aprovecharse a lo máximo del año escolar y sacar las mejores  marcas posibles.  Para poder hacerlo tenía que negarse de muchos placeres.  Siempre sus compañeros le decían, “Vamos Pablo, al baile o a la cancha”.  Cuando Pablo diría que no, ellos se rieron y dijeron, “Deje de estudiar.  Es una pérdida de tiempo.  Hay que divertirse”.  A pesar de esto, Pablo quedó muy fiel en sus estudios y aprendió mucho.  Al terminar la secundaria se anotó en la facultad para estudiar la medicina.  Todavía sus compañeros le cargaban por su dedicación a sus estudios. Una vez algunos de sus compañeros vinieron a su casa a visitarle. Uno agarró uno de sus textos de medicina y empezó a leerlo.  Siendo que él no entendía nada de lo que leía empezó a hacer bromas del libro diciendo, “Debe ser muy divertido leer esto”.

Hoy Pablo es un médico distinguido y respetado por muchos.  ¿Y sus compañeros?  Bueno, ellos andan en la pobreza.  Van de un trabajo al otro.  Algunos, cuando no pudieron juntar la plata para pagar la luz, pensaron en ir a Pablo y pedir plata de él pero tenían vergüenza por todo lo que habían dicho.  Ahora es tarde para ellos a sacarse del pozo en el cual se encuentran.

Así será con los que se ríen de los jóvenes que siguen a Dios.  Un día van a arrepentirse pero será tarde.  Después de malgastar su vida en las cosas de este mundo, será imposible a gozar de las bendiciones que Dios tiene para los jóvenes que le recordaron en su juventud.

Haga caso a lo que dice el hombre más sabio que el mundo ha conocido. Nunca estará arrepentido de haberlo hecho.  Estoy bien seguro que si no lo hace, un día va a estar muy arrepentido, pero va a ser imposible volver y hacer lo que debiera haber hecho en su juventud.

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*