25 Maneras de provocar a tus hijos a ira (bosquejo)

Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor. Efesios 6:4

Los padres pueden ser parte del problema en provocar a sus hijos a ira. La siguiente información es excelente aunque no completa. Presenta principios básicos. Tal vez quisiera preguntarle a tus hijos acerca de su punto de vista en estos puntos.

1. Falta de armonía matrimonial

Ocurre cuando un esposo y su esposa no desarrollan el ser “una sola carne,” la intimidad que fue diseñada por Dios (Génesis 2:24). Cuando el hijo observa amargura en los padres, es susceptible a adquirir pensamientos de amargura, motivos, actitudes y acciones que ha visto como ejemplo en ellos (Hebreos 12:15).

2. Estableciendo y manteniendo un hogar centrado en los niños

Ocurre cuando los padres no establecen un hogar que sea Cristo-céntrico, en donde cada miembro entienda su lugar bíblico en la familia y esté comprometido a agradar a Cristo antes que a sí mismo. Esto sucede cuando los hijos son el enfoque, en vez de Dios (Prov. 29:15).

3. Imitando la ira pecaminosa

Niños que regularmente observan ejemplos de ira en la comunicación, a menudo crecen sin haber tenido los recursos bíblicos necesarios con los cuales podrán resolver conflictos y problemas personales (Prov. 22:24, 25).

4. Disciplinar consistentemente bajo ira

Disciplinar con enojo puede ser percibido por su hijo como un ataque personal. El énfasis de su pensamiento y el de su disciplina a aplicarse debería ser en línea en lo que su niño ha hecho por pecar contra Dios, no en cómo la acción del niño le ha causado dolor (Efesios 4:26, 27; Santiago 1:19, 20).

5. Regañón

El término “regañón” es derivado del griego que significa, “indignarse con enojo”. Regañadientes — el censurar rápidamente o protestar, demostrando fuertes emociones sin control — nunca es un método apropiado para entrenar y guiar a un niño (Efesios 4:29).

6. Ser inconsistente con la disciplina

Los padres comúnmente disciplinan inconsistentemente en dos maneras. La primera es teniendo diferentes patrones de disciplina entre los padres. El segundo es en lo indeciso día a día de lo que se debe castigar o en cuan severo el castigo debe ser. Los niños deberían saber que cada ofensa será tratada justa y equitativamente independientemente del estado emocional, espiritual o físico del padre al momento de disciplinar (II Cor. 1:17-18).

7. La hipocrecía

Un padre que utiliza la Biblia para enseñar, corregir e instruir a sus niños en rectitud, pero no está dispuesto a practicar esa misma rectitud en su vida no es sólo un hipócrita sino también provoca a su hijo (Fil. 4:9).

8. Ser legalista

El legalismo es aquel que eleva las reglas hechas por hombres al mismo nivel de culpabilidad como los mandamientos dados por Dios. Las reglas establecidas en el hogar deberían estar claramente delineadas como “Reglas dirigidas por la Biblia” o “Reglas inferidas por la Biblia” (Mat. 15:7-9).

9. No admitir que estás equivocado

La falta de un padre admitir una ofensa cometida hacia sus hijos (y otros a quienes él reconozca que ha ofendido) a menudo desanima a los niños a tener una comunicación bíblica abierta. El niño percibirá la insensibilidad y el orgullo del padre y no estará preparado apropiadamente para pedir perdón a otros (Mat. 18:15).

10. Encontrar faltas constantemente

Los padres tienen la responsabilidad de señalar la conducta pecaminosa y otras deficiencias de carácter a sus hijos. No obstante una actitud de crítica, de condena, acusadora o juzgadora mientras se corrige a un niño llevará al niño a pensar que sus padres no están complacidos con ellos la mayoría del tiempo o nunca (Prov. 19:11).

11. Padres que invierten los papeles dados por Dios

Cuando el orden de Dios es violado en el hogar las consecuencias crean un ambiente en el hogar que promueve la frustración. Las esposas tienden a sentir amargura en que los esposos no manejen el hogar como la Biblia dice. Los esposos tienden a sentir amargura y perder el respeto hacia sus esposas quienes no están cumpliendo sus papeles establecidos por Dios. Tales intercambios de papeles no proveen al niño con buenos ejemplos para seguir el orden de Dios en el hogar (Ef. 5:22-24).

12. No escuchando el punto de vista del niño

Aunque los padres no siempre estén de acuerdo con el razonamiento de sus niños, sus conclusiones u opiniones, deben comprender la perspectiva del niño si hay el deseo de llevarlo a la verdad. El no comprender la perspectiva del niño, éste pudieran percibir actitudes como arrogancia, impaciencia, apatía y falta de amor (Prov. 18:3).

13. Compararlos con otros

Dios le da a cada niño dones y talentos únicos. Los padres necesitan prestar atención al aviso de Pablo en II Corintios 10:12 para evitar el comparar a sus hijos (favorable o desfavorablemente) con otros niños.

14. No tener tiempo para hablar

Cuando los padres permiten que las presiones y los placeres de la vida los mantengan alejados de pasar el tiempo suficiente en el proceso de comunicación con sus hijos, la relación estrecha de padre-hijo no es desarrollada. Los niños pueden llegar a establecer relaciones más fuertes con sus amigos para llenar este vacío (Santiago 1:19).

15. No alabar al niño

Los padres necesitan reconocer a menudo las buenas cosas que hacen sus hijos, para que cuando sean corregidos, estas medidas sean percibidas como un balance bíblico de amor. Cuando los padres se centran sólo en lo malo del niño, el niño tiende a evaluarse a sí mismo incorrectamente (Apoc. 2:2-4).

16. Fallar en lo que se promete

Las promesas y compromisos comúnmente se hacen con la intención de cumplirlas y sin la intención de engañar. Sin embargo, cuando estas promesas son constantemente incumplidas, sin importar la razón, sin el intento de terminar el contrato de una manera bíblica (Prov. 6:1-5), o si el perdón no es buscado de su niño por la violación del contrato, su decepción se convierte en enojo (Sal. 15:4-5).

17. Corrigiéndoles en presencia de otros

En Mateo 18:15 se obtiene el principio disciplinario de que el círculo de confesiones y correcciones debe ser tan grande como el círculo de ofensas. Si el pecado de un niño no es público, el círculo disciplinario debe ser tratado entre el padre y el niño. Violar esta instrucción clara de Cristo disciplinando a un niño en presencia de otros por pecados que ha cometido en privado es pecar en contra de Dios y el niño.

18. Dando mucha libertad

Los niños necesitan ser enseñados a arrepentirse del pecado, cómo ser responsables y cómo vivir una vida de autodisciplina. Cuando se le permite a un niño practicar conductas pecaminosas, participar en actividades no pecaminosas antes de demostrar la madurez necesaria o vivir una vida indisciplinada pueden llegar a pensar que no son amados por sus padres (Heb. 12:6-9).

19. No dando la libertad suficiente

Los niños deben estar dispuestos a ganar libertad cuando demuestran fidelidad a Dios y a otros. La fidelidad está basada en dos cosas: 1) El cumplimiento exitoso de responsabilidades específicas, y 2) La capacidad constante en tomar decisiones sabias (bíblicas). Si no se premia su fidelidad con suficiente libertad, los padres podrían poner en riesgo una forma de motivación que es bíblica – el deseo de ganarse la confianza (Luc. 12:48).

20. Burlándose del niño

Los padres nunca deben poner en ridículo o burlarse de sus niños por alguna insuficiencia de la cual no puedan hacer nada al respecto (Ej. inteligencia, habilidades atléticas, características físicas, etc.) o por cosas que sean pecaminosas. La conducta pecaminosa debe ser tratada con seriedad no con frivolidad (Éx. 4:11).

21. Abusar físicamente

Los padres deben disciplinar a sus hijos sólo cuando su enojo esté bajo control y las posibilidades de hacerle daño físicamente a su hijo sean menos (I Tim. 3:3).

22. Ponerle sobrenombres

Los sobrenombres deben ser utilizados sólo si van de acuerdo a criterios bíblicos. Dios utiliza nombres para identificar individuos que se han entregado a un pecado por el cual su vida está dominada y caracterizada (Ej. perezoso, tonto, de doble pensamiento, idólatra, etc.). Los nombres pueden servir como instrumentos para motivar a los niños a cambiar. No obstante, como burla los nombres pueden avergonzar, humillar o enojar al niño y es punitivo en naturaleza (Ef. 4:29).

23. Tener expectativas irreales

Los padres no deben imponer expectativas o patrones que sus niños no puedan cumplir en su desarrollo o carácter al menos que esos patrones o expectativas estén claramente descritos en la Biblia. Por ejemplo, un carácter piadoso es demostrado en hacer lo mejor para la gloria de Dios, no por sacar todas “A” en la escuela (I Cor. 13:11).

24. Demostrar favoritismo por uno de los hijos

Los hermanos son diferentes los unos de los otros, por tanto, deben ser tratados como individuos. No obstante, las normas por las cuales cada niño es evaluado y por las cuales el padre responde para enseñar a sus niños deben ser idénticas (Luc. 15:25).

25. Emplear métodos de entrenamiento inconsistentes con la palabra de Dios

El encaminar a tu hijo en la disciplina e instrucción del Señor no lo provocará a ira, pero encaminarlo en el consejo y en la instrucción de los psicólogos populares de hoy de seguro lo hará. El uso de técnicas de modificación de conducta y terapia cognitativa que han sido diseñadas para reemplazar a Cristo y a su Palabra con sabiduría humana no pueden producir en tu hijo airado los frutos de Espíritu (Ef. 6:4).

El Escudo de la Fe Vol. 12 No. 1. Usado con permiso.
 

Compartir en Facebook

28 Responses to “25 Maneras de provocar a tus hijos a ira (bosquejo)”

Read below or add a comment...

  1. maria cortes says:

    es muy cierto todo lo k dise nuestra biblia

    k desorientada estoy

  2. silvia mares says:

    Q bueno esta todo esto..gracias por escribir por tomar el tienpo ami me asido de bendicion.q el senor de paz los bendiga..

  3. victor says:

    sinceramente pienso que hay padres que provocan y humillan a sus hijos a tal puntos que se pierde el respeto y amor del que ellos predicaron …………. generando solo amargura y tristeza en el corazon de sus hijos que solo fueron mal orientados ……….. este es mi caso trato al maximo de contener mi rabia pero llega un punto en el tu dignidad como persona se siente tocada y no puedes simplemente hacerte el desentendido aunque asi lo quieras solo digo que me gustaria ya no estar en este mundo ……… tan mediocre en afecto y amor por los demas me he esforzado al maximo pero siempre no es suficiente…………. estoy tan cansado………….

    • Joe says:

      Todos ofendemos y muchas veces, miserable de mi ?quien me librara de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Dios por Jesucristo Senor nuestro…
      Solo sigamos practicando la justicia, pidamos perdón y sigamos caminando hacia la perfección… estas palabras son para ayudarnos a ser mejores padres y a motivarnos, no para condenarnos… Dios te bendiga!!!

    • GLORIA ALFONSINA UTRERA GUTIERREZ says:

      Deja de esforzarte y confía en las promesas del Señor. Descansa en su soberanía y encomienda todo a él. Él hará. Todo el nuevo pacto es lo que Él hace en nosotros. Confía, ora, lee la biblia, congregare gozate en la obra Consumada de Jesucristo y en lo que su Santo Espíritu hace para gloria de Dios Padre.

    • Nancy Vince says:

      Animo Dios es bueno todos cometemos errores pero esta el redentor de nuestros errores Cristo si uno se esfuerza por alcanzar algo que solo Dios puede dar en vano son sus fuerzas pues Dios da de gracia y de gracia debemos dar nada es sufuciente pues Dios es grande y todo es suyo no le podemos dar mas que rendir nuestras vidas y nuestros defectos a El pues El es el alfarero animo y que Dios te bendiga

  4. pilar says:

    Es una maravilla, cuanta sabiduría tiene nuestra biblia, me dá tristeza y verguenza haberla descubierto hasta ahora, después de que he cometido tantos errores, pido perdón arrepentida a mi Padre misericordioso y le pido iluminación, y sabiduría para corregir mi camino, espero y deseo de todo corazón no sea demasiado tarde para mi vida.. . .. . Bendiciones para todos, mil gracias.

  5. Estaba buscando orientación y me encontre con esto que me parecio muy al punto , gracias y espero encontrar mucho mas que DIOS les Bendiga

  6. LIS says:

    DIOS HIZO TODO PERFECTO; ESTA EN NOSOTROS BUSCAR LA SABIDURIA EN EL Y, EN SU SANTA PALABRA… CUIDEMOS EL CORAZON DE NUESTRO HIJOS… NUNCA ES TARDE.

  7. Excelente... says:

    Muy bueno el artículo. Lo leí porque tengo un nieto que con sus 5 años es muy iracundo y yo sostengo que provocan su ira con la permanente corrección.
    Soy su abuela y veo en él conductas similares a su papá, pero cuando era más grande, en la pubertad y adolescencia.
    Muchas gracias,
    Como podría hacer para que me enviaran este articulo a mi correo.

  8. Ruth says:

    Gracias por compartirnos tan importante información para ponerla en práctica.

  9. Rocío says:

    Que bueno fue haber encontrado este articulo, a veces nosotros los padres no nos damos cuenta que en nuestro afán de formar buenas personas en nuestros hijos cometemos grandes errores y provocamos no solo ira en ellos sino también resentimiento, dolor y amargura, no hay mejor manual de vida para todo, que la Biblia, compartamos con otros padres este articulo, será de mucho bien sobre todo para esos hijos que algún día también serán padres.

    Gracias Lou Priolo por escribir esto, Bendiciones para todos.

  10. Jesus says:

    felicitaciones….este tema es una herramienta importante en lo relacionado a la educación cristiana familiar

  11. Henry says:

    Que interesante este tema gracias por tomar algo que se habia perdido

  12. Elizeth says:

    Muchas veces pecamos pero gracias esta muy bueno

  13. Jorge says:

    Soy pastor cristiano. En estos días iba a hablar a la congregación justamente de éste tema, basado en Efesios 6: 4 y Col. 3: 21.
    Pero encontré este excelente material vuestro, y lo he presentado tal y como está porque es de mucha edificación.

    Les agradezco. Bendiciones!!

  14. Juan Blacido Chira says:

    Tengo hijos adolescentes y por ello buscaba lo que significaba en si “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor. Efesios 6:4”; y encontré este magnifico articulo lo cual los comparto.
    María

  15. Ariana says:

    Excelente

  16. katia says:

    hola, gracias por el articulo, es de mucha bendiciónsiento que mi esposo y yo somos muy enojones con nuestros hijos, y les causamos ira, tratamos de corregirlos sin ira pero nos cuesta mucho.

  17. Gilbert Leonardo León says:

    Excelente informacion

  18. hellen says:

    Así es mamá, toma cada punto de esos.
    Lastimosamente desde pequeña es así, y con mi hermana no lo es.

  19. Lisa says:

    Gracias en nombre de una madre esposa e hija y en nombre de mi esposo por compartir bello estudio en verdad me sirvió mucho para la enseñanza y edificación de la familia que tengo gracias a muchos de estos mensajes espirituales se puede ir avanzando para que hayan más familias con propósito. Díos les bendiga

  20. Paty says:

    Desde niña mi madre ha sido dominante y controladora con mis hermanos y conmigo, y por lo general en nombre de decir que tiene el deber de hacernos ver nuestros errores; no repara en juzgarnos, criticar y en la mayoría. de las ocasiones restregarnos nuestros errores pasados de una manera hiriente. Esto ha ocasionado que cada uno conviva poco con ella, todos han hecho sus familias y solo vienen de visita esporadicamente. Debido a constantes pruebas como la perdida de trabajo y un problema de salud me vi en la necesidad de volver a su casa y ahora nuevamente paso por la situacion antes descrita. He pedido a Dios me ayude y de sabiduría psra tratar con mi mamá. para no dejar de honrarla, pero hay ocasiones que siento que no puedo mas y estallo en enojo, para después sentirme culpable. Siento que mi dignidad comi persona es ofendida. con sus palabras y actitudes.

    • Camila says:

      Paz muy lindo la verdad me fue de mucha ayuda!!

    • Kurt says:

      Ánimo, Dios no permitirá que para siempre estés allí. Pero aférrate de Él en medio de esa adversidad, saca enseñanza y también descubre lo que eres capaz de hacer para poder salir adelante. En otras palabras descubre lo que Dios quiere enseñarte a través de esto, quizá eres mas que tus limitaciones presentes y pasadas hasta hoy. Bendiciones.

  21. Macarena Solis says:

    Tengo 30 años, profesional, pero aún vivo con mis padres… conocí un chico mayor de 43, soltero cristiano, de todo mi gusto y nuestra relación ha sido muy sana respetuosa y mucho amor, sintiendo que es de Dios, hemos saludo varias veces y a mi nadre no le gusta, me lo prohibió, siento que la estoy deshonrando y desobedeciendo, siendo que nuestras salidas son muy sanas, tomar helado, almuerzos, caminar, ir a la iglesia, compartir la palabra, ir de compras, pero como pareja. Estaré en desobediencia?… debo regirme por todo lo que ella dice?… Tomar mis propias decisiones y que a ella no le agrade , sería una falta y desobediencia?

  22. Gracias a mi me ayudo mucho Dios les bendiga

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*