Carta del Dr. Charles Keen en defensa de la Reina-Valera

Una carta abierta a mis amigos que son pastores tratando el tema de la Biblia en español

(Escrito en ingles y traducido por nuestros hermanos hispanos.)

11 de Agosto de 2001

Estimados Consiervos del Rey de Reyes:

Acabo de regresar de una conferencia internacional sobre misiones mundiales en San Luis Potosí, México. El Pastor Luis Ramos indicó que ciento cincuenta pastores hispanos estuvieron presente. ¡Ciento diez personas rindieron sus vidas para trabajar de tiempo completo, y la mayoría de estos piensan ir al campo misionero! En la última noche, tres mil cuatrocientas personas se reunieron para un servicio evangelístico, y doscientos treinta personas recibieron a Cristo. La versión Reina Valera 1960 de la Biblia es la Biblia de preferencia por la mayoría de los reunidos.

Doce pastores claves se reunieron conmigo para tratar el tema de la Biblia en español. Estos hombres pastorean algunas de las iglesias bautistas fundamentales más grandes en Latinoamérica. (Varios de estos pastores bautizaron más de mil personas el año pasado, y uno de ellos bautizó más de cuatro mil.) Todos estos hombres usan la Reina Valera 1960 debido a su mayor aceptación, pero ninguno de ellos niega que la Reina Valera 1909 sea la Palabra de Dios. Todos han distribuido miles de copias de la antigua versión.

Soy impresor de la Biblia, pero la tinta bajo mis uñas no me califica como experto en la crítica textual. Los hombres que conocí estan convencidos que su Biblia es la verdadera Palabra de Dios. Sólo linguistas de habla hispana traduciendo del Textus Receptus podrían resolver problemas textuales, si estas llegaran a existir. Las peculiaridades linguísticas hacen ilógico una corrección de nuestro amado versión King James. Es peligroso comparar superficialmente un texto en inglés con uno en español aún cuando el lector conoce bien el español.

Aunque tengan buenas intenciones, siervos del Señor con información errada en ambos lados de la frontera se han envuelto en esta controversia. Hay pocos que se consideran competentes de hacer alguna obra de revisión al texto. De la manera que traductores ingleses nos dieron la Biblia en inglés y las subsecuentes revisiones, así es necesario con la Biblia el español.

Muchas iglesias claves en México están experimentando un comienzo de avivamiento. Satanás pretende dividirlas por la controversia sobre la Biblia para que no resulte en un avivamiento nacional. Los primeros misioneros fielmente plantaron semillas que ahora están produciendo una cosecha abundante.

La Biblia Reina Valera, ya sea en la revisión de 1960 o en la 1909, se está usando en casi cada púlpito de las iglesias bautistas fundamentales en México. Dios ha escogido derramar su Espíritu sobre sus labores. ¿Nos atrevemos a desanimarlos en el apogeo de la cosecha? ¿Permitiríamos que ellos sometieran nuestra Biblia a las mismas pruebas que se le están haciendo a la de ellos? Algunos de los hermanos hispanos han reaccionado con algo menos que dignidad cristiana a los ataques a su Biblia. Con toda honestidad, ¿no hemos hecho lo mismo cuando se ha atacado a nuestra Biblia? La Preciosa Semilla de Milford y su servidor fueron identificado equivocadamente como enemigos. Estuve presente en aquella reunión para defender nuestro testimonio. Cuando la verdad fue revelada, se nos pidió perdón con sinceridad.

Los hombres que conocí tienen la sana doctrina, están unidos en espíritu, y están viviendo un avivamiento desconocido en la historia de su país. Cuanto deseo que pudiéramos decir lo mismo de los Estados Unidos.

Es necesario identificar a Satanás como el enemigo. ¿Es justo condenar una Biblia que no podemos leer y poner a un lado las defensas de los que la usan? Estos hombres no son ignorantes. Algunos han alcanzado grados avanzados de estudio en seminarios americanos con énfasis en los idiomas bíblicos. Cuando menos dos de ellos han escrito libros sobre el tema. Debemos concentrar nuestros esfuerzos en buscar la paz y ser guerreros en oración. Sugiero e insisto que nosotros los pastores en los Estados Unidos nos mantengamos fuera de esta controversia.

Dios le bendiga,

Charles Keen, Ministro de Municiones

P.D. Aunque muchos hombres en ambos lados de esta situación sienten mucha pasión acerca de ello, la controversia sobre la Biblia en español no es el reto más grande que enfrentamos. Tres mil millones de personas se dormirán esta noche sin saber que la Palabra de Dios existe. En más de cuatro mil idiomas y dialectos, las palabras sencillas “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito. . .” nunca han sido traducidas. Muchas personas no verán el día de mañana. Estas personas, aunque les amemos menos, tienen más necesidad de lo que tienen aquellos que ya poséen una copia de la Biblia. Mientras peleamos, la tarea de poner idiomas en forma escrita se ha facilitado por los avances tecnológicos con las capacidades de reconocimiento de voz. Con gusto daré lo que resta de mi vida a la tarea de llenar las manos olvidadas con la Palabra de Dios en sus propios idiomas.

CFK/lz

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*