Consejería cristiana, algo indispensable

Un pastor o misionero, si está realizando bien su trabajo, tiene muchas labores importantes que debe desempeñar con dedicación y esmero, una de ellas es la consejería bíblica impartida a un número elevado de los miembros de la congregación que Dios ha puesto bajo su cuidado. La verdad sea dicha que, como ministros e hijos de Dios, los problemas de las personas deben de ser nuestra constante preocupación y carga, y al mismo tiempo debemos buscar mejorar nuestras habilidades como consejeros cristianos.

Sin embargo, la consejería bíblica no debería ser una labor solamente de los pastores, sino de cada cristiano maduro en la fe, ya que siempre habrá necesidades y problemas de todo tipo entre la gente que requerirá los sabios consejos de la Palabra de Dios. La consejería cristiana, realizada  correctamente y basada sólo en la Biblia, es algo indispensable para la  edificación en la vida de los creyentes en  Cristo. A este respecto, tenemos que reconocer algunos puntos en cuanto a este tema de la consejería cristiana:

MIENTRAS HALLA SERES HUMANOS EXISTIRÁN LOS PROBLEMAS GRAVES

Cuando uno, como pastor, está escuchando atentamente los problemas de alguien, aparte de estar orando a Dios internamente para dar un buen consejo bíblico, en ocasiones uno se pregunta: “¿Y cómo le hizo esta persona para enredar tanto su vida?”

El pecado en nuestra vida trae la muerte o separación de Dios (Ro. 6:23), pero también nos acarrea innumerables problemas emocionales, familiares, físicos y aún económicos. Si recordamos la parábola del “Hijo Pródigo” (Lc. 15:11-24), vemos a un joven que por el pecado y la rebeldía de su ser se había metido en tantos problemas: Tenía problemas familiares porque había defraudado a sus padres, había sido muy rebelde y necio, abusó de su confianza, los abandonó; tenía problemas morales porque había estado viviendo perdidamente, consumió sus bienes con prostitutas (15:30); tenía problemas económicos ya que no tenía un solo peso para comer algo digno, anhelaba la comida de los cerdos (15:16-17); seguramente tenía problemas emocionales ya que se sentía rechazado, avergonzado, tenía remordimientos, etc.; y lo más serio es que tenía problemas espirituales fuertes, ya que le había fallado a Dios y ahora estaba hundido por sus propios pecados… tristemente, hoy en día, hay muchas vidas así.

La razón es clara en la Biblia: Todos somos pecadores (Eclesiastés 7:20) y el pecado nos lleva a una vida destruida, así que mientras halla seres humanos sobre esta tierra, existirán problemas graves. Muchos de nosotros así llegamos al Señor Jesucristo con una vida enredada, revuelta y ahora estamos tratando de caminar en los preceptos de Dios, pero por eso necesitamos hermanos mayores en la fe, que nos den buena consejería cristiana que nos ayude a ir saliendo de todos esos problemas en los que nos habíamos metido. Definitivamente, debido a lo grave del problema de pecado en la raza humana, la consejería cristiana se hace indispensable entre el pueblo de Dios.

MIENTRAS HALLA PROBLEMAS GRAVES EXISTIRÁN VIDAS DESTRUÍDAS

El Señor Jesucristo enseñó claramente que él había venido para dar paz a aquellos que se sintieran “trabajados y cargados” (Mateo 11:28); también dijo que él deseaba dar una “vida abundante” (Juan 10:10), una vida con propósito y llena de bendiciones de lo alto. La Biblia menciona tantas veces la palabra “bienaventurados” que es muy obvio que Dios quiere que tengamos vidas felices, dichosas. Pero la realidad en la vida de muchas personas y aún, a veces de algunos creyentes, es otra muy diferente.

Desgraciadamente, un gran número de personas anda en busca de tratamiento psicológico. Tan sólo en nuestro amado México, uno de cada seis habitantes tiene problemas psiquiátricos, uno de cada 25 mexicanos tiene problemas de depresión, hay problemas de ansiedad, de angustias, de fobias, mucha gente esta pasando problemas serios en su vida. Los datos son alarmantes, no sólo en este ámbito, sino también respecto a las adicciones, los problemas familiares, la inmoralidad, la violencia familiar y social, etc.

Las vidas y familias destruidas de tantas personas, hace indispensable la  consejería cristiana dentro del pueblo de Dios, para que Dios cumpla su propósito en nosotros de darnos una vida llena de gozo, paz y amor.

MIENTRAS HALLA VIDAS DESTRUÍDAS EXISTIRÁ LA NECESIDAD DE CONSEJERÍA BÍBLICA

En pleno siglo XXI con tanta información y con tantos avances científicos, es incomprensible que el ser humano no sepa resolver sus problemas personales y familiares y siga batallando para vivir en armonía, como dijo Martín Luther King: “Los seres humanos hemos aprendido a volar como las aves, también a nadar como los peces, pero no hemos aprendido a vivir como hermanos”

Allí es exactamente donde entra en acción la consejería cristiana, en realidad es donde entra en acción la Santa Palabra de Dios, dando luz al ser humano para tener una vida verdaderamente feliz. En donde, la sociedad y su sabiduría humana han fracasado rotundamente, es donde los principios bíblicos siempre nos hacen salir victoriosos.

La consejería cristiana es aplicar los principios eternos de las Sagradas Escrituras a los problemas y necesidades específicas de una persona. Es hacer claros los preceptos de la Biblia a la  mente de una persona turbada y angustiada por las dificultades que hay en su vida.

La consejería cristiana es algo indispensable por que es una de las maneras en que Dios restaurará esas vidas destruidas, es la forma de confrontar a las personas con los principios eternos de la Palabra de Dios, es poner en evidencia la falsa “sabiduría humana” y exaltar la verdadera sabiduría de Dios. Jay E. Adams en su libro “Capacitados para restaurar” dice que  “en pocas palabras la consejería cristiana es la confrontación  que brota del sentimiento de cambiar algo  que Dios desea cambiar”.

La consejería cristiana es algo sumamente útil porque NO es tratar de cambiar a la gente sólo porque no piensa como nosotros, o porque no es como nosotros, sino que es tomar el manual del Dios Altísimo para la vida y la familia, la Biblia, y mostrarla a la persona que por no seguir las instrucciones eternas tiene su vida, un poco o un mucho, descompuesta. Es tomar la medicina de Dios y aplicarla directamente en la herida grave de una persona mal herida por su pecado. Es tomar la brújula de Dios que llevará a puerto seguro a esa vida que va navegando con dificultad y con peligro de naufragar en el tempestuoso mar.

El mundo está en caos simple y sencillamente por ignorarlos preceptos eternos de Dios, por ignorar sus mandamientos, por violar su Ley, así que debido a la enorme importancia de la Biblia, la consejería cristiana es indispensable dentro del pueblo de Dios.

MIENTRAS HALLA CONSEJERÍA BÍBLICA, EXISTIRÁ LA GUÍA DE DIOS

La consejería, en particular la que emplea y aplica con eficacia la Palabra de Dios, es un deber necesario e indispensable en la vida y compañerismo cristiano. Es también el resultado que se espera de la verdadera madurez espiritual. Cada cristiano verdadero debe entregarse por entero y sin reservas a la meditación de la Palabra de Dios, debe leer la Biblia, memorizarla, escudriñarla y sobretodo vivirla para que llegado el momento pueda dar un consejo sabio que provenga de lo alto.

La carencia de conocimiento bíblico en el pueblo de Dios es lo que está destruyendo los fundamentos y no nos permite tener iglesias fuertes y crecientes, como dijo el profeta Oseas: “Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento…” (4:6). Necesitamos, urgentemente, que un porcentaje más grande del pueblo de Dios se alimente de la Biblia, madure y pueda ayudar a otros con consejería cristiana, y de esta manera Dios este guiando a sus hijos.

A esta gran necesidad hace referencia John F. MacArthur en su libro “Una nueva mirada a la consejería bíblica” cuando dice: “En años recientes ha habido un fuerte e influyente movimiento dentro de las iglesias intentando reemplazar la consejería bíblica con “sicología cristiana”: técnicas y sabiduría extraídas de las terapias seculares y que, sobretodo, realizan profesionales a sueldo. Esto ha menguado la confianza de la iglesia en las Escrituras, la oración, la comunión y la predicación como medios mediante los cuales el espíritu de Dios obra en la transformación de vidas… que la Iglesia vuelva a las Escrituras como fuente suficiente de ayuda para los problemas espirituales de la gente ” (página 18)

Definitivamente, debemos volver a tomar la guía de Dios en cada aspecto de nuestra vida para poder ser la clase de cristianos que él quiere que seamos. Aunque también es prudente decir, que necesitamos ser buenos oidores de los consejos de Dios, Jesucristo dijo “cualquiera que me oye estas palabras y las hace le compararé a un hombre prudente” (Mateo 7:24), pero notemos que todo empieza con oír los consejos de la Biblia. En ocasiones no tenemos la guía de Dios no por falta de buenos consejeros cristianos, sino por falta de “buenos oídos cristianos”. En ocasiones los pastores o misioneros que aconsejamos llegamos a pensar que las personas piden consejo para hacer exactamente lo contrario o para terminar haciendo su voluntad. Esto es algo irónico porque se invierten horas en aconsejar para finalmente no seguir el consejo de la Biblia, para que cada quien haga, como en el tiempo de los jueces, lo que bien le parezca (Jueces 17:6). Tal vez es lo que mencionó, en una ocasión, el General Norman Schwarzkopf: “Uno sabe siempre lo que debe hacer; lo difícil es hacerlo”. Sin embargo, cuando un consejo cristiano y bíblico es desechado, estamos desechando la guía del mismo Creador del universo. En estos tiempos de tantas mentiras disfrazadas de verdad, de tantas herejías, de tantas doctrinas innovadoras, no podemos darnos el lujo de menospreciar los preceptos de Dios porque eso nos puede traer muchos problemas, recordemos que “vergüenza tendrá el que menosprecia el consejo” (Proverbios 13:18).

La consejería cristiana es indispensable porque es una de las maneras en que Dios guía a sus hijos, les imparte su Palabra y les provee de herramientas para vivir vidas victoriosas. En nuestras iglesias, démosle el valor debido a la buena y bíblica consejería cristiana.

Tribuna Bautista Bíblica

 

Compartir en Facebook

5 Responses to “Consejería cristiana, algo indispensable”

Read below or add a comment...

  1. Abogado . Angel Quenaya says:

    Gracia a Dios soberano , por los escriben sobre temas tan importantes, desde la perspectiva bíblica, que Dios le bendiga por su aporte al bien común de los creyentes y la sociedad.

  2. Carmen says:

    Mi hija tiene 24 años y se ha puesto muy autoritaria , no quiere obedecerme,hemos acordado que si ella no respeta mi autoridad delegada por Dios y las normas de llegar a la s 9:30 m. Entonces se vaya, yo no puedo estar esperándola hasta la hora que ella quiera llegar, sin ella descanso porque se la entrego a Dios Estoy obrando mal. A bajado un poco su orgullo y altivez. Muchas gracias. Dios lo bendiga.

  3. DARCTHE says:

    ¡que hermoso ! totalmente de acuerdo,Gloria a Dios !! que permanezcamos siempre en las sendas antiguas teniendo como guia la Palabra de Dios.

  4. Romeo Leiva Martinez says:

    Agradecido por tan valiosa enseñanza, son temas de mucho interés y tratados Bíblicamente se vuelven en una bendición para nuestra vida. Que Dios les bendiga.

  5. Erika says:

    Hola y bendiciones. Tengo una pregunta, quien sostiene al consejero? Porque la gente está muy cargada y es dura de cerviz.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*