Ejemplo de un pacto de una iglesia bautista

Nuestro Pacto

Teniendo la convicción de haber sido guiados por el Espíritu Santo aceptar al Señor Jesucristo como nuestro Salvador personal y habiendo sido bautizado en virtud de nuestra profesión de fe, en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, ahora en presencia de Dios, de los ángeles y de esta congregación, hacemos pactos los unos con los otros de la manera más solemne y gozosa como un cuerpo que somos en Cristo: (Juan 1:12; Mateo 28:19; 1 Cor. 12:27; Rom. 12:4-5; Juan 15:5)

Prometemos ayudarnos por el Espíritu Santo, andar juntos en amor cristiano; procurando el adelanto de esta iglesia en conocimiento, santidad y bienestar; promover su prosperidad y su espiritualidad, sostener su culto y ordenanzas, disciplina y doctrina, contribuir fija y gustosamente para el mantenimiento del ministerio, los gastos de la iglesia y el socorro de los pobres y el entendimiento del evangelio por todas las naciones. (1 Cor. 1:10; 2 Pedro 3:18; 1 Cor. 16:2; Rom. 6:3-14; 2 Cor. 9:6-7; Mal. 3:10)

Prometemos cultivar una devoción familia y privada; educar bíblicamente a nuestros hijos, procurar la salvación de nuestros parientes y demás amistades y toda la humanidad en general, andar con circunspección (prudencia) en el mundo; ser justos en nuestras acciones, fieles en nuestros compromisos e irreprochables en nuestra conducta, evitar la chismografía, la difamación y el excesivo enojo, abstenerse de la venta y uso de bebidas intoxicantes, tabaco y cosas semejantes, ser celosos en nuestros esfuerzos por el engrandecimiento del Reino de Dios. (Mateo 6:6; Prov. 22:6; Mateo 5:13-16; 1 Juan 2:15; Col. 3:17; Heb. 13:20-21; Mateo 12:36; Prov. 26:20; Prov. 23:29-32; 1 Tes. 5:22; 1 Cor. 15:58)

Prometemos cuidarnos los unos a los otros con amor fraternal; recordarnos mutuamente en oración, ayudarnos unos a otros en las enfermedades y en los infortunios; cultivar la simpatía cristiana en el sentimiento y en la cortesía de la palabra, ser tardos para ofendernos y prestos para reconciliarnos; abundando en los preceptos de nuestro Salvador para obtenerla sin tardanza. (2 Tes. 3:14-15; San. 5:16; Marcos 2:1-5; Col 4:6; Mateo 18:21-22)

Prometernos finalmente, que cuando tengamos que cambiar nuestra residencia a otro lugar nos uniremos tan pronto como sea posible a otra iglesia, en donde podamos continuar desarrollando el Espíritu de este pacto y los principios de la Palabra de Dios. (Hechos 18:27; Heb. 10:25)

 

Compartir en Facebook

5 Responses to “Ejemplo de un pacto de una iglesia bautista”

Read below or add a comment...

  1. Carmen Maria says:

    Me siento muy orgullosa del Seño Jesucristo en mi vida.
    Por todas las bendiciones que cada día nos regala,
    Y muy orgullosa de ser Bautista, con 52 años de bautizada
    para la gloria de mi Señor amen.

  2. J. Enrique says:

    Es importante que todo el Pueblo de Dios tenga este sentir y que estemos todos envueltos en la Causa de Cristo y que esta causa nos Consuma mediante el pacto o el compromiso con el Señor, con los hermanos y la Iglesia local
    Muchas bendiciones, desde Cuba, un servidor

  3. Pastor Jose Duanys Gutierrez says:

    Soy pastor bautista hace casi 20 años y me siento bendecido por haber conocido al Señor en esta denominación. Oro a Dios para que nos siga bendiciendo y que podamos enseñar nuestros principios bíblicos, aquellos que nos han caracterizado y guiado hasta hoy.

  4. Recuerdo que mi abuela traía pegado este pacto en su biblia..Ahora ya no se menciona porque algunos dicen que eso es legalísmo….Que tiempos no?

Responder a Pastor Flavio Ramos Gil Cancelar respuesta

*