El deber de amar (bosquejo)

II Cor. 12:14-16

Intro.

Del Apóstol Pablo podemos aprender mucho sobre el deber del siervo de Dios a amar a la gente.

I. Nuestro amor debe ser por sus almas.

A. Hay los que manifiestan un gran amor por la gente.

1. Caridad por su bienestar.
2. Caridad por los pobres.
3. Es loable.

B. Nuestro amor debe incluir esto; pero, a su vez, debe abarcar una preocupación por su bienestar espiritual.

1. El argumento que dice que no podemos ganar para Cristo a la gente si somos indiferentes a su necesidad física.

a. Hay algo de verdad en esto.
b. Hay la tentación de ir al extremo y gastar más en su necesidad física que gastamos en su necesidad espiritual.
c. En tiempos de angustia la gente están más inclinados a buscar a Dios.
d. “Ahora que no tengo más necesidad física no necesito a Dios”.
e. Debe ser sobre un nivel individual.
*Misiones de rescate en las ciudades. Jaime Hoffman.

2. Todo lo que hacemos debe ser con el fin de hacer discípulos.

a. Es el gran mandamiento. Mat. 28:18-20
b. “Amigo, aquí hay un sándwich y un par de zapatos pero yo estoy preocupado por tu alma también”.

II. La gran necesidad de amor en la obra de Dios.

A. Si no tiene amor por la gente no debe aun pensar en ser un pastor.
B. Un pastor está doblemente bendecido si tiene también una esposa que ama a la gente.
C. El amar a otros es gastar por ellos.

1. Es gastar lo suyo.

a. Dinero.
b. Tiempo.

2. Es invertir en ellos.

a. Los del barrio.

(1. Muchos me conocen
(2. Algunos me llaman “pastor” aunque nunca han venido a la iglesia.
(3. Necesitan a alguien en quien confiar.

(a. Dora, la católica.
(b. Antonio, el chapista.
(c. Julio, el católico.

(4. Algunos ni aun me saludan.

(a. Tal vez porque son muy católicos.
(b. Tal vez es porque soy norteamericano.

b. Los de la iglesia.

(1. Invertimos mucho más en sus vidas.
(2. Ellos tienen derecho a nuestro tiempo.
(3. Hace falta paciencia con ellos. Judas 22-23
(4. Tenemos que saber corregir en amor.

3. A veces sufrimos por amar a la gente.

a. v. 15 “amándoos más, sea amado menos”.
b. A veces hacemos una mala inversión.
c. Tenemos que tener un corazón tierno.

(1. Nuestros sentimientos vienen del corazón.
(2. Un corazón tierno es más sensible y es más fácilmente lastimado.

d. Creyentes que amamos y en los cuales hemos invertido mucho son capaces de quebrantar nuestro corazón.
e. Salmo 51:17

Concl.

El de ser un pastor del pueblo de Dios es un privilegio que Dios da a algunos pocos, no más. No es que somos superiores a los demás pero sí, somos privilegiados. No hay nada que da más gratificación a la vida que la de invertir su vida en la vida de otros. Tengo algunos enemigos pero tengo un montón de amigos. Es una gran satisfacción.

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*