El milagro de la pesca (bosquejo)

Lucas 5:1-11

Intro.

Más probable en la proa de los buques estaba escrito ZEBEDEO E HIJOS. Es muy probable que ellos fueran bien conocidos entre los pescadores. Fueron entre los más prósperos de los pescadores en todo el Mar de Galilea. Parece que era su costumbre pescar por la noche. Tal vez porque hizo mucho calor por el día.

Jesús pasaba por la playa donde estaban dos de los buques de ZEBEDEO E HIJOS. Muchas veces Jesús fue seguido por una gran multitud. Fue así en esta ocasión. El quería hablar con todos pero no pudo mientras que todos le agolpaban. Entonces entró a uno de los buques y dijo “Llévame de la playa un poco”. De ahí él habló con la gente. No dice de qué hablaba en esta ocasión pero cuando terminó de hablar pasó algo muy interesante.

I. Siempre nos hace bien obedecer a Jesús.

A. Tal vez no entendemos el por qué.
B. Tal vez pensamos que será en vano.

1) Pedro dijo, “toda la noche hemos estado trabajando y no hemos pescado nada”.
2) Hay muchos que no han entregado su vida a Jesús porque miran a los obstáculos y dicen, “ah, no hay caso”.

C. No conocemos lo que el Señor puede hacer por nosotros sin obedecerle.

1) Pedro dijo, “en tu palabra echaré la red”.
2) Encerraron una gran cantidad de peces.
3) Si Cristo nos amó tanto que él murió en la cruz en nuestro lugar, él no va a pedir nada de nosotros que nos hará mal.

II. El de conocer a Jesús debe hacernos humildes.

A. La reacción de Pedro.

1) “Apártate de mi, Señor, porque soy hombre pecador”.
2) El quería decir, “yo no soy digno de ser amigo tuyo”.

B. Cristo ha cambiado mi presente y mi futuro.

1) Mi presente.

a) Vida con propósito.
b) No soy más un esclavo al pecado.
c) Puedo tener perdón de mis pecados.
d) Tengo paz en mi corazón.

2) Mi futuro.

a) Un hogar en los cielos.
b) Un cuerpo celestial.

3) Aparte de Cristo, no tendría nada de eso.

a) Yo sería todavía un pecador miserable.
b) Viviendo sin propósito.

4) No puedo decir, “mira lo que yo he echo”. Yo debo todo a Cristo.

III. Jesús quiere hacernos pescadores de hombres.

A. Quiere decir, ganadores de almas para Cristo.

1) Por medio de nuestra vida.
2) Por medio de nuestro testimonio.
3) Por medio de hablar con los demás.
4) Es para todos. Mateo 28:18-20

B. Ganar almas es semejante a pescar.

1) A veces vamos con éxito y pescamos bien. A veces volvemos a casa sin haber pescado nada. Yo no diría “No voy más”. Es así también cuando vamos a hablar con la gente acerca de Jesús. Muchas veces es sin éxito pero no debemos decir, “No voy más”.
2) Algunos pescados muerden la carnada pero escapan. Es como algunas personas que, según se supone, aceptan a Cristo pero en seguida dejan el camino y no quieren nada más que ver con el evangelio.
3) Algunos pescados muerden la carnada en seguida y otros no la tocarán para nada. Algunas personas aceptarán a Cristo en seguida y otras no quieren meter las manos en estas cosas para nada.
4) Algunos pescados juegan no más con la carnada. No quieren abrir la boca y tragarla. Así algunos pecadores muestran interés en el evangelio, hacen muchas preguntas, asisten a veces a las reuniones, etc.. pero no aceptan a Cristo.

 

Compartir en Facebook

2 Responses to “El milagro de la pesca (bosquejo)”

Read below or add a comment...

  1. muy bueno este sermon y su estructura es espectacular lo felicito, me bendice su contenido

  2. rev antonio medina says:

    muchas gracias por la bendicion resivida un sremon bien estructurado.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*