El ministerio de los ujieres

Es traducción de “Guidelines for Church Ushers” (Guías para los ujieres en la iglesia) por Lindsay Terry

¿Qué es un Ujier?

1. Un guachimán, vigilante o atalaya. Un buen ujier vigilará sobre el culto de la iglesia como hace la mamá gallina sobre sus polluelos. Él anticipará los problemas antes que surgen, estará vigilando por cualquier disturbio y lo va a arreglar y callar en la manera más rápida y diplomática posible. Él se dirá “Si este culto se llega a acabar como se debe, será porque yo cumplo mi deber en atender a la gente bien y de tal modo que pueden escuchar sin disturbios ni distracciones”. Él vigilará para la comodidad de la gente en todo momento. (En Perú esto significa cuidando que los perros ni los borrachos puedan entrar y causar disturbios en el culto).

2. Un papá. El ujier tendrá que ser el papá para muchos niños y niñas que vienen sin sus padres. Él tendrá que cuidar y vigilar sobre ellos como haría con sus propios hijos. Él tiene que asegurarse que se porten bien tanto como haría con sus propios hijos.

3. Un disciplinario. El ujier tendrá que aprender como disciplinar a los niños y a los jóvenes en una manera firme, pero a la vez amable. Los niños y los jóvenes responden al amor. Cuando reconocen que están siendo disciplinados en amor, no habrá problemas. Todos los niños quieren ser dirigidos para hacer lo que deben hacer. Muchos pueden hacer lo que les da la gana en la casa o aún en el colegio, pero cuando vienen a la iglesia deben portarse como es debido. Muchas veces es muy difícil disciplinar a un niño, pero la importancia y la necesidad del culto, tanto como lo del niño deben ser tomados en cuenta.

3. Un siervo. Hay muchas maneras que el ujier puede servir a la congregación. Veremos varias maneras mientras que seguimos en este estudio. El ujier es escogido y está en su sitio por una sola razón y esto es para servir a la gente.

4. El hospedador. Exactamente como un caballero procura hacer su huésped sentirse cómodo y bienvenido en su casa, él tiene que asegurarse que los visitantes se sientan en casa y lo más cómodo posible. Él tiene que asegurarse que cada visitante se sienta como un visitante de honor.

5. La iglesia. Cuando alguien viene a visitar a la iglesia, la primera persona a quien van a ver será su impresión de la iglesia. ¡Para ellos el ujier es la iglesia! Las opiniones que están formando de este ujier en particular serán las opiniones que estarán formando de la iglesia. El visitante estará de mejor humor si ha sido recibido con dignidad, honor y bastante amistad. Tendrá una actitud y opinión muy buena de la iglesia, sólo porque un “caballero” se le encontró en la puerta y le ha ayudado en tan buen manera.

El Capitán de los Ujieres

Para que los ujieres sean un grupo de éxito tendremos que escoger con mucho cuidado al capitán o líder de los ujieres. Dicho hombre tendrá que ser un hombre de Dios, dedicado a la iglesia y al servicio para Cristo. Tiene que ser leal al pastor y a todo el programa de la iglesia. Tiene que poseer cualidades definidas de liderazgo que le permitan enfrentar los problemas que surgen en los cultos. Tiene que tener la habilidad de tratar con los asuntos que tienen que ver con los ujieres. El capitán tiene que ser un hombre inteligente y diligente que cree en la planificación detallada y entrenamiento de sus ujieres que forman su equipo.

Siendo que el pastor trabaja tan íntimamente con el capitán de los ujieres, es imperativo que el pastor tenga parte en escogerle. El pastor tendrá más cuidado quizás en asignar a alguien que sea espiritual y se preocupe por los cultos de la iglesia.

Hay por lo menos cinco áreas donde el capitán tendrá que trabajar y sobre cuales necesita un control total. Esto hace su trabajo ser muy exigente, pero él debe entender que fue escogido por este servicio y que está asumiendo bastante responsabilidad.

1. Entrenamiento del equipo.

Ayudando entrenar a su equipo es uno de sus tareas más importantes. Cada hombre que ayuda como ujier, debe ser entrenado. No se debe esperar que ya sepa hacer el trabajo sólo porque lo ha visto desde su asiento en las bancas. Él debe recibir instrucciones específicas. Esto no sólo le ayuda a hacer su trabajo mejor, pero le ayuda ver que es un puesto y trabajo muy importante. Un trabajo tan importante debe ser hecho bien. Cada ujier nuevo debe recibir una lista de instrucciones y guías escritas. Ellos podrán estudiar estos en la casa y entonces el ujier y el capitán pueden estudiarlas juntos. También debe haber unas instrucciones y prácticas en privado con el capitán de los ujieres.

2. Animando a los demás.

El capitán tiene que animar a los demás para hacer un buen trabajo y ministerio. Él debe inculcar la idea que es un ministerio muy importante y que lleva mucha responsabilidad. Dios les ha escogido para este trabajo tan importante. Debe tener unas reuniones con su equipo de vez en cuando para felicitarles, inspirarles, y tener unas devociones con ellos para unir al equipo aún más.

3. Revisando todo el material.

De esto hablo, de todo lo que usa y necesita en su trabajo. Debe revisar las bancas y sillas. ¿Hay suficientes sillas a la mano si vienen muchos al culto? ¿Dónde van a sentarse los que llegan tarde? ¿Los himnarios están en su lugar, está todo limpio y ordenado, todo está listo para los que se sientan en la plataforma, hay suficientes tarjetas para los visitantes, etc.?

Sería una buena idea hablar con el pastor antes del culto para ver si hay algo nuevo o fuera de lo normal para este culto. Debe estar seguro que los boletines, tarjetas, sobres de ofrendas, etc. estén en su lugar y que haya suficiente para todos. Debe saber si se necesita un sitio reservado para alguien especial, que las puertas estén abiertas que deben estar abiertas, ventanas, etc. Él debe ver que no haga demasiado frío, ni calor. Debe tener ujieres encargados de cada parte del salón y necesidad que tenemos en la iglesia.

Debe asegurarse que los ujieres estén llevando sus etiquetas de ujier, con su nombre, si es que la iglesia tiene estos. Debe estar seguro de tener el orden del culto, debe estar seguro que las canastas de las ofrendas estén en su lugar.

3. Cultos especiales.

Muchas veces en los cultos especiales (campañas, conferencias, etc.) vemos que no han planeado bien en cuanto al trabajo de los ujieres. Es el trabajo del capitán de los ujieres saber de los cultos especiales, averiguar lo que se va a necesitar y asegurarse que el trabajo de los ujieres será muy profesional.

4. Revisando notas para el pastor.

Cada mensaje que necesita llegar al pastor cuando está en el púlpito debe pasar por el capitán de los ujieres. Todos los otros ujieres deben ser instruidos que tienen que pasar cada mensaje, notita, o lo que sea, por las manos del capitán de los ujieres. Podremos evitar muchas interrupciones, si el capitán de los ujieres puede ver el mensaje y ver si de verdad es algo que debe ser pasado al pastor. También él debe siempre estar viendo al pastor para ver si hay algo que él necesita o si él quiere comunicarle algún mensaje.

5. Consiguiendo sustitutos.

Es una buena idea para el capitán de los ujieres si puede tener una lista de ujieres que no pueden servir siempre de ujier, pero que podrían servir si fuese necesario. Sería bueno usar los mismos hombres semana tras semana para tener un equipo más eficaz y más profesional. Sin embargo, va a haber oportunidades cuando alguien no puede estar y él tendrá que buscar un sustituto. Todos los ujieres deben saber cuándo les toca servir por lo menos una semana antes. Sólo se hace cambios cuando es necesario. Los sustitutos necesitan ser entrenados y listos para ayudar, si es necesario.

El Puesto del Ujier

El puesto del ujier es un lugar de servicio en la iglesia, tanto como estar en una clase de escuela dominical, el coro, o cualquier otro lugar de responsabilidad. La Biblia dice “Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel”. I Corintios 4:2. El ujier, que tiene un trabajo para hacer y lo hace lo mejor que pueda según su habilidad, siendo fiel a su tarea recibirá el mismo grado de recompensa como un predicador o un pastor quien ha hecho su trabajo fielmente. La Biblia no requiere que tengamos gran talento, pero que el talento que tenemos sea presentado y rendido a Dios.

El ujier debe estar en su puesto antes de la hora. Él debe llegar allí varios minutos (15) antes que empieza el culto, para poder saludar a la mayoría de la gente mientras que estén entrando y para ayudarles a encontrar su asiento. Muchos de los problemas en los cultos pueden ser evitados si cada ujier estaría en su puesto antes de la hora y podría encargarse de todo antes que empieza el culto.

El ujier debe estar orgulloso de su puesto. Debe sentir una satisfacción única que su puesto está bien cuidado como debe ser. Él debe asegurarse que se haya fijado en todo y que ha cuidado todo lo que le toca.

El capitán de los ujieres no debe tener que ser responsable de poner alguien en tu puesto, cuando un ujier no puede estar en su puesto. Cada ujier debe estar seguro que uno de los sustitutos (que ha sido entrenado y está en la lista) puede cuidar su puesto. Siempre debes notificar al capitán de los ujieres de todo y especialmente si no puedes encontrar un sustituto.

La Ropa del Ujier

En casi todos los casos y especialmente los domingos en la mañana, la tarde y los cultos entre semana el ujier debe llevar una corbata y ropa de vestir. Esto no es para decir que el ujier tiene que usar ropa costosa, pero que debe ser bien pulcro, con su cabello bien peinado, su zapatos lustrados, afeitado, y sus dientes cepillados, etc. El ujier no sólo es el que representa a Cristo, pero también a la iglesia y por esto debe estar bien preparado en toda hora para hacer una buena impresión.

Vistiéndose correctamente puede ser bien difícil cuando los ujieres llegan de frente de sus trabajos para el culto entre semana, pero con una preparación correcta y ayuda de los de la familia que están saliendo de la casa, ellos pueden traer la ropa y alguien aún podría cambiarse en la iglesia antes del culto. Cuando un ujier ve que es imposible estar vestido correctamente por alguna razón, debe buscar un sustituto que esté vestido correctamente para este servicio tan importante.

Sentando a los Visitantes

Antes que empiece el culto, la mayoría de la gente llegan a una vez y debes dejarles ir de frente a sus asientos con una sonrisa y un saludo del ujier. Sin embargo, una vez que empieza el culto, entonces, la gente debe encontrarse con el ujier en la puerta como individuos. El ujier debe dar la mano y una sonrisa a cada uno. Si hay un boletín u otra información que están repartiendo, entonces debes extenderlo con la izquierda mientras que estés dándoles la mano.

El ujier siempre debe estar mirando la entrada, especialmente una vez que el culto haya empezado, para poder encontrarse con los que llegan tarde para saludarles y servirles. Muchos llegarán a la puerta y mirarán de la puerta para ver si hay un asiento disponible, si no hay, entonces se paran allí avergonzados que hayan llegado tarde y que no hay asientos. Tenemos que atender a esta gente de inmediato.

Cada visitante debe ser encontrado en la puerta con un saludo y llevado de frente a un asiento. El ujier debe siempre saber dónde están los asientos disponibles. Cada vez que lleva uno a su asiento debe estar buscando otros asientos para la siguiente persona que va a llegar tarde. A veces el ujier señala un asiento desde atrás para que el visitante o hermano tenga que ir en búsqueda de su asiento solo. Esto nunca debe suceder.

El ujier siempre debe sonreír y parecer de buen humor, para que la gente puedan saber que este es un sitio de felicidad y que los que asisten aquí están felices. Recuerden que las primeras impresiones son muy, muy, muy importantes y muchas veces muy duraderas. Una sonrisa es muy importante porque muchas veces un saludo caluroso y una sonrisa amigable puede ser la primera cosa agradable que han experimentado en esta mañana.

El ujier debe tener el hábito de saludar a todos por nombre. Debe entrenarse a recordar los nombres de todos y aún aprender rápidamente los nombres de los visitantes para poder despedirse de ellos usando su nombre al final del culto. Nunca debe mostrar parcialidad en cómo trata en su trato con un visitante o un miembro. Debe tener cuidado de saludar y dar la mano a los extraños tan calurosamente como hace con los viejos amigos.

Cuando el ujier lleva un visitante a su asiento debe presentarle a alguien que está sentado allí cerca para hacerle sentirse más en casa. Por supuesto, sólo se puede hacer esto antes que haya empezado el culto y siempre cuando lo hagas tendrás que hacerlo en una manera diplomática y reservada.

El ujier nunca debe caminar muy adelantado de la persona a quien está llevando a su asiento. Es muy vergonzoso para el ujier encontrarse al frente de la iglesia y recién dándose cuenta que la persona, sea miembro o visitante se haya sentado atrás. Si él mira para asegurarse que están cerca podrá ver si es que se detienen y averiguar por qué. Así puede estar seguro antes de proseguir. Si es que hayan escogido un asiento en otra sección de la iglesia, entonces él puede llevarles allí o mostrarles que ya les ha separado unos asientos más a la mano y más cómodos.

Nunca debes dejar al visitante tener que empujarse o meterse en frente de la gente, a un asiento en medio de la banca. El ujier debe pedir (muy calladamente) a los que están sentados al costado moverse más adentro para ayudar al visitante sentarse.

La cortesía es la palabra clave para el ujier. Algunos van a asistir al culto y van a recordar más que nada la cortesía del ujier y como les ha tratado cuando les llevó a su asiento.

No importa cuán tarde uno llega al culto, el ujier debe estar mirando la entrada y de inmediato acercarse para darle la bienvenida y llevarle a su asiento. Esto también va a limitar los disturbios del culto.

Durante un especial musical, la lectura de la Biblia, o una oración, debes pedir a los que hayan llegado tarde que esperen hasta que esta parte del culto haya terminado y entonces puedes llevarle a su asiento.

Repartiendo las tarjetas de visitantes

Los ujieres deben venir de inmediato al frente en la misma posición de donde van a recoger la ofrenda y deben mirar hacia la congregación. Es mucho más fácil ver a los que levantan la mano cuando estás mirándoles a la cara en vez de tratar de ver desde atrás. Si hay varias personas en una banca debe de inmediato repartir las tarjetas y material a una persona y proceder a la siguiente persona que está visitando.

Muchas veces pedimos a los visitantes que se pongan de pie. Si demoramos llegando a ellos con la tarjeta de visitante a veces se sientan o por lo menos se avergüenzan mucho. Repartir las tarjetas de visitantes con el material debe ser lo que el ujier hace con más rapidez. Las palabras que deben describirse a la acción del ujier cuando está repartiendo las tarjetas y material son; “MUÉVETE RÁPIDAMENTE”.

Es muy bueno que la iglesia mantenga datos de todos los visitantes porque esto será la mejor lista de prospectos para ir a ganar almas que cualquier iglesia puede tener. Por eso es imperativo dar una tarjeta de visitantes a cada visitante que entra la iglesia.

Recogiendo la ofrenda

Un ujier debe moverse rápidamente pero con dignidad a su puesto cuando es hora de tomar la ofrenda. La canasta debe ser llevada en su mano derecha así como si fuera un libro que estuviera llevando.

Cuando está recibiendo la ofrenda, el ujier debe pasar la canasta a la persona que está sentado más cerca al pasadizo y entonces pasar de inmediato a la siguiente banca. Él debe mirar hacia atrás y mirar por la esquina de su ojo para la canasta cuando vuelve. Su cuerpo entero y sus ojos deben ser dirigidos hacia la parte atrás de la iglesia.

La razón para esto es para evitar que la gente piense que los ujieres estén mirando para ver cuánto van a dar. Muchas personas vienen a una iglesia con la idea que la iglesia es un lugar donde la gente habla de dinero y tratan de quitarles su dinero todo el tiempo. Por supuesto esto no es la verdad pero muchos están buscando cualquier pretexto para quedarse en casa de todos modos. Muchos de los visitantes vendrán por causa de su respeto hacia su familia y que les han invitado tantas veces o es un día especial. Cuando el ujier para y mira hacia la banca, la gente allí piensan que está mirando para ver cuánto dan. Por esto es imperativo que el ujier mantenga sus ojos mirando directamente hacia atrás en el templo.

Manteniendo el orden

Para mantener la disciplina el ujier no tiene que siempre estar “jalando orejas”. Puede ser de ayuda en muchas otras maneras. Por ejemplo, si hay un bebé que está llorando puede ser que la mamá no sabe cómo llegar a la cuna o ni que hay una cuna. Entonces el ujier puede acercarse y muy calladamente decir con mucha cortesía; “¿Puedo mostrarle la cuna?” o “Tenemos una muy buena cuna y las damas estarían muy contentos cuidar a su bebé para usted”. Una declaración como esta muchas veces causará a una madre irse rápidamente a la cuna y entonces no estará su hijo causando disturbios en el culto. Puede ser difícil hacer esto la primera vez, pero una vez que lo has repetido varias veces no será tan difícil.

Cualquier niño que está saliendo del culto sin un adulto debe ser enviado a su asiento de nuevo. Cuando un niño ve que el otro niño ha podido salir sin que le paran, entonces él también va a querer salir y pronto… caos.

Varias cosas pueden ser hechas antes del culto para prevenir los disturbios. Las mamás con los bebés pequeños pueden ser dirigidas a la cuna en la misma hora que van entrando en el templo. Los niños pequeños que no son acompañados por un adulto deben ser detenidos en la parte posterior del templo. Esto evita que estén corriendo en el templo. (No se debe permitir a los niños entrar en el templo comiendo helados, etc. Es un templo para adorar a Dios y no un cine). A pesar del hecho que podríamos mencionar muchas otras cosas, vimos solo dos ejemplos.

Los niños que se encuentran hablando en el culto deben ser reprendidos y enseñados a no hablar durante el culto. Muchas veces tendrás que repetir esta reprensión varias veces. Los niños que están sentados solos sin ser acompañados por un adulto tendrán que ser sacados del culto.

Es muy triste decirlo, pero muchas veces los jóvenes susurran, mastican chicles, escriben notas, y no prestan nada de atención. Si persiste esto, entonces el ujier debe recordarles guardar silencio. De nuevo repetimos que el ujier debe ser firme y a la vez amable. Un amor genuino se puede mostrar aun a través de la firmeza.

El ujier debe manejar las emergencias siempre en una manera lógica. Aun si se le cae la canasta de ofrenda, un niño vomita, alguien desmaya en la banca o cualquier otra cosa que podría avergonzarle, debe ser manejada con dignidad y tranquilidad.

La regla básica que debe tener en mente el ujier en todo momento es; “¿Qué sería el deseo del pastor en un caso así?”

Un ujier quien es fiel a su tarea será grandemente recompensado en el cielo por la obra que haya hecho para la causa de Cristo. También podrá sentir mucha satisfacción personal sabiendo que él ha hecho mucho para hacer los cultos salir bien sin disturbios. Debe ser la meta de cada ujier servir a Cristo en esta manera y ser el mejor ujier en todo el país.

Nunca olvides que el trabajo de un ujier es una labor de honor que trae honra y gloria al Salvador. Esto debe ser la motivación real de ser un buen ujier.

Compartir en Facebook

3 Responses to “El ministerio de los ujieres”

Read below or add a comment...

  1. CRUZG says:

    Agradezco a Dios por la vida del autor, asi como de sus valiosos consejos que seguramente me seran de gran apoyo en la organizacion, planeacion y desarrollo del trabajo de ujieres en mi iglesia, Dios les retribuya su trabajo con bendicion abundante…Amen.

  2. rolando says:

    buen dia ; cual es la diferencia en funciones del ujier y un diacono

    • Ricardo Pacheco says:

      un ujier es un servidor en el culto a Dios, que estara pendiente de todos los detalles en la rutina y organizacion de los servicios regulares y especiales de la Iglesia. El diacono es un servidor con cualificaciones espirituales y de caracter segun la carta de tito y timoteo en la Biblia. Aunque los dos son servidores de Dios cumplen funciones especificas segun la grey y el Pastor.

Responder a Ricardo Pacheco Cancelar respuesta

*