El pacto mosaico – los 10 mandamientos (bosquejo)

Éxodo 19-20

Intro.

Sinaí es el monte más alto de todos.  Moisés fue llamado a subir y hablar con Dios.  Dios siempre está arriba. Siempre tenemos que subir para tener un encuentro con Dios.

Esto se llama el pacto mosaico. Un pacto es un acuerdo entre dos o más personas. Hubo pactos anteriores (Noé y Abraham). Hay pactos condicionales e incondicionales. El pacto con Abraham era incondicional, el pacto con Moisés era condicional. Se nota esto en los versículos 5-6.  La promesa dependía en la obediencia del pueblo de Dios. Razones por aceptar el pacto se encuentran en el v. 4.

La gente aceptó las condiciones y ratifico (confirmó) el pacto.  v. 8; 24:7; 19:9-16. Un tiempo sublime.

Dios se manifestó. Dios mandó a la gente a santificarse.  vs 10-14. Lavar su ropa.  Debemos preocuparnos por nuestra apariencia cuando entramos en la presencia de Dios.  He escuchado de los que se visten y se peinan antes de su tiempo devocional cada día.   No tengo la costumbre pero respeto los que lo hacen.

No tocar el monte.  Era sagrado porque Dios estaba allí. Reverencia y santificación son cosas que tenemos que enseñar a la gente.

V. 16  La manifestación de la presencia de Dios.

  1. Una nube espesa.
  2. Relámpagos.
  3. Truenos.
  4. Sonido fuerte de bocina.  Debe ser que era un sonido milagroso producido por Dios.  Todos lo escucharon.  Según Apoc. 8:6, los ángeles tocan bocinas.
  5. Humo. v. 18

Debe ser que esta manifestación impactó a la gente.  A mí me parece que no era lo suficiente.  Dios tuvo que mandar a Moisés a bajar de la montaña de nuevo y amenazar de nuevo al pueblo a no acercarse al monte.  Ex. 19:21-25.

20:1  Dios habló todas estas palabras.

20:2  “Yo soy Jehová tu Dios”.  Él tenía autoridad a mandar.  Él ya manifestó su misericordia y favor de ellos por sacarlos de Egipto.

Los primeros cuatro mandamientos tienen que ver con nuestra relación para con Dios.  Esto es de suma importancia.  Si esta relación no es como debe ser, las demás no serán como deben ser tampoco.

1. “No tendrás dioses ajenos”.  Los egipcios tenían muchos dioses.  El pueblo de Dios recién salió de este ambiente e influencia.  Ellos tenían que saber desde el principio que no pudieron tener otros dioses.  Dios es celoso.  V. 5, Isa. 42:8.

El orgullo hace un dios del yo.

La avaricia hace un dios del dinero.

La concupiscencia hace un dios del vientre.

Cualquier cosa, amada, temida, servida, deliciada o confiada en más que Dios llega a ser nuestro dios”.  Mathew Henry.

Dios tiene que ser primero; aun más.  Él tiene que ser el único.

2. “No te harás imagen”.  Esto tiene que ver con la manera debida de adorar a Dios.  Dios mismo tiene derecho a decir como él quiere ser adorado.  A la verdad, él dijo más en cuanto a la manera de no hacerlo que en cuanto a la debida manera de hacerlo.

Los paganos han hecho dioses de todos los animales.  Lo que está prohibido es hacer una imagen, aun de un animal, que llega a ser objeto de adoración.  No se puede hacer imágenes que sirven un fin religioso.

¿Tener retratos de Jesús está mal?  Hay controversia.  Para no dar razón a la gente a pensar mal de nosotros, es prudente no hacerlo.  Los retratos son fabricados por hombres.  Algunos dan a Jesús un aspecto muy feo.  Nadie sabe como él era.

La imagen llega a recibir la adoración que Dios debe recibir.  Es por eso que dice que Dios es celoso.  Los católicos omiten esto como uno de los 10 mandamientos.  Para tener 10 dividen el último en dos.  Ellos dicen que las imágenes ayudan a ellos en pensar en Dios.  Debemos adorar a Dios con alabanza.

3. “No tomarás en vano el nombre de Jehová tu Dios”.  Los que dicen que son creyentes pero no se apartan de la iniquidad toman en vano el nombre de Cristo.

* Hombres en el transporte público hablando con malas palabras y tomando en vano el nombre de Dios.  Cuando pasaron enfrente de una capilla no fallaron en hacer la señal de la cruz.

Es quitar del nombre de Dios el respeto y la reverencia y majestad que debe tener.  Cuando anunciamos el sagrado nombre de Dios, debe ser con reverencia.  Aun escucho a creyentes que toman en vano el nombre de Dios.  Al convertirme, el maldecir era mi costumbre.  Tenía que vencerlo a todo costo.  Me costó pero gané la batalla.

4. “Acuérdate del día de reposo”.  Era para los judíos.  ¿Los creyentes tienen la obligación?  No. Col. 2:16-17, Heb. 10:25

Nos hace falta un día de descanso.  Debemos consagrar un día de la semana a Dios.

5. “Honra a tu padre y a tu madre”.  En gran manera estamos fallando en esto en el día de hoy.  Es algo que tenemos que enseñar a nuestros hijos.  Para mí, no suena bien cuando niños y jóvenes llaman a su papá o mamá “mi viejo” o “mi vieja”.

Honrar quiere decir respetar y obedecer.  Es algo que niños tienen que aprender desde temprano.  Debe ser de sus padres pero en el colegio también.  En gran parte, el problema hoy en día es por la falta de disciplina corporal a una edad temprana.  Niños tienen que saber que sus padres son encargados y que el desobedecerles tendrá consecuencias severas.  Es un mandamiento con promesa.  “Que tus días se alarguen”.  Ef. 6:1-3

6. “No matarás”.  Este mandamiento está escrito en la consciencia del hombre, igual a los demás, pero es más reconocido y respetado.  La vida es sagrada.  El castigo es severo.  Gén. 9:6.  La pena de muerte.  Es doloroso para el asesino y sus parientes, pero es la única manera de frenar el asesinato.

7.  “No cometerás adulterio”.  Es respetar la dignidad, la pureza y la intimidad del cuerpo del otro.  No tengo derecho a tocar lo que no es mío. Los matrimonios pertenecen el uno al otro.  La mujer de su prójimo no es suyo.  Uno no debe entregar su cuerpo a aquel que no es su cónyuge. Tome en cuenta lo que Jesús dijo en Mat. 8:28.  La cultura nuestra, y en especial la televisión, hace sumamente difícil cumplir con esto.

8. “No hurtarás.”  Hay muchas maneras de hacerlo.  Algunos viven por robar.  Deben ser castigados severamente.  Esto pecado embroma el funcionamiento normal de la sociedad.  Es otra cosa que tenemos que enseñar a nuestros hijos y castigarlos si son culpables.

9. “No hablarás contra tu prójimo falso testimonio”.  Es la mentira.  El que lo hace no es digno de respeto ni confianza.

10. “No codiciarás”.  Es normal pensar, “¡Cuánto quisiera tener lo que él tiene!”  Lo prohibido es:

Buscar una manera de apropiarme ilegítimamente lo que pertenece a mi prójimo.
Tener un mal espíritu en contra mi prójimo porque él tiene más que yo.

Algunos lo justifican por decir, “Ojalá que yo tuviera su casa y que él tuviera una casa mejor”.

Los diez mandamientos son para guiarnos en tener la relación debida para con Dios y para con los demás.

Compartir en Facebook

2 Responses to “El pacto mosaico – los 10 mandamientos (bosquejo)”

Read below or add a comment...

  1. Pastor byron says:

    Que Dios les bendiga me parace muy buena informacion

  2. Josue says:

    Cuanto tiempo duro el pacto mosaico

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*