En defensa del cristianismo

La verdad es que sería imposible defender todo lo que figura como “cristianismo”. Por eso, quiero aclarar que lo que voy a defender es el cristianismo bíblico. Mucha de las críticas que recibimos es en contra del falsamente llamado “cristianismo”. Algunas de las críticas que escuchamos son las siguientes:

Los cristianos predican el amor mientras que pelean entre si. Como decimos, no todo lo que figura como “cristianismo” es cristianismo bíblico. Hay grupos que se llaman cristianos que no se limitan a la Biblia sola como su autoridad. Hay, por ejemplo, los católicos que ponen la tradición al lado de la Biblia. Hay también los Mormones con sus libros adicionales. Casi siempre, si hay un conflicto entre lo que enseña su fuente de autoridad y la Biblia, ellos optan por la enseñanza de su fuente de autoridad.

A vez en cuando enseñamos una serie de clases sobre las sectas falsas. Nunca, en mi opinión, he sido descortés. No es nada más que una aclaración de lo que estos grupos enseñan y porque no estamos de acuerdo. A veces, en una predicación o una clase, hacemos mención de que otros enseñan cosas que no concuerdan con la enseñanza bíblica. El de no estar de acuerdo no quiere decir que estamos peleados.

Tenemos el derecho, aun la obligación, de defender la verdad. II Juan 7-11 dice: “Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo. Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. Cualquier que se extravía y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése si tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.” También Apocalipsis 2:2 dice que debemos reprender a los que dicen ser apóstoles y no lo son. Debemos saber defender la verdad de la debida manera. II Corintios 10:3-5 dice: “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”

Desafortunadamente las sectas falsas no siempre son honrosas cuando nos critican a nosotros. Tal vez los que critican al cristianismo tienen esto en mente cuando dicen que predicamos el amor mientras que peleamos entre sí. Si es así, entonces no es una critica en contra del cristianismo bíblico.

Algunos dicen que los cristianos son los más culpables por la contaminación de la atmósfera. Hay países como los Estados Unidos, donde el mayor porcentaje de la gente pertenecen a una rama del cristianismo pero únicamente un menor porcentaje ponen por obra las normas del cristianismo. Por eso, no es justo culpar al cristianismo por las infracciones del país.

A menudo ellos culpan a los Estados Unidos por esto. Es porque es el país más industrializado y que usa la mayor cantidad de químicos y petróleo. Es verdad que hay casos de contaminación en la naturaleza. Los ríos, por ejemplo, están contaminados por causa de industrias. No estoy a favor de esto. A menudo los críticos miran por alto una parte de la verdad. A la verdad, a veces los ríos de los Estados Unidos están contaminados por químicos pero, mientras tanto, las rutas y calles de las ciudades están limpitos. Muchas veces hay grupos de jóvenes y mayores voluntarios que salen a caminar por las rutas juntando la basura. En contraste hay otros países cuyas rutas y calles son una vergüenza por toda la basura que está tirada en ellas.

No hay acuerdo entre los científicos si es verdad que el ozono en la atmósfera está en peligro. Es lo mismo con la preocupación por el calentamiento de la atmósfera.

Algunos equivocadamente dicen que los cristianos enseñan que Dios hizo el mundo para la comodidad de los hombres. Sí, es verdad que Dios dio al hombre el privilegio de señorear “en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” (Génesis 1:28). A su vez, Dios encargó al hombre con la responsabilidad de labrar y guardar el huerto de Edén. (Génesis 2:15). Según Isaías 43:7 Dios hizo todo por su gloria. No es para los hombres a usurpar y destruir si quieren.

Otra critica que escuchamos a veces es que el cristianismo es un impedimento al progreso. Mi primera pregunta para ellos siempre es, ¿al progreso de qué? Puede ser que el cristianismo es un impedimento al progreso de la degradación pero estoy seguro que ellos van a negar que esto es lo que tienen en mente.

Muchas veces ellos culpan a los cristianos de impedir la libertad de elegir, a cada uno, su propio estilo de vida. El buen creyente se preocupa por el bienestar de sus conciudadanos. El sabe con seguridad que algunos estilos de vida perjudican la felicidad de aquel que lo practica y también la de los en su alrededor. Vivimos en un mundo cada vez mas damnificado por la maldad de la gente. Es lamentable que muchos no son capaces de ver que estamos pagando un precio muy alto por dar a la gente la libertad de elegir estilos de vida que les llevan a graves problemas. Amos 5:14- 15 nos anima a buscar “lo bueno, y no lo malo, para que viváis; porque así Jehová Dios de los ejércitos estará con vosotros , como dices. Aborreced el mal, y amad el bien, y estableced la justicia en juicio; quizá Jehová Dios de los ejércitos tendrá piedad del remanente de José”.

Algunos equivocadamente piensan que el cristianismo impide el avance científico. Lo que pasa es que hay los que están muy apasionados en promover la teoría de la evolución. Para ellos, es casi una religión. Ellos saben que el cristianismo bíblico se opone a la teoría de la evolución. Estos que están apasionados en promoverla están convencidos de que es científico creer en la evolución. Tenemos que entender que ellos han escuchado tantas veces que la evolución es científico que queda grabado en su mente como una verdad que nadie en su mente cabal puede negar. Más que nada, son ellos que culpan el cristianismo por ser anticientífico.

Ellos miran por alto la contribución que el cristianismo bíblico ha hecho a la ciencia. Nos conviene citar algunos ejemplos de creyentes que contribuyeron mucho al avance de la ciencia.

Roberto Boyle vivía entre 1591 y 1627. Él era uno de los padres de la química moderna. A su vez el contribuyó mucho a la ciencia de la física. Él era uno de los primeros en expresar en términos concisos la ley de comprensibilidad de los gases. Él descubrió también la intervención del oxígeno en las combustiones. Él era un creyente genuino que dio mucho dinero para traducir e imprimir la Biblia en distintas idiomas. Él se preocupó por la defensa de la fe cristiana.

Jorge Washington Carver vivía entre 1864 y 1943. Él hizo mucho para facilitar la prosperidad de la agricultura en el sur de los Estados Unidos. Él enseñó a los campesinos a sembrar, no únicamente algodón, sino también maní, batatas y pecán. Para promover el cultivo de maní él encontró 300 productos que se puede fabricar con maní. En 1939 él recibió la medalla Roosevelt que dice: “A un científico humildemente buscando la dirección de Dios y un libertador de las razas blancas y negras”. Él era un creyente que no vacilaba en testificar de su fe en Cristo y daba a Dios la gloria por su éxito.

Otro creyente destacado era Luis Pasteur. Él vivía entre los años 1822 y 1895. Su mayor descubrimiento era que muchas de las enfermedades son por causa de bacteria microscópica. Él descubrió que era posible impedir enfermedades, como la rabia, a través de la inoculación. Él inventó también el proceso de pasteurizar productos, como la leche, para matar los gérmenes. Él también era un creyente genuino que aceptó la Biblia como la revelación de Dios.

Sería posible mencionar más creyentes, como Isaac Newton, Jonnas Kelper y Michael Faraday, que contribuyeron mucho al avance científico.

Es lamentable que los críticos del cristianismo son muy prontos en descubrir lo que, para ellos, parece ser una falta en el cristianismo. A su vez son ciegos a la gran bendición que el cristianismo ha sido a la humanidad. El cristianismo ha promovido la prosperidad y frenado el desperdicio de bienes materiales. Resulta que los creyentes han puesto un buen ejemplo en dar libremente para obras sociales y el alivio de sufrimiento. Cada vez que hay un desastre el mundo mira a los países “cristianos” por alivio y la reconstrucción.

Hermano, no sea perturbado por los críticos del cristianismo. Puede ser que su crítica está en contra a la falsamente llamada cristianismo. Puede ser también que son ignorantes de lo que es por el bien de la humanidad. Debemos ser prontos en la “defensa y confirmación del evangelio” (Filipenses 1:7). I Pedro 3:15 dice “Sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros”.

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*