Habrá una estrella (bosquejo)

Mateo 2:1-2

Intro.

Cuando pensamos del nacimiento del Niño Jesús siempre pensamos de los magos que vinieron en busca de él. Dice la Biblia que fueron guiados por una estrella. Para ellos, la busca de este Rey nuevo era suficiente importante que valía la pena hacer un viaje largo para poder encontrarle. Dicen que quizás tardaron 6-8 meses en viaje. Ellos fueron guiados por una estrella para encontrar a Jesús, la estrella más importante en todo el mundo. Es él que se llama “La Estrella Resplandeciente de la Mañana”. Apoc. 22:16. Nosotros también debemos buscar esta estrella porque:

I. Es una estrella que nos da dirección.

A. Los sabios todavía le buscan.

1) He hablado con científicos, médicos e ingenieros que creen en Jesús.
2) Las enseñanzas de Jesús dan consuelo a los simples e inspiración a los intelectuales.

B. Por la Biblia somos guiados.

1) Salmo 119:105
2) Prov. 6:23

C. El Señor nos guía.

1) Salmo 32:8
2) Lucas 1:79

D. Hay muchos que van sin rumbo.
E. Muchos están equivocados.

1) Mal encaminados.
2) Tienen guías falsas.
3) Hay muchos que quieren formular una religión a su manera.

II. La estrella nos da poder. Hechos 1:8

A. Se puede hablar de una libra de calor como se habla de una libra de hierro. Pero una libra de calor, o sea 2 kilos sería suficiente calor a aumentar la temperatura de 20 millones de toneladas de piedras por más de 2500 centígrado y convertirla en lava incandescente. Sin embargo, el sol pierda por la radiación, 4,200,00 toneladas de calor por segundo.
B. En el tiempo que precisa leer una sola oración en un libro, el sol consume 12 millones de toneladas de gas. Si la tierra consumiera su energía a la misma velocidad duraría únicamente 3 días.
C. El sol no es la única estrella caliente. La temperatura de muchas de las estrellas es entre 50,000 C. en su superficie hasta 20,000,000 en su centro. Y el sol no es la única estrella grande tampoco. Sí, hay estrellas chiquitas, tan chiquitas que se puede meter 125,000 en nuestro sol. Pero, a la vez, hay una estrella que se llama Antares que es tan grande que en ella estaría lugar por 64,000 soles del tamaño del sol nuestro. Pero, escucha a esto. Se dicen que en la constelación de Hércules hay una estrella tan grande que cabría 100,000 millones de estrellas del tamaño de Antares.
D. Los científicos están estudiando mucho y cada día saben más en cuanto a como usar la energía solar. Cada vez más casas en los EE. UU. tienen calefacción solar.
E. Otra medida del poder de las estrellas viene de la astronomía radial. Una emisora de radio de 50,000 watts se considera muy potente. Sin embargo, en la constelación de estrellas que se llama cisne hay 2 galaxias de estrellas que se encuentran a algunos 260 millones de años de luz lejanos de nosotros. Se dice que estas 2 galaxias están por chocar. Se piensa que si sea posible medir el sonido del choque y expresarlo en watts de rayos radiales que sería el número 1 seguido por 36 ceros.
F. Si es difícil comprender la energía contenida aún en una estrella, piensa de lo que seria si multiplicamos esto por todas las estrellas y el sol más algunos cuantos soles más, algunos aún más potentes que el sol nuestro. Y si toda esta potencia es tan impresionante, aún más debemos reverenciar y adorar el Creador de todo. I Tim. 6:15-16
G. Y nosotros podemos compartir de este poder. Ef. 1:18-19 No tenemos ninguna razón por pensar que él que nos ofrece poder es impotente. Él nos da poder a vencer la tentación y vivir victoriosamente.

III. El nos da esperanza. Ef. 1:18, Apoc. 22:16

A. Una de las cosas que el hombre necesita para vivir una vida tranquila es la seguridad. Encontramos seguridad en lo que no cambia. Puede darnos seguridad a mirar arriba y ver las estrellas y darse cuenta de que siempre quedan allí en su debido lugar. El gran Creador las colocó en el espacio y las dio orden que no se vallen.
B. Adán y Eva, los primeros moradores en la tierra miraron hacia el cielo y vieron las mismas estrellas que nosotros vemos.
C. Abram, el padre de los judíos, vio las mismas estrellas.
D. Leemos de Jacob, uno de los patriarcas que huía de su hermano y pasó la noche durmiendo en el desierto en el aire libre con una piedra por su almohada. Sin duda tenía sus ojos puestos en las mismas estrellas. En mi juventud a veces dormía en una reposera en el jardín en el calor de verano. Antes de dormir miraba un rato al cielo estrellado. Yo miraba a las mismas estrellas que Jacob vio en aquella noche tan lejana.
E. Debe darnos seguridad a saber que el Dios que mantiene las estrellas fielmente en su lugar se mantiene fiel en su relación para con nosotros. El que dijo, que es “El mismo ayer, hoy y por los siglos” (Heb. 13:8) nos ofrece seguridad. Isa. 41:10
Y, encima de todo, Él nos ofrece vida eterna. Es algo aún más seguro que las estrellas porque es la promesa del creador de las estrellas.

Concl.

Usted también debe ser guiado por esta estrella. Es la estrella más potente y benéfica de todas. Acercase a Jesús, la Estrella Resplandeciente de la Mañana.

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*