La grandeza de nuestro Dios (bosquejo)

Rom. 11:26-36

Intro.

El saber que tenemos un Dios santo, perfecto y  todo sabio nos da seguridad y confianza.  Cuando estaba en la Universidad de Nebraska tenía que leer un  libro que se llama la Odisea y la Iliada por Homer.  En parte, su poema se trata de la mitología de los dioses griegos.  Eran dioses paganos que vencieron por engañar el uno al otro y hasta secuestrar las mujeres del uno al otro.  Me recuerdo de haber pensado, ¿para qué sirve tener un dios así?  Hay muchos en este mundo que son lo que llaman politeístas que quiere decir que creen que hay más de un dios.  La Biblia es bien claro que hay un solo Dios que es todo sabio, todo poderoso.  I Tim. 2:5

Esta porción que hemos leído en Rom. 11 llama nuestra atención a la profundidad de sus riquezas, de la sabiduría y ciencia de Dios.  Quiero considerar con ustedes la grandeza de nuestro Dios.  Hay 8 verdades que vamos a sacar de este capitulo en cuanto a la grandeza de Dios y nuestra relación debida para con él.

I. Nuestro Dios es sabio, justo y bueno.

A. Su sabiduría.

1) ¡Qué profundidad de sabiduría!

* Es impresionante pensar de la profundidad del mar.  Dicen que el océano Pacifico, en un lugar, tiene una profundidad de casi 11 kilómetros.  La presión del agua es tanto que un cuerpo humano reventaría en seguida.  Es oscuro.  Así también la sabiduría de Dios es inescrutable.

2) La sabiduría es la habilidad de escoger la mejor manera de alcanzar el fin mejor.
3) La sabiduría de Dios es impresionante.
4) Dios hizo un mundo tan complicado que funciona en armonía perfecta.
5) Dios sabe gobernar un mundo de mentes.

a) Trabajar con la naturaleza es una cosa.
b) Tiene leyes fijas.
c) Trabajar con mentes, cada una distinta, es otra cosa.

B. Su justicia.

1) Sus juicios son insondables. v. 33
2) Es justo con todos.
3) Únicamente un Dios todo sabio es capaz de hacerlo.
4) Él da a todos lo que merecen.
5) Él sabe perfectamente quien es culpable y quien es inocente.

C. Su bondad.

1) El hecho de que Dios se preocupa por el ser humano es una manifestación de su bondad.
2) Se preocupa por la salvación del hombre.
3) “Toda Israel será salvo”. v. 26
4) Su salvación significa un lugar en el paraíso celestial.
5) Dios hizo toda la provisión para que el hombre pueda ser salvo.

II. Sabiendo esto, el hombre debe humillarse.

A. Reconocer su falta de sabiduría.
B. Reconocer su falta de ciencia.

1) La ciencia del hombre parece grande.
2) Nos ha llevado adelante en gran manera en estos últimos años.
3) En comparación con la ciencia de Dios, es locura.
4) A Dios no le hace falta una computadora para acumular datos.

C. No hay nadie que puede aconsejar a Dios. v. 34

1) No hay nadie que entiende la mente del Señor.
2) Va mucho más allá de nuestra comprensión.

D. El hombre, en su soberbia, piensa que puede juzgar a Dios.

1) Es una locura.
2) El hombre no es capaz de hacer nada comparable a lo que Dios ha hecho.

* Hay un gran esfuerzo a producir vida de una forma científica. Aun si logran hacerlo no será vida inteligente.  Dios, en 6 días, formó la tierra con vida de plantas y animales, e incluso al hombre.

III. Sabiendo esto, el hombre debe someterse a Dios.

A. Un Dios con estas calidades no puede hacer mal.
B. Podemos aprender mucho de Dios.
C. Si no podemos ser consejeros de Dios, debemos dejar a él aconsejar a nosotros.
D. Rebelarse en contra a este Dios es una locura.

1) Porque sus caminos son los mejores.
2) Porque él es capaz de juzgar y castigarnos.

IV. Debemos reconocer que Dios es el creador y propietario de todas las cosas.

A. Sus caminos son inescrutables. v. 33
B. De él son todas las cosas. v. 36
C. Su ciencia es profunda. v. 33
D. La única explicación razonable por este mundo es que fue la creación de un ser inteligente.
E. La evolución no es una amenaza al cristiano.

1) Si acepta la verdad de la Biblia.
2) Si entiende lo que la Biblia dice.
3) Si reflexiona un poco sobre lo lógico de la creación y la locura de la evolución.

V. Dios formó el universo de la forma más idónea para manifestar su gloria.

A. La evolución es de Satanás porque el quiere quitar de Dios la gloria que él merece.

1) Decir que todo llegó a ser sin la ayuda de un ser inteligente.
2) Que no tiene diseño.
3) Que todo fue por la casualidad.
4) El hombre incrédulo lo acepta, no porque es lógico, sino por su enemistad contra Dios.  Rom. 5:10

B. Todo procede de Dios. v. 36

1) Si hacemos un estudio de procedencias, llegamos a Dios.
2) Es la explicación más lógica.

C. Muchos dicen que no es científico creer en Dios.

1) Textos en los colegios.
2) Películas.
3) Revistas: “Árbol de la Sabiduría”, “Muy interesante”, “Conocer”.
4) Para muchos, la ciencia toma el lugar de Dios.

a) Sacan sus normas de la ciencia.
b) Es la voz de autoridad.

5) Gen. 1:1 debe ser la base de nuestra ciencia.

D. Todo es por él. v. 36

1) Este universo no puede existir sin la mano de Dios que lo sostiene.  Col. 1:16-17
2) Hay cosas que los científicos no pueden explicar.

a) ¿Por qué es que las estrellas y planetas no chocan entre si?
b) El átomo, por lógico, debe reventarse porque consiste de iones negativos y positivos que repelen el uno al otro.

E. Todo es para él. v. 36

1) Este es el fin por el cual Dios creó todas las cosas.
2) No es por nuestra comodidad.
3) Es para manifestar su gloria.
4) Es para que el hombre reconozca la grandeza de nuestro Dios.
5) Un estudio de la naturaleza que no reconoce la mano de Dios es mal hecho.

VI. El gobierno moral manifiesta la gloria de Dios.

A. Dios nos ha dado leyes morales para que todo funcione en armonía.

1) La conciencia dice que algunas cosas son malas.  Rom. 2:15
2) Por su revelación sabemos mucho más sobre lo que es recto. 10 mandamientos.

B. Dios ha dado dones a los hombres. v. 29

1) Para que puedan servir el uno al otro.
2) Nadie vive por sí mismo.
3) Aun el rey depende del peón.

C. Si vivimos en rebelión a las leyes morales:

1) Perjudicamos a nosotros mismos.

a) Porque chocamos con otros.
b) La vida no rinde lo que debe rendir.

2) Hacemos sufrir a los demás.

VII. La salvación del pecador no es, en primer lugar, para promover su gloria, sino la de Dios.

A. Es porque Dios nos amó. Juan 3:16
B. No por el gran valor que Dios encontró en nosotros. Rom. 5:10
C. Era por la misericordia de Dios. Vs. 30, 32
D. Es para mostrar las riquezas de su gloria.  Ef. 2:6-7

VIII. Por eso, es la obligación nuestra glorificar y honrar a nuestro Dios.

A. Nos toca hablar de un ser perfecto.
B. Nos toca hablar de un ser que nos ha dado gratuitamente todas las cosas.
C. Así cumplimos el alto llamamiento de Dios.|
D. El no hacerlo es manifestar nuestra:

1) Ignorancia de su grandeza.
2) Ingratitud por todo lo que él ha hecho por nosotros.

Concl.

Bendito es el hombre que ha encontrado su debido lugar en cuanto a Dios.  En reconocerle como el Creador.  En someterse a él. En aceptar su salvación y todo lo demás que él quiere hacer por él.  En conformarse a su gobierno moral. ¿Dónde está usted en relación con Dios?

Compartir en Facebook

3 Responses to “La grandeza de nuestro Dios (bosquejo)”

Read below or add a comment...

  1. Elisa Diaz says:

    Excelente tema .Lo voy a utilizar en mi iglesia.

  2. Alfonso Flores Iñiguez says:

    Por medio de Cristo podemos armonizar con toda la creación, y ser parte de su grandeza, de esta forma pienso que es posible comprender mejor su infinita grandeza.

  3. yanoris cueva jamaical says:

    Sin duda alguna Dios es Poderoso y Maravilloso,

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*