La guerra interna (bosquejo)

Romanos 7:15-25

Intro.

Hay una controversia entre los eruditos bíblicos en cuanto a esta porción.  Algunos dicen que se trata de un inconverso.  Otros dicen que no, que se trata de un creyente que está vencido por el pecado.  Yo estoy de acuerdo con ellos.  Yo he visto una gran cantidad de creyentes que experimentan este conflicto diariamente.  Es triste, pero así es.  Vamos a mirar al conflicto y después la victoria que Dios nos ofrece.

I. El conflicto militar en el creyente.

A. La palabra “revela” en el v. 23 significa un conflicto militar en griego.

1) Este es el único uso de la palabra en el N. T.
2) Él dice que hay una ley en sus miembros que guerra contra la ley de su mente.

a) Una ley significa algo que manda o controla.
b) La ley de su mente significa su naturaleza nueva.
c) Él quería hacer el bien. v. 18

B. Hay dos leyes o fuerzas operando a la vez en el creyente.

1) La ley del pecado. vs. 23, 25
2) La ley del Espíritu en Cristo. 8:2
3) La ley del pecado opera en conjunto con la carne.

*Gérmenes de una enfermedad encuentran en el cuerpo humano un lugar en que arraigarse y crecer. Aun más si el cuerpo se encuentra en un estado debilitado. Así el pecado encuentra en la naturaleza del hombre un lugar receptivo, especialmente si se trata de un cristiano débil.

a) La carne es débil.
b) No puede cumplir la ley.
c) Es la naturaleza vieja del hombre.
d) Es una parte integral de nosotros.
e) Tenemos una tendencia a conformarnos a la carne.
f) Confiamos demasiado en la carne.

4) La gran mayoría de los creyentes se rinden vencidos a la ley del pecado.

a) Viven bajo el régimen viejo de la letra. 7:6
b) Viven bajo el poder de la carne.
c) Ellos quieren hacer el bien.
d) A pesar de esto, el pecado vence.

* Supongamos que un joven intenta nadar lo largo de una pileta olímpica. Él no sabe nadar lo más bien. Al llegar a 20 metros del fin su fuerza se agota. En su mente todavía quiere llegar. Su espíritu queda con la determinación de llegar pero su cuerpo no da más. No importa cuanto él se esfuerza, sus brazos y piernas se niegan a responder. Él se rinde a la fuerza del agua y a la tendencia a hundirse.  Tiene que gritar “socorro”.

5) Están vencidos al pecado. 7:14

a) El pecado llega a ser el dueño de su vida.
b) No pueden hacer los que quieren.
c) El pecado dice:

1. “Vamos a poner la mentira sobre este estante de tu vida”. El creyente dice, “No, yo no quiero mentir”. El pecado dice, “Sí, sí.  La mentira va sobre este estante”.
2.  Además dice el pecado, “Vamos a poner la música rock sobre este estante y tu vas a pasar tu tiempo torciendo tu cuerpo como un loco”.  El cristiano dice, “No, yo no quiero…” pero el pecado dice, “No importa, la música rock va aquí y vamos a subir el volumen hasta que domina por completo tu ambiente”.
3.  El pecado dice, “Y vamos a tirar malas palabras sobre el piso de tu vida y de tu boca van a salir cualquier cosa sucia y vergonzosa”.  El creyente dice, “No, no quiero”. Pero el pecado dice, “Sí, sí, aquí las tiramos y allá más todavía de manera que no puedes abrir la boca sin esparcir mugre por todo lados”.
4.  La ley del pecado hace lo mismo con todos los pecados y el pobre creyente se rinde vencido.

C. El creyente que vive así vive en la miseria.

1) “Miserable de mí”.

a) Él no es lo que quiere ser.
b) Él no alcanza la meta que Dios ha puesto por delante de él.

2) Él se deleita en la ley de Dios. v. 22

a) Esta es la única vez que encontramos la palabra “deleita” en el N. T.
b) Significa encontrar gran placer en algo.
c) En su corazón él quiere agradar a Dios pero no puede.

3) Es una vergüenza ser un fracaso.

* El borracho sucio, tirado en el pasto al lado de la vereda es la víctima del vicio.  Está  avergonzado por lo que el vicio le ha hecho.  Él no quiere tomar pero el falta el poder de resistir.  Así es con el creyente que vive debajo del régimen de la carne.

4) Pablo grita en desesperación, “miserable de mí, ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?”

a) No es que esto era la experiencia diario de Pablo.
b) Él puso a sí mismo en el lugar del cristiano vencido para expresar como es.

II. La victoria.

A. Es por medio de Jesucristo.  v. 25

1) En su muerte, él rompió el poder que Satanás tenía sobre nosotros.
2) Él condenó el pecado en la carne. 8:3

B. En el capítulo 8 Pablo nos explica la victoria.
C. Es por andar conforme al Espíritu.
D. Es por entregarse al Espíritu.

1) Dios pone a nuestro alcance un poder que el pecador no tiene.
2) Andar conforme al Espíritu significa vivir conforme a:

a) Lo que el Espíritu manda.
b) Lo que Dios nos revela en su Palabra.
c) El pecado opera en conjunto con la carne.

3).  La ley del pecado hace lo mismo con todos los pecados y el pobre creyente se rinde vencido.

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*