La manifestación del corazón (bosquejo)

Lucas 6:43-45

Intro.

Con mucha gente hay una incertidumbre en cuanto a lo que significa ser un cristiano.  Muchos tienen su opinión, pero siempre ha sido difícil decir con seguridad; “sin duda, fulano es o no es un cristiano”.

Supongamos que fulano quiere ser cristiano pero él no sabe nada en cuanto a lo que hace falta ser un cristiano. Él es un hombre del campo y se siente más cómodo en ropa de campesino y botas.  Por casualidad, él encuentra una iglesia evangélica y, al saber que hay reuniones los domingos a las 5:00 de la tarde, decide hacer una visita.  Él se pone su ropa de campo y botas, una camisa hermosa y su pañuelo de cuello y va a visitar la iglesia.  Él encuentra la gente de la iglesia muy amable y la verdad es que le gustó mucho la reunión.  Pero se sintió un poco incómodo porque no había nadie más vestido como él.  Entonces él sale y compra ropa más del estilo de la gente en la iglesia.  Ahora él asiste la iglesia y se siente más cómodo.  Dígame, ahora que el asiste una iglesia evangélica, ¿podemos decir que él es un cristiano?

Bueno, él nota que casi todos los que asisten a esta iglesia llevan una Biblia en la mano.  Entonces el compra una Biblia y así puede buscar versículos como los demás durante el mensaje.  Ahora, debe ser que él es un cristiano, ¿no?

Un día el pastor dice que en tal fecha habrá un bautismo.  Entonces fulano se acerca al pastor y pregunta si él también puede bautizarse.  El pastor dice, “sí, como no”. Entonces fulano se bautiza.  Ahora él es un cristiano, ¿no?

Hay una campaña evangelística en la iglesia.  Después del mensaje hubo varios que pasaron adelante para recibir a Cristo como su Salvador.  Entre ellos se encuentra fulano. Él se va con un obrero cristiano que le ayuda en orar y confesar sus pecados y pedir la salvación de Dios.  Ahora él es un cristiano, ¿verdad?

Puede ser que si, pero igualmente, puede ser que no. Es muy fácil que la gente haga esta decisión equivocadamente.  Si, por ejemplo, hay un joven que está enamorado con una chica en la iglesia el puede pensar, “voy a tener más éxito en ganar su atención si acepto a Cristo”.  O, puede ser que hay una señora muy necesitada que piensa, “quizás sería posible sacar más favores de la iglesia si acepto a Cristo”.

Juancito es un chico en la clase de la escuela dominical.  Al fin de la clase la maestra hace la pregunta; “¿cuántos hay que quieren aceptar a Cristo como su Salvador?”  Juancito dice a sí mismo, “ah, no sé si quiero hacer esto o no”.  Él mira al lado y Carlos levanta su mano. Y allí está María con su mano levantada y Alicia también. Mira al otro lado y allí están Benedito y Jorge con sus manos alzadas.  Entonces Juancito dice a sí mismo, “quizás yo debo hacerlo también”.  Pero así, él va a hacerlo únicamente porque los demás están haciéndolo y no de verdad.

Entonces todavía hace falta de una manera identificar a los que son verdaderamente cristianos.  En estos versículos que vamos a leer vamos a encontrar la manera que Dios mismo nos da para saber.  Lucas 6:43-45

I. La lección de los árboles.

A. Un  árbol produce fruto según su naturaleza.
*  Cuando yo era un niño tuvimos un vecino que se llamaba Juan Sloan.  Él tenía un pequeño huerto de manzanas.  En agosto el nos invitó a venir a su casa y cosechar algunas manzanas.  Cuando llegamos, ¡qué alegría era para mí ver tantas manzanas!  Algunas eran verdes y otras coloradas.  A un lado del huerto había 2 o 3 manzanos con manzanas chiquitas pero rojas y hermosas.  Yo saqué una y empecé a comerla pero era tan amarga que tenia que escupirla.  Los demás se rieron de mí y me explicaron que estas manzanas no eran para comer cruda.  Sirvieron no más por hacer dulce de manzanas.  Me di cuenta de que hay mucha diferencia entre las manzanas.

1) No se puede llamar un árbol bueno si da malos frutos.

a) La fruta no tiene la culpa.
b) Es la culpa de la planta.

2) Un árbol malo no puede producir buena fruta.

a) Aunque sea un árbol fuerte y hermoso.
b) Tiene que producir según su naturaleza.

B. No hay ninguna manera de obligar a un árbol a producir fruta ajena de su naturaleza.

1) Se puede plantar una higuera en una vid pero igual va a producir higos.
2) Se puede injertar un tipo de manzano a otro tipo de manzano y tener una planta que produce manzanas verdes por un lado y manzanas coloradas por el otro lado.  Pero no se puede injertar un pomelo y un manzano.

II. Lo que sale de la boca manifiesta la verdadera condición del corazón. v. 45

*  Si tenemos una botella que tiene un líquido adentro pero la botella falta la etiqueta que indica lo que tiene, ¿cómo vamos a saber lo que es?  Podemos sacar la tapa y olerlo. El olor revela lo que hay adentro.  Así, la boca revela lo que hay en el corazón.

A. Aunque no podemos ver el corazón, podemos saber algo de lo que hay por adentro.

1) Si de la boca sale:

a) Malas palabras.
b) Mentiras.
c) Blasfemias.
d) Chistes verdes.

2) Esto manifiesta la naturaleza del corazón.

B. No es únicamente un asunto de llenar el corazón con cosas buenas.

1) El corazón malo rechaza lo bueno.
2) El hombre inconverso no quiere escuchar el evangelio.  Él dice, “Yo no quiero saber nada de esto”.

C. Hay que cambiar la naturaleza del corazón.

1) II Cor. 5:17
2) Lucas 5:37
3) El corazón nuevo acepta las cosas buenas.

D. El corazón es como un depósito.

1) No podemos sacar lo que no tenemos adentro.
2) Si es salvo tiene que llenar su corazón con cosas buenas.
3) Hay que vaciar lo malo de su corazón.

a) Un corazón lleno de maldad no tiene lugar para las cosas de Dios.
b) Con tal que tenemos maldad en el corazón, la maldad va a salir.
c) “De la abundancia del corazón habla la boca”. v. 45

E. Esto nos da una manera de juzgar el verdadero cristiano.

1) Jesús dijo, “Por sus frutos los conocerás.” Mat. 7:20
2) Con la mayoría de la gente, no cuesta mucho saber si son cristianos si los juzgamos de esta manera.

a) Puede ser que profesan ser cristianos.
b) Su manera de hablar manifiesta que es una mentira.

3) Usted puede profesar y creer que es un cristiano.

a) La verdad se manifiesta por su hablar.
b) Si no tiene la naturaleza nueva, no puede sacar lo bueno de su corazón.

4) Aunque es un cristiano de verdad, no puede sacar lo bueno de su corazón si no lo ha puesto adentro.

a) El corazón es como una computadora.  Lo que sale es lo que ha sido entrado.
b) Hay cristianos que andan mucho en el mundo y por supuesto, tienen su corazón lleno del mundo.
c) Deja a Dios ser el “maestro de obras” en su vida.

Concl.

No trate de ocultar la verdadera condición de su corazón. Todo el mundo va a saber.  Mejor cambiar su corazón por medio del nuevo nacimiento y entonces puede llenarlo con cosas buenas.

 

Compartir en Facebook

One Response to “La manifestación del corazón (bosquejo)”

Read below or add a comment...

  1. reinaldo silva says:

    hermosa reflexion, muy bueno lo aplicare a mi vida-

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*