La soberanía de Dios manifestado en Onésimo (bosquejo)

Filemón 9-25

Intro.

Esta cariñosa carta de Pablo nos introduce a un escenario muy interesante.  Encontramos el Apóstol Pablo, ya anciano, detenido como prisionero en Roma.  Sabemos que en su última detención él no estaba en una cárcel como tal, pero fue detenido en una casa.  Hechos 28:30-31

Un día, por alguna razón desconocida, apareció en su puerta un joven, recién llegado de la ciudad de Colosas.  La Biblia deja a un lado muchos detalles.  Nos deja con muchas preguntas.  ¿Es que Onésimo ya conocía a Pablo?  ¿Supo él que Pablo era un prisionero en Roma?  Si es así, ¿Cómo sabía donde vivía?  ¿Qué motivo tenía en buscarle?  ¿Puede ser por casualidad que llegó a la puerta de Pablo?  ¿Estaba vendiendo productos en la calle, puerta en puerta?  En todo esto, vemos claramente la mano poderosa de Dios.  Cada uno de nosotros que somos salvos podemos mirar atrás y ver como el Señor, en su bondad, había dirigido, impedido, animado y, por fin, nos ha convencido de nuestra necesidad de la salvación.

* Muchas veces me he maravillado de mi salvación. Crecí en el campo en una región extensa de una provincia donde los cristianos evangélicos eran tan raros como gallinas con dientes.  Habían dos pequeñas iglesias metodistas en la región.  Las pocas veces que me encontré en ellas eran para velorios.  Ellas no predicaban el evangelio aunque habían algunos pocos que asistían que eran salvos.  Después de ser salvo hablé con el pastor y me di cuenta de que él era ignorante de aún las enseñanzas más básicas de la Biblia.

Resultó que yo era un joven lleno de soberbia e incredulidad.  Pero, al cumplir la secundaria me fui a la universidad y el Señor puso en mi camino una sucesión de hermanos en Cristo que despertaron en mí un interés en cosas espirituales.  Si no hubiera sido por la gracia y misericordia de Dios, yo no estaría aquí.  Puede ser que ya estaría sufriendo en el infierno.  Así fue también con Onésimo.  Vamos a trazar algunos hilos de su vida antes de su salvación.

I. Era un siervo de Filemón.

A. No era esclavo.

1) En griego habían 2 palabras.

a) Esclavo.
b) Siervo.

2) Algunos han usado este versículo para enseñar que Dios aprueba de la esclavitud.
3) La palabra usada significa siervo.

B. Es casi seguro que Onésimo llegó a conocer el evangelio en la casa de Filemón.

1) Filemón era un creyente.
2) Más probable un convertido de Pablo. v. 19
3) La iglesia se reunía en su casa.  v. 2
4) Onésimo había visto en Filemón un buen ejemplo de un cristiano verdadero.

II. Onésimo había rechazado el evangelio.

A. A pesar de todo lo que había escuchado y visto.

1) Él dijo, “esto no es para mí”.
2) Tal vez su soberbia le impedía de aceptarlo.

B. El de rechazar el evangelio después de estar tan cerca hace a la persona aún más culpable.

* Yo pasé algunos meses de mi vida en gran peligro.  Había escuchado el evangelio unas cuantas veces.  Aunque no lo entendía muy bien, era porque tenía mis oídos tapados.  Si yo hubiera muerto durante este lapso de tiempo, yo no hubiera tenido derecho de nada de la misericordia de Dios.  Dios pudiera haber dicho, “ya tuviste tu oportunidad de arrepentirte pero no quisiste”.

C. Onésimo le hizo mal a Filemón.

1) No estamos seguros de lo que hizo.

a) Quizás pidió un vale de Filemón y se fue sin cumplir el trabajo.
b) Puede ser que trabajaba por Filemón para pagar una deuda que tenía.

* En aquel entonces alguien que tenía deudas sin pagar podía ser detenido.  Para evitar esto, a veces hacían un acuerdo con algún rico para trabajar gratis por un lapso de tiempo en cambio de pagar su deuda.

c) Tal vez Filemón había confiado en Onésimo con sus bienes y él no pudo resistir la tentación de robar algo y escaparse.

2) Sabemos del v. 11 que había sido inútil.
3) Muchas veces es por llegar a un aprieto que la gente llega a la salvación.

a) Es lo que precisa para humillarlos.
b) Se dan cuenta de que hay otros más sabios que ellos.
c) Están dispuestos a pedir ayuda y consejo.

D. Onésimo llegó a Roma.

1) Roma, en aquel entonces, era muy lejos de Colosas.
2) Quizás usó el dinero que robó de Filemón para viajar.
3) Roma era una ciudad de educación y cultura.

a) Tal vez Onésimo pensaba en empezar una vida nueva allí.
b) Basta de ser un siervo, no más.
c) Voy a estudiar un oficio, voy a ser alguien.
d) Hay muchos que vienen a una ciudad grande con tal fin.

4) Se quedó sin dinero, tal vez.  Las intenciones y anhelos de los hombres quedan en la nada cuando no hay dinero.
5) La vida en Roma era peor que la de Colosas.

a) La vida es muy solitaria para un extranjero en una ciudad grande.
b) Cada contacto con la gente es impersonal.
c) Miran a cada persona por su valor comercial.
d) Onésimo tuvo que buscar trabajo.
e) Dejó sus parientes y amigos en Colosas.

III. La conversión de Onésimo.

A. Llegó a la puerta de Pablo.

1) Era por la misericordia de Dios.
2) Dios le dio una segunda oportunidad.

B. Quizás pidió una ayuda de Pablo.

1) Pablo sabía que la ayuda mejor que podía darle sería introducirle a Cristo.

* Lo mejor que podemos hacer para la gente es ayudarles en conocer a Cristo.  Los problemas sociales tienen sus raíces en problemas espirituales.

2) El de conocer a Cristo vale mucho más que el dinero para hacer un viaje.

C. Su salvación fue por la misericordia de Dios.

1) Dios no tuvo que darle una segunda oportunidad para ser salvo.
2) Por las circunstancias.

a) Tan lejos de su casa.
b) Por medio de un prisionero.  Por regla general, es el hombre libre que tiene que ayudar al hombre detenido.
c) Cuando él mismo, tal vez, merecía ser arrestado y detenido por su crimen.

3) Onésimo fue un hombre muy afortunado.

Concl.

Si usted es salvo, también es una persona muy afortunada. Debe dar gracias a Dios por haber abierto su corazón.  El mundo está lleno de gente que rechaza el evangelio y  pasan a una eternidad sin Dios y sin esperanza.  Usted podría estar entre ellos.

Si todavía no es salvo, no descuide más un asunto tan grande.  Heb. 2:3. Tal vez hoy será su última oportunidad. Onésimo fue afortunado.  Usted puede ser afortunado también.

 

Compartir en Facebook

9 Responses to “La soberanía de Dios manifestado en Onésimo (bosquejo)”

Read below or add a comment...

  1. Norma says:

    muy edifican te esta enseñanza, soy convertida, y me gustaría, aprender mas atraves de las enseñanzas bíblicas. muchas gracias. soy Peruana. muchas bendiciones.

  2. José Enrique says:

    El estudio ha sido una bendición… Desde Cuba un saludo y que el Señor les continúe capacitando !

  3. frank Gomez says:

    Un saludo y espero estén bien.
    soy estudiante del seminario Biblico en Asambleas de Dios en Guatemala, he leido este documento y en el punto I usted explica que Onesimo no era un esclavo sino mas bien un siervo; literalmente puedo leer en el versículo 16 que Pablo le pide a Filemon que lo reciba no como a esclavo sino como algo mejor.
    Por favor no quiero que mal interprete mi comentario por que lo que necesito es aprender mas y si usted me puede decir en que versión de la Biblia dice siervo, por lo menos revise mas de una versión de la Biblia y dice literalmente esclavo. gracias por su ayuda. saludos

    • BUENO A LA VERDAD VAMOS, NO HAY MUCHA DIFERENCIA ENTRE SIERVO O ESCLAVO, LOS DOS CUMPLEN LA FUNCION IGUAL DE SERVIR. BUENO DIGO ESTO PARA CULMINAR,ANTES ERAS ESCLAVO DEL PECADO CONOCISTE LA VERDAD Y TE HIZO LIBRE.
      YA NO ERES ESCLAVO SINO SIERVO O DISCIPULO DEL SEÑOR Y AMIGO. ONESIMO OBTUVO ESTAS MISMA CONDICIONES PRIMERO QUE NOSOTROS.PABLO DIJO ESTA FRASES NO COMO A ESCLAVO SINO COMO HERMANO EN CRISTO JESUS SEÑOR NUESTRO AMEN. TE AMO MUCHO EN EL PODER DE DIOS. YES YES YES

      • Magdiel Fernández Pérez says:

        Muy considerada su respuesta. Muy acorde con la pregunta del joven estudiante de la palabra. No esperaba menos de ud. Dios le continúe bendiciendo. Desde P.R. con mucho cariño y respeto…abrazos en el Señor!

  4. martin says:

    Aquí lo mas importante es poder llegar a lo que la palabra nos quiere enseñar y es algo tan simple como perdonar……… saludos.

  5. Jorge says:

    Le felicito por este excelente bosquejo, ha sido de gran ayuda para tener una idea mas clara de estos pasajes sobre la vida de este personaje, Onesimo. Bendiciones!

  6. jaime betancurt says:

    exelente ensenanza que DIOS lo siga benmdiciendo

  7. PEDRO JOLON ROSALES says:

    DESDE GUATEMALA, LE ENVIÓ UN SALUDO FRATERNAL, Y EL MENSAJE DE MUCHA BENDICIÓN Y EDIFICACIÓN, DIOS LO SIGA BENDICIENDO Y SEA PROSPERADO EN TODO.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*