La tentación de Cristo en el desierto (bosquejo)

Mateo 4:1-11

Intro.

Por regla general, el problema nuestro no es ignorancia en cuanto a lo que es recto y bueno. Es que la carne es débil y hacemos lo malo sabiendo que es malo. No podemos escondernos detrás del hecho de que la carne es débil. Hay siempre una manera de resistir y vencer. Por la tentación de Cristo podemos aprender algo de las maniobras de Satanás y lo que se precisa para vencer.

I. La tentación a dudar.

A. “Si eres el Hijo de Dios….”

1) Satanás quiera plantar la duda en su mente que él realmente no era el Hijo de Dios: el único en el mundo.
2) Poco antes Dios el Padre había declarado que era así. Mat. 3:17
3) Si Satanás pudiera hacerle dudar en este asunto su vida se hubiera destruido.
4) Muchas veces Satanás tienta a nosotros a dudar nuestra salvación.

a) El que duda su salvación no goza de los privilegios de ser un hijo de Dios.
b) El que duda no testifica de Cristo.

B. “Di que estas piedras se conviertan en pan”.

1) Satanás decía, “Es ridículo. Tú dices que eres el Hijo de Dios, sin embargo estás muriendo de hambre. Si eres, a la verdad, el Hijo de Dios, debe ser que tienes el poder para convertir estas piedras en pan. Así, todo el mundo va a saber que eres realmente el Hijo de Dios”.

a) Jesús nunca hizo un milagro únicamente para satisfacer a los caprichos de la gente.
b) No lo hizo por Satanás tampoco.
c) Todos sus milagros fueron su propia creación.

2) Satanás usa la misma tentación con nosotros. Es el de satisfacer sus deseos carnales y necesidades de una forma ilegítima.

a) Si eres realmente un hijo de Dios, ¿por qué es que tienes necesidades?
b) ¿Por qué es que Dios no contesta tus oraciones?
c) Hay un montón de cristianos que han caído por esta tentación.
d) Dios no siempre contesta nuestras oraciones de nuestra manera.
e) Lo que pensamos es una necesidad muchas veces en realidad no lo es.
f) No solo de pan vivirá el hombre.
g) Dios nos da gozo y paz a pesar de estas cosas.

II. La tentación de hacer algo espectacular.

A. El templo.
** El templo ocupaba mucho terreno. Para poder tener suficiente terreno plano tenían que edificar un muro por un lado y llenar el espacio con tierra. Por el lado este el templo fue edificado sobre este muro. Dicen que del techo del templo hasta el fondo del valle eran 210 metros. Puede ser de este punto en el techo del templo que Satanás tentaba a Jesús a echarse abajo. Un pináculo en el original significaba un punto muy alto.
B. Esto, más que los otros dos, era una invitación de hacer algo espectacular en público.

1) Siempre había mucha gente alrededor del templo.
2) Al verle allá sobre el techo era cierto que se preguntarían, “¿qué está haciendo este loco sobre el techo del templo?”
3) Satanás le decía, “si te echas abajo de aquí y sobrevives, todo el mundo va a saber que eres un hombre maravilloso, un “superman”. Entonces todo el mundo va a seguirte.
4) Era una maniobra sensacional para llamar atención a sí mismo.
5) Jesús no hacía falta de consejo, por lo menos del diablo, en cuanto a como proceder con su ministerio.

C. Satanás tienta a nosotros a hacer algo sensacional.

1) Él sabe aprovecharse de nuestro orgullo.
2) Es su orgullo que impide a muchos de acercarse a Dios.
3) Aun los cristianos pueden ser tentados por medio de su orgullo.

a) Satanás me ha tentado a seguir el ejemplo de Jesús y ayunar 40 días.
b) Si aprendes de memoria todo el libro de Mateo, –­¡como va a impresionar a la gente!
c) Hay los que buscan algo sensacional a que pueden jactarse. Disfrazan su jactancia en la ropa de alabanza por el Señor.
* Mujer que decía que murió y se fue a los cielos.
d) Si eres realmente un hijo de Dios, debe ser que tienes poder sobrenatural. Muéstralo y así todos van a saber que hay mérito en ser cristiano.
e) El mundo pide algo a la vista. “Basta de lo místico. Quiero algo que puedo ver”.

D. La búsqueda de algo sensacional puede dejarle en un desastre.

1) Satanás pensaba en matar a Jesús así.
2) Podemos arruinar nuestro testimonio.

III. La tentación a la infidelidad.

A. La oferta de los reinos.

1) ¿Será qué Satanás tuvo el poder de ofrecer tanto?

a) Algunos dicen que no.

1. Tuvo que pedir permiso de Dios para tocar a Job. Job 2:4-5
2. Los demonios tuvieron que pedir permiso aun para entrar en un hato de cerdos.

b) Satanás es conocido como el “dios de este siglo”. II Cor. 4:4
c) En Juan 12:31 es llamado el principie de este mundo.

2) Satanás le dijo a Jesús, “tú te llamas un rey, pero ¿dónde está tu reino?
3) En griego es que él pedía que le adoren una sola vez.

a) Estaban solos allá sobre el monte.
b) Era la tentación de ser infiel a su padre.

B. Satanás tienta a nosotros a ser infieles también.

1) Cuando estamos sólitos.

a) Si su religión es una forma de legalismo, entonces será tentado en este momento. Si es que ama al Señor, no va a amarle menos cuando está sólito.
b) Si su religión no es nada más que una exhibición.

2) Mira a lo que va a ganar por ser infiel al Señor.

a) Popularidad.
b) Libertad. Es un engaño. Unicamente Jesús puede librarnos. Juan 8:36
c) Los deleites temporales del pecado. Heb. 11:25

IV. La tentación a apropiar ahora lo que Dios tiene guardado para el futuro.

A. Solomon dijo, “todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”.
B. Jesús sabía que un día el iba a reinar sobre todo el mundo y no únicamente los pequeños reinos que Satanás le ofrecía.

1) Un día será dicho, “Los reinos de este mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo”. Apoc. 11:15
2) Nosotros también reinaremos con él. Apoc. 5:10

C. Jesús sabía que algún día toda rodilla iba a hincarse en adoración genuina a él. Fil. 2:10-11

1) No podemos comer nuestra semilla y plantarla a la vez.
2) La vida consiste en períodos de esperar.

a) Hay muchos que no quieren conformarse con este hecho.
b) Jóvenes que roban un coche. No quieren esperar hasta queganan suficiente plata para comprar uno.
c) Jóvenes que se juntan en vez de casarse.
d) Gente que compra mucho a crédito. Prov. 24:27
e) Jóvenes que dejan de estudiar para salir a trabajar.

Concl.

Jesús fue tentado como nosotros.

1. Heb. 4:15
2. Él puede socorrer a nosotros cuando somos tentados. Heb. 2:18
3. La tentación nos da la oportunidad a ganar coronas. Santiago 1:12. ¿Cómo vamos a ser el varón bienaventurado sin ser tentado?
4. Tentaciones nos dan oportunidades a vencer a Satanás. Al decir que no, estamos diciendo que amamos a Dios demasiado para hacer tal cosa.
5. Tentaciones nos dan oportunidades para desarrollar carácter cristiano.
6. Hay la promesa de victoria. I Cor. 10:13

 

Compartir en Facebook

One Response to “La tentación de Cristo en el desierto (bosquejo)”

Read below or add a comment...

  1. edgardo reyes says:

    excelente reflexcion , ademas las tentaciones nos hacen mas fuertes espiritualmente

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*