Lo que perjudica tu imagen

Pocos son los que no se preocupan por tener buena cara delante de los demás. Decimos que alguien es un “sin vergüenza” si no le importa su imagen delante de los demás. Eclesiastés 10:1 dice; “Las moscas muertas hacen heder y dar mal olor al perfume del perfumista; así una pequeña locura, al que es estimado como sabio y honorable”. Así que, aun pequeñas cosas pueden dañar nuestra imagen. Quiero llamar a su atención algunas de las moscas muertas que perjudican su imagen.

Si es que su preocupación es tener buena cara delante de gente de baja nivel moral, en tal caso lo que sigue no va a ayudarle. Pero si realmente busca la aprobación de la gente buena, sí, va a ayudarle. Voy a hacer referencia a algunas cosas que debe hacer.

Sea honesto. Diga la verdad. La mentira es una de las moscas muertas que tienen el mal olor más fuerte. Una mentira es un intento de engañar. El mentiroso no es digno de confianza porque el puede mentirnos también. La tendencia de mentir es parte de la naturaleza del viejo hombre. Colosenses 3:9 dice; “No mintáis los unos a los otros, habiendoos despojado del viejo hombre con sus hechos”. Dios manda a los creyentes a despojar el viejo hombre con sus vicios. En los ojos de Dios, el mentir es una cosa tan serio que el mentiroso merece castigo eterno Apocalipsis 21:8 dice “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre que es la muerte segunda”. Proverbios 13:5 dice; “El justo aborrece la palabra de mentira”. Tarde o temprano los amigos del mentiroso se dan cuenta. Es muy difícil ganar de nuevo el respeto que se pierde por mentir. Satanás está de acuerdo con el mentiroso porque él mismo es “padre de mentira”. (Juan 8:44).

Otra mosca muerta que mancha su testimonio es tener una boca sucia. El que no puede hablar sin añadir palabras groseras manifiesta una falta de educación. Tales palabras no cumplen ninguna función. Sirven únicamente para rebajar y manchar lo dicho. Es algo que está tan arraigado en muchos que lo hacen sin pensar. Sin embargo, no quiere decir que no es como moscas muertas en perfume. Se puede hablar mejor y ser más agradable a los demás sin hablar con malas palabras. Por el poder de Dios el creyente puede tener una boca limpia.

Cada chisme es otra mosca muerta. Puede ser que hay personas a quienes les encantan escuchar chismes, pero, tarde o temprano, cada uno será lastimado por ellos. No es prudente compartir mucho con el que chismea porque no se sabe hasta donde va a llegar. Y lo más triste es que lo más lejos que llega más lejos esta de la verdad. Si alguien le comparte algo personal, sea muy prudente en cuanto a las personas con las cuales lo comparte. Hay cosas que no tiene que compartir con nadie.

La soberbia es otra mosca muerta. El soberbio quiere pensar que todos los demás son inferiores. Otro problema con él es que es muy sensible. Cada tanto se ofende. Es difícil llevase bien con él. Al contrario, todos quieren ser amigos de los humildes.

La Biblia tiene consejo para toda área de la vida. En cuanto a nuestra relación para con los demás, hay muchos versículos. Quiero compartir dos, no más. “Nunca aparten de ti la misericordia y la verdad; átelas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres”. Proverbios 3:3-4 “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas”. Mateo 7:12

Espero que quiera tener buena opinión delante de Dios y los demás. Hay un precio que pagar pero rinde buen fruto.

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*