Los postreros primeros

Más de una vez en los evangelios encontramos un dicho de Jesús que nos deja con preguntas sobre su significado.  En Mateo 19:30, por ejemplo, él dijo; “Pero muchos primeros serán postreros, y postreros, primeros”.  Siendo que este dicho fue usado en varias ocasiones, parece que no tiene una sola interpretación y aplicación.

Algunos comentarios dicen que se trata de los judíos que fueron dejados de lado en preferencia a los gentiles.  A riesgo de ser acusado de ser antisemítico, tengo que confesar que estoy de acuerdo con ellos.  Es muy probable que en algunas ocasiones eso era lo que Jesús quiso decir por esto.  Mateo 8:5-13 relata una ocasión cuando un centurión (gentil) vino a Jesús rogándole que sanare a su criado.  Cuando Jesús ofreció ir a su casa y sanar el criado el centurión dijo, “No soy digno que entres bajo mi techo”.  Al oír esto, Jesús dijo, “Los hijos del reino (judíos) serán echados a las tinieblas de afuera;  allí será el lloro y el crujir de dientes”.  En el tiempo de Jesús, los fariseos y escribas ocuparon los primeros asientos en la sinagoga.  Ellos disfrutaron de la preeminencia en Israel.  Cuando Jesús escogió sus seguidores él miró por alto a ellos y escogió entre la gente humilde como los pescadores y publicanos.

Pero hay otra aplicación.  Una de las bienaventuranzas es para los mansos.  Mateo 5:5 dice “Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad”.  El manso es aquel que es humilde y dispuesto a ser postrero.  Él está dispuesto a hacer el trabajo que otros toman como demasiado servil para ellos.  Puede ser que otros miran por alto su humildad y mansedumbre pero Dios lo nota.  Él asegurará que ellos reciban su recompensa.  En la tierra ellos quedaron fuera de vista, lavando platos y lustrando zapatos mientras que otros disfrutaron de la atención del público.  En los cielos será al revés.  Los mansos estarán en las primos filas y los que fueron alabados en la tierra quedarán atrás.  Alguien ha dicho que los que esperaron mucho serán desilusionados y los que esperaron poco serán sorprendidos.  Nosotros miramos a todo del punto de vista terrenal.  Cuando Jesús dijo “los postreros serán primeros” él estaba pensando en la economía celestial.

Otra aplicación de este dicho de Jesús es para los que tienen un buen comienzo pero se caen en el camino y terminan en vergüenza.  El Apóstol Pablo estaba consciente del hecho de que sería posible que él esté eliminado.  I Corintios 9:27 dice “sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado”.  Es por eso que él exhortó a los creyentes en Corinto con las siguientes palabras “Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos”.  I Corintios 16:13

Conozco un hombre que era un pastor y líder cristiano bien conocido y respetado, pero recién escuché que él cayó en pecado y tuvo que renunciar a su ministerio.  Será imposible para él recuperar lo que ha perdido.  El Apóstol Pablo dijo, “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga”.  (I Corintios 10:12)  Santiago 1:12 dice que hay una corona de vida para los que soportan la tentación y resisten la prueba.  Apocalipsis 2:10 dice que es para aquel que queda  fiel hasta la muerte.  “No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida”.  Seguro estoy que en los cielos no habrá celos ni hombres exaltados, pero tiene que ser que estas coronas tendrán gran valor allá.

Hay pobres humildes amas de casa que son creyentes.  Por causa de sus dificultadas ellas casi no pueden hacer nada en su iglesia.  Tal vez no pueden asistir fielmente porque su marido incrédulo no se lo permite.  Sin embargo, ellas hacen todo lo posible en  educar bien a sus hijos, no únicamente en lo escolar sino también en lo espiritual.  Ellas disfrutan de la comunión a diario con Dios y le alaban a pesar de la dura cruz que tienen que llevar.  En la tierra ellas están casi olvidadas por los demás creyentes pero, en los cielos ellas estarán entre los primeros.

No debemos esforzarnos a ser primero.  Solo basta que nos esforcemos a ser fieles hasta la muerte.  Recompensas celestiales son las mejores.  Disfrutaremos de ellas por toda la eternidad.

 

Compartir en Facebook

2 comentarios en “Los postreros primeros

  1. Recién sentí en mi corazon, aprender mas sobre estas palabras dichas por nuestro Señor Jesucristo, y he llegado a la conclusión de que tienen sentido en relación a que da pesar la actitud de personas que pasan años asistiendo a las iglesias y se dicen cristianos, y parece que mas bien se les bloquea la mente y no entienden lo que nuestro Señor Jesucristo demanda de los que le aceptamos y creemos en Él, cual es que le imitemos, que nos sometamos a la voluntad del padre, como lo hizo Él mientras estuvo en la tierra que en un acto de obediencia dio su vida por nosotros.

Deja un comentario

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *