¿Para qué sirve el ejercicio corporal?

“Porque el ejercicio corporal para poco es provecho, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera” (I Timoteo 4:8).

El Apóstol Pablo no dice que el ejercicio corporal no sirve para nada. Es que sirve poco en comparación con el provecho que se puede realizar de la piedad. Pablo escribió estas palabras al joven Timoteo (I Tim. 4:12). Los jóvenes piensan en el ejercicio corporal. Está bien. Sirve para desarrollar su cuerpo.

No hace falta hablar mucho de lo que significa el ejercicio corporal. Todos saben lo que es. Hay libros sobre varias formas de ejercicios y opiniones sobre cual es mejor. Sí, hace falta una explicación sobre lo que es la piedad. Tal vez algunos no saben lo que es. Otros están confundidos en cuanto a lo que es.

Cada año despierta en la mente de miles de jóvenes el sueño de ganar fama a través de los juegos olímpicos. Ellos ven a los ganadores alabados y aplaudidos y piensan, “Yo quiero ser uno de ellos”. De aquel momento en adelante ellos viven con este sueño. Cada momento libre está invertido en desarrollar su cuerpo y adiestrarse. Sacrifican sus estudios, diversión y oportunidades de aprender un oficio. Tienen sus ojos puestos en un solo fin; el rugir del aplauso de miles porque ellos ganaron.

Sin embargo, para la gran mayoría, es una desilusión porque no llegan a ganar. Aun para los pocos que ganan, la fama no es muy duradera. Pronto pasan los años y su cuerpo no rinde más. Además, no se prepararon para un oficio. Para ganar la vida tienen que trabajar como un obrero común y corriente.

Al contrario, el que se esfuerza en añadir las virtudes de la piedad, disfruta de remuneraciones cada vez más grandes. Según el diccionario, la piedad es “cariño y respeto hacía las cosas santas”. En griego la palabra significa reverencia y respeto hacia Dios. Por supuesto, el opuesto, “impiedad”, significa una falta de respeto para Dios.

Incluido en la piedad es respeto, no únicamente para Dios, sino también por todo lo que tiene que ver con Dios. Esto quiere decir que tendremos en alto respeto las normas bíblicas. Ninguna de ellas será causa de debilidad, fracaso o derrota. Al contrario, son para su bien. Por supuesto, primeramente tenemos que tener un amor y respeto para Dios. I Timoteo 6:3-5 dice “Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a la sana palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de tales”.

Según I Timoteo 6:6 hay “gran ganancia” en la piedad. “Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento”. Es ganancia en esta vida y en la venidera. I Timoteo 4:8 dice “Tiene promesa de esta vida presente y de la venidera”.

Es posible prestar demasiada atención al ejercicio corporal. No es que es inútil pero hay un límite a los beneficios que se puede realizar. Al contrario, hay poco peligro que alguien preste demasiada atención a la piedad. Puede ser posible que alguien llegue a ser un fanático y que sea negligente en cumplir con sus quehaceres diarios porque está demasiado ocupado en la piedad. Si buscamos sinceramente la voluntad de Dios, él va a guiarnos en saber ocupar nuestro tiempo sabiamente.

 

Compartir en Facebook

4 Responses to “¿Para qué sirve el ejercicio corporal?”

Read below or add a comment...

  1. Pedro Guillermo says:

    “…hay poco peligro que alguien preste demasiada atención a la piedad. Puede ser posible que alguien llegue a ser un fanático y que sea negligente en cumplir con sus quehaceres diarios porque está demasiado ocupado en la piedad..”
    En esta frase me gustaría que me aclarara con algun ejemplo cómo puedo errar en dedicar demasiada piedad en mi vida?
    Gracias

  2. fran says:

    nadie hace mal en tener mucha piedad, y el que tiene piedad es porque tiene un corazón puro. Y si es demasiado piadoso, es porque ama a Dios con todo sus fuerza, mente y corazón. Y si deja las cosas del mundo por servir a Dios. Dios le honra. Hombres completamente entregados, es que Dios quiere. No hombres a media. Porque si controlamos la piedad asta cierto punto de que no se exceda. Entonses estaría a par con la impiedad . Y ser bueno y malo no le agrada a Dios.

  3. Natalia says:

    Me parece muy interesante, porque estoy a favor de lo que plantea la reflexión, pero la pregunta del inicio no fue contestada; como cristianos ¿Para qué sirve el ejercicio corporal? y… segunda pregunta generada a partir de ésta primera. ¿Qué implicaciones tiene para nuestra vida ( como cristianos) el ejercicio corporal?

    Reconozco, que la prioridad está en el área espiritual, sin embargo, sé muy bien que las otras áreas no deben ser descuidadas, ya que somos templo del Espíritu como lo dice 1 Corintios 6:19 y también, somos creados a imagen y semejanza de Dios, reconociendo con esto, que Nuestro Dios es un ser completamente equilibrado, y nosotros así mismo debemos serlo.

    Gracias por su atención y quedo atenta a su respuesta.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*