¿Por qué es que la palabra infierno aparece menos a menudo en la Biblia común en español al comparársele con la KJV?

[Traducido por el misionero Francisco Chavarría
Servicios de traducción e interpretación
inspanish@gmail.com]

Algunas personas han diseñado una especie de conspiración para desacreditar la Biblia común en español, ya que la palabra infierno aparece menos a menudo en las Biblias españolas comunes al comparárselas con la KJV [Versión del Rey Santiago, por sus siglas en inglés]. La palabra “infierno” aparece en la KJV 54 veces; en la versión española de 1865 aparece 42 veces, 32 veces en la 1909, y finalmente 13 veces en la 1960[1]. Algunos señalan que esta “regresión” es una evidencia de que en la Biblia común española se está intentando deshacerse gradualmente de la doctrina del infierno.

El Infierno en el Antiguo Testamento

La palabra “infierno” aparece 31 veces en el Antiguo Testamento de la KJV. En éste hay solamente una palabra hebrea que siempre fue traducida “infierno”, y esta es la palabra “Seol”. Seol aparece en el texto masoreta 65 veces.

La Concordancia de Strong define Seol de la siguiente manera:

H7585
שְׁאוֹל
sheól o שְׁאֹל sheól; de H7592; hades o mundo de los muertos (como si fuera retiro subterráneo), incl. sus accesorios y reclusos allí:- tumba, Seol, pozo.

La última sección de la definición, después del guión, muestra cómo es que la palabra se ha traducido en la KJV. No siempre fue traducida “infierno.” De hecho, como puede notarse, la palabra hebrea no significa exactamente infierno. Aparentemente en el vocabulario hebreo de los tiempos bíblicos, ésta era la palabra más cercana a lo que representaba “infierno.” Al analizar el contexto en el que se encuentra Seol, en algunas ocasiones muchos traductores, correctamente, tradujeron esta palabra hebrea como “infierno.”

La KJV tradujo Seol como tumba 31 veces, como infierno 31 veces, y como pozo 3 veces. En otras palabras, la KJV tradujo la palabra hebrea Seol como “infierno” menos de la mitad de las veces. Debido a que Seol es una palabra tan genérica, y a que el contexto en el que se la haya no es siempre muy claro, la traducción de la misma ha causado gran dificultad a los traductores. A manera de ilustración, consideren cómo es que en el Salmo 49:15, en donde los revisores de la KJV tradujeron Seol como “tumba,” colocaron una nota marginal en su edición de 1611 que declaraba lo siguiente: “o infierno.” Tan solamente seis capítulos después en el Salmo 55:15, sucede lo contrario. Tradujeron “infierno” en el texto, pero la nota marginal en la 1611 declara: “o tumba.” Esto quizás haya continuado repitiéndose en muchos otros lugares en la 1611, pero no proseguí buscando más ejemplos.

En el Antiguo Testamento de la Biblia de Bishops de 1568, la palabra “infierno” aparece 38 veces, lo cual sería siete veces más que en la KJV. El Antiguo Testamento de Génova de 1587 tiene la palabra “infierno” (algunas veces deletreada algo diferente) 23 veces, lo que quiere decir que KJV tenía la palabra “infierno” en 8 instancias más. La sorpresa más grande ocurre en la Biblia Coverdale de 1535.  Su Antiguo Testamento tenía la palabra “infierno” [o el deletreo alternativo] 52 veces, lo cual daría 21 instancias más que en el Antiguo Testamento de la KJV [todas éstas son traducciones prominentes en inglés].

Toda esta información demuestra qué tan subjetiva puede ser la traducción de Seol. No es un asunto en blanco y negro. En vez de intentar interpretar un área en donde muchos otros traductores han tenido problemas, y en donde algunas veces han sido muy inconsistentes, los revisores de la Biblia española 1960 decidieron consistentemente transliterar la palabra hebrea Seol todas las veces que aparecía en el texto masoreta. Esta es la razón por la que la palabra española para infierno no se usa en el Antiguo Testamento de la Reina-Valera 1960. Al no traducir Seol como infierno, se evitaron algunas de las referencias en las que infierno tenía un sentido figurado. Por ejemplo, consideren Jonás 2:2: “…y dijo: Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó; Desde el seno del Seol clamé, Y mi voz oíste.” ¿Fue Jonás literalmente al Seol [infierno]? ¿Estaba el infierno localizado en la panza del gran pez? Obviamente, esta referencia al Seol en el libro de Jonás tiene un sentido figurado. David Blunt, un defensor de la KJV quien escribió el librito Which Bible Version: Does it Really Matter? publicado por la Sociedad Bíblica Trinitaria reconoció lo siguiente en la página 15 acerca de la palabra “hell” en el Nuevo Testament de la KJV: “No todas estas referencias son al lugar de castigo eterno, pero muchas sí lo son…”Al transliterar la palabra Seol, los revisores de la 1960 evitaron lo que en algunos casos hubiera sido una referencia al infierno en un sentido figurado.

A pesar de que en la Biblia española común no se encuentra la palabra “infierno” en el Antiguo Testamento, esta doctrina es enseñada vívidamente a través del mismo. Seguidamente veremos unos pasajes que nos servirán como ejemplos en el Antiguo Testamento de la Biblia común en español, mismos que claramente enseñan el lugar de los malvados, con fuego, azufre, y llamas eternas:

Proverbios 30:16 El Seol, la matriz estéril, la tierra que no se sacia de aguas, y el fuego que jamás dice: ¡Basta!
Salmos 11:6 Sobre los malos hará llover calamidades; Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.
Isaías 33:14 Los pecadores se asombraron en Sión, espanto sobrecogió a los hipócritas. ¿Quién de nosotros morará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas?

El Infierno en el Nuevo Testamento

En el griego hay tres palabras diferentes que fueron traducidas “infierno” en la KJV. Las mismas son: gehena, hades, y tártaros. Gehena ocurre 12 veces, y es la más frecuente de las tres. Strong la define de la siguiente manera:

G1067
γέεννα
De origen hebreo [H1516 y H2011]; valle del (hijo de) Hinón; gehena (o Ge-hinón), valle de Jerusalén, usado (figurativamente) como nombre del lugar (o estado) de castigo eterno:-infierno.

Hay menos controversia con respecto a gehena, ya que en todas las 12 ocasiones fue traducida consistentemente “infierno” en la KJV al igual que en la 1960. Todas las incidencias de la palabra griega gehena, en mi opinión, están en un contexto en donde claramente son una referencia al infierno. No obstante; los traductores españoles no siempre han concordado sobre cómo traducir esta palabra griega. Por ejemplo, la 1909 usó la transliteración gehena cuatro veces.

La siguiente palabra griega mayormente traducida “infierno” en la KJV es hades. Strong la define de la siguiente manera:

G86
ᾅδης
hades
de G1 (como partícula negativa) y G1492; propiamente no visto, i.e. «Hades» o el lugar (estado) de las almas que han partido:-Hades, sepulcro, infierno.

La palabra griega hades aparece en el texto griego 11 veces. Fue traducida “infierno” 10 veces, y “tumba” una vez en la KJV (1 Cor. 15:55). Los traductores no siempre han concordado sobre cómo traducir esta palabra. Por ejemplo, la Biblia de Génova 1587 tradujo hades como “tumba” en Hechos 2:27 y 2:31, además de en 1 Cor. 15:55. Traducir hades en Hechos 2:27 y 2:31 cuando se refiere al lugar a donde Cristo fue entre Su muerte y Su resurrección pareciera ser algo que ha sido debatido por los teólogos durante siglos.  El Comentario de Albert Barnes habla extensamente acerca de este asunto. Es interesante el hecho de que Thomas Bilson, uno de los traductores de la KJV, escribió un libro en 1604 el cual contenía la frase “hades or hell” en el título. Los revisores de la versión española de 1960 permanecieron neutros dejando la palabra griega en cuestión sin traducir.

Los revisores de la 1960 aparentemente reconocieron la dificultad que consistentemente habían tenido otros traductores con la palabra hades, por tal razón optaron hacer uso de la transliteración excepto en 1 Cor. 15:55.

Algunos han criticado el uso de la transliteración hades en la Biblia en español a través de la siguiente pregunta: “¿predica usted que si uno muriera sin Cristo iría al hades?” Creo que es una pregunta injusta si la misma persona cree que estaría bien traducir Seol como “pozo,” algunas veces como sinónimo de infierno en la KJV. A esa persona se le debería preguntar: “¿predica usted que si uno muriera sin Cristo iría al pozo?” Es incorrecto demandar de una Biblia extranjera un estándar diferente al de la KJV.

La última palabra griega traducida “infierno” en el Nuevo Testamento es tártaros. Se encuentra tan solamente una vez en el Nuevo Testamento griego en 2 Pedro 2:4. Strong la define de la siguiente manera:

G5020
ταρταρόω
tártaro de Τάρταρος Tártaros, (el abismo más profundo del Hades); encarcelar en el tormento eterno:-arrojar al infierno.

Las Biblias en español que he revisado traducen tártaros consistentemente como infierno, con la excepción de la primera edición de 1865, misma que transliteró la palabra griega. Ya que la 1909 y 1960 tradujeron la palabra como infierno, hay poca controversia con respecto a 2 Pedro 2:4.

Infierno y los textos críticos

Se debe enfatizar que la duda con respecto a infierno en la Biblia en español no tiene nada que ver con el Textus Receptus vs. los textos críticos. En otras palabras, cuando la Biblia en español no traduce cierta palabra como “infierno” no es porque la Biblia en español no estuviera siguiendo el Textus Receptus. De hecho, si fuera cierto que los revisores de la Biblia en español estuvieran tan a favor de los textos críticos, y que estuvieran intentando gradualmente deshacerse de la doctrina del infierno, ¿por qué es que no omitieron ni un solo de los versículos que fueron omitidos acerca del infierno en los textos críticos? Por ejemplo, la vigésimo segunda edición de Nestlé del griego del Nuevo Testamento omite en su totalidad los siguientes versículos acerca del infierno:

Mar 9:44 “…donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.”

Mar 9:46 “…donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.”

La Traducción de los sinónimos de infierno

Hay varios términos usados en la Biblia [KJV] que son reconocidos como sinónimos de infierno. Entre ellos se encuentran “el lago de fuego,” “el pozo,” y “el pozo del abismo.”

“El lago de fuego” se encuentra 4 veces en la KJV, y en esas mismas instancias fueron traducidas lago de fuego en la 1909 y en la 1960. No hay quejas acerca de la forma en que “lago de fuego” fue traducido en la Biblia en español.

El “Pozo del abismo” se encuentra 7 veces en la KJV, y en esos mismos lugares fue traducido abismo en la 1909 y en la 1960. Abismo es parte de la descripción dada en la definición de Strong de la palabra griega en cuestión. Hasta donde tengo conocimiento, tampoco hay quejas sobre cómo fue traducida esta palabra en la Biblia en español.

Una gran cantidad de las referencias antiguo testamentarias de la palabra “pozo” en la KJV, aún cuando no representan la palabra hebrea Seol, parecieran ser una referencia al infierno. Pero la palabra “pozo” es usada en contextos tan variados, y para tantos usos, que un análisis de la misma se extiende más allá de la intención de este artículo. Yo hice una comparación, con la Biblia española, de las ocasiones en las que la palabra “pozo” parecía referirse al infierno, y no hubo diferencias notables que pudieran ser interpretadas, por una persona razonable, como un intento de minimizar la existencia o características del infierno.

Algunos de los términos que generalmente no se consideran como que conllevan un significado de infierno, llegan a ser sinónimos de infierno, cuando el contexto en el que se encuentran lo hace obvio. Por ejemplo, la palabra “pozo” generalmente no es considerada con el significado primario de “infierno,” no obstante los traductores de la KJV la utilizaron así. Del mismo modo, la transliteraciónes como Seol y hades llegan a ser sinónimos de infierno, cuando el contexto en el que se encuentran revelan su significado.

¿Minimiza la Biblia en español las características del infierno?

La Fellowship Tract League [una editorial cristiana] tiene un tratado intitulado: “Lo que usted se PIERDE por ser un Cristiano” que contiene un bosquejo de 24 características del infierno. (Éste se puede ver en línea en: http://www.fellowshiptractleague.org/tract_pdf/spanish/4180.pdf).

Cada una de las características del infierno tiene una referencia bíblica correspondiente.  Yo examiné cada una de ellas, y descubrí que tan sólo dos siquiera contenían la palabra “infierno” en la KJV. Estas características del infierno se localizan fácilmente en la Biblia común en español, excepto una; y aún en esta excepción, la lectura en la 1960 siguió de forma muy cercana el significado primario de la palabra hebrea subyacente. De las 24 características del infierno descritas en este bosquejo, la única que varió un poco en la 1960 fue el Salmo 18:5, en donde habla sobre “los dolores del infierno.” La 1960 tiene ligaduras del Seol. Sin embargo, la KJV original tuvo una nota marginal donde decía “O, cuerda”. Observe cómo la Concordancia de Strong define la palabra hebrea en cuestión:

H2256
חבל חבל
kjébel
o חֵבֶל kjébel; de H2254; cuerda (como torcida), específicamente línea para medir; por implicación distrito o heredad (como medida); o lazo (como de cuerdas); figurativamente compañía (como si estuvieran atados juntos); también dolor (específicamente de parto); también ruina:-cadena, compañía, cordel, cordón, costa, cuerda, dolor, ligadura, lugar, parte, porción, provincia, soga, suerte, territorio, tierra.

En mi opinión la palabra dolor en la KJV no es incorrecta, pero, la opción de la 1960 se acerca más al significado primario de la palabra hebrea. Las palabras en la KJV y en la RVG en español corresponden a la Vulgata Latina. La Vulgata tiene Dolores en el Salmo 18:5, misma que significa “pena, miseria, sufrimiento.” (http://www.websters-dictionary-online.org [definición de la palabra en inglés]).

Al considerar que la lectura en español del Salmo 18:5 es reivindicada por el hebreo, podemos afirmar que este bosquejo típico de 24 características del infierno puede ser predicado y enseñado con la Biblia común en español sin ningún problema.

De haber una conspiración para diluir la enseñanza del infierno en la línea de las Reina-Valera, ¿por qué vemos que hay descripciones vívidas del infierno que no han sido tergiversadas?

Un análisis del infierno en otras traducciones bíblicas extranjeras basadas en el Textus Receptus

Al analizar la Biblia alemana de Luther de 1545, misma que es universalmente considerada como basada en el Textus Receptus, arroja unos datos interesantes. Las palabras alemanas para infierno (höllischen y hölle) aparecen un total de 63 veces. A pesar de que éstas son nueve veces más que en la KJV, hay 7 veces en que la Biblia alemana Luther no utilizó la palabra alemana para infierno en donde la KJV sí tenía “infierno.” En esos 7 pasajes tode” (muerte) o “grab” (tumba) fueron usadas en vez de “infierno.”

Las palabras francesas para infierno (enfer y enfers) aparecen en la traducción Ostervald de 1996 un total de 14 veces. Esto es meramente una ocasión más que en la versión española Reina-Valera 1960. Las palabras que sustituyen infierno incluyen “sépulcre, géhenne, y abîme”. La Ostervald también es considerada como basada en el Textus Receptus. La edición de 1996 que tengo, fue impresa por Bearing Precious Seed of Milford, OH [una editorial cristiana].

La palabra italiana para infierno (inferno) aparece en la traducción Diodati de 1649 un total de 29 veces, y únicamente 9 veces en el Nuevo Testamento. Las palabras que sustituyen infierno incluyen “geenna y sotterra”. La Diodati es tradicionalmente considerada como una Biblia italiana basada en el Textus Receptus.

(La veracidad de los datos anteriores está sujeta a ser verificada por personas fluidas en alemán, francés e italiano).

Conclusión

Si tuviéramos que establecer nuestra doctrina sobre el infierno basados únicamente en las definiciones de Seol, gehena, hades y tártaros, creo que tendríamos un caso difícil de probar, considerando la manera en que estas palabras fueron traducidas algunas veces. La definición de tártaros en el diccionario Strong es la más fuerte, pero, se puede señalar que la única ocasión en que se usa, es una referencia a los ángeles caídos que fueron arrojados allí. Lo que fortalece, y en última instancia prueba la enseñanza teológica conservadora acerca del infierno, es la descripción vívida en la Biblia. Por lo que se ha documentado, creo que las descripciones de las características del infierno no han sido disminuidas en la Biblia en español.

A pesar del hecho de que las características del infierno no han sido manipuladas en la Biblia en español de la línea Reina-Valera, continúan surgiendo referencias derogatorias con respecto a la “regresión” vía remoción, en algunos casos, de la palabra “infierno” en la Biblia en español. Recientemente, en diciembre del 2007, Humberto Gomez lo sacó a la luz en una conferencia en la que promovía su traducción. De acuerdo con el vídeo de la conferencia él lo declaró de la siguiente manera:

[Los revisores de la Biblia en español] “No podían hacer todo de un solo golpe. Han ido minando poco a poco. Han ido minando poco a poco. Poco a poco han ido minando. Entonces les digo una buena ilustración. La palabra infierno debe estar 54 veces en la Biblia. Para 1865 está 40 veces, para la antigua 1909 está 30 veces, y para la 1960 está 13 veces. Cincuenta y cuatro, cuarenta, treinta, trece”.

Para empezar, la mayoría de sus números están incorrectos. La versión de 1865 tenía la palabra infierno 42 veces, y no 40. En tres ocasiones la 1865 usó el plural de infierno, y en la primera edición de la 1865 se transliteró tártaros. La 1909 tiene “infierno” 32 veces y no 30, si tomamos en cuenta que el plural de infierno se usa dos veces en la 1909. Además, él declara que “la Biblia” tenía “infierno” 54 veces. Las palabras griegas y hebreas que se refieren al “infierno” se encuentra en la Biblia 89 veces. ¿Por qué es que el Hermano Gomez dice que la Biblia tiene la palabra “infierno” 54 veces? Él no dijo que fue porque esa era la cantidad de veces que fue traducida “infierno” en la KJV. De las 89 posibles instancias, ¿por qué es que su traducción en español tiene “infierno” 54 veces, si él no estaba siguiendo la KJV? ¿Será tan sólo una coincidencia que ambas, la Biblia en español RVG y la KJV tengan “infierno” exactamente 54 veces, considerando la inconsistencia con la que los traductores han históricamente traducido estas palabras griegas y hebreas?

En una respuesta parcial a esto, Humberto Gómez implicó en un artículo que la forma en que “infierno” fue traducido en la 1960 es debido a la Versión Estándar Americana (ASV) a causa de los datos siguientes: ASV hades 10 veces – 1960 hades 10 veces; ASV hell 13 veces – 1960 infierno 13 veces; ASV sheol 65 veces – 1960 seol 65 veces. Realmente, la manera en que “infierno” fue traducido en la 1960 ya sigue una pauta exacta en el griego y hebreo como se demuestra a través de este artículo, así que no se necesitó ninguna dependencia sobre la ASV. La única excepción a que la 1960 siga una pauta exacta en el griego es 1 Corintios 15:55, donde fue traducido “sepulcro” (como en la KJV–grave). 1 Corintios 15:55 en la 1960 fue dejado exactamente como estuvo en la 1909, y sigue la lectura en las notas al margen de la 1569 y 1602. Además, la ASV usa la palabra death (muerte) en vez de la palabra “sepulcro” en la 1960 en 1 Corintios 15:55.

Si el remover algunas de las referencias al “infierno”, al comparársele con versiones previas, probara algo, entonces tendríamos que considerar que la KJV fue una revisión de la Biblia Bishops. La Biblia Bishops de 1568 tenía la palabra “infierno” [o su deletreo opcional] 62 veces, mientras que la KJV lo tiene 54 veces. Es decir, al comparársela con la Biblia a la que le estaba sirviendo como una revisión, la KJV removió 8 referencias a la palabra “infierno”. Si aplicáramos esta lógica a la KJV, tendríamos que decir que ésta estaba “minando” las enseñanzas sobre el infierno. Yo rechazo tal noción para ambas Biblias que hemos mencionado, tanto la inglesa como la española.

Que el transliterar la palabra griega hades es perverso, no es una acusación reciente. En una conferencia en Haines City, Florida en septiembre del 2002, el misionero Carlos Donate, quien ha ayudado al Hno. Gomez en su revisión, describió a los revisores de la 1960 de una forma muy negativa por haber utilizado la palabra hades: “… esta mafia del infierno la cambió a hades.” Momentos después, en ese mismo discurso intitulado “Tipos de Textos,” el Hermano Donate agregó: “lo negro es negro, y lo blanco es blanco. No hay áreas grises.” Tal y como hemos visto, la variación en la traducción de las palabras griegas y hebreas que algunas veces se traducen “infierno” es, en verdad, un gran ejemplo de una gran área gris en el asunto de la traducción bíblica.

Implicar, o declarar abiertamente, que la Biblia en español común está deshaciéndose gradualmente de la doctrina del infierno al transliterar Seol y hades sería tan ridículo como decir que los traductores de la KJV estaban intentando deshacerse de la segunda venida de Cristo al transliterar maranata”.

Ya que la traducción de las características del infierno no está en la mesa de discusión, y al considerar que la interpretación de las palabras griegas y hebreas relacionadas a la palabra infierno en los diferentes contextos ha, históricamente, causado gran dificultad a los traductores, creo que no debemos apresurarnos a implicar motivos malévolos de parte de los traductores bíblicos en este punto.

Read this article in English: Why the word hell appears less often in the common Spanish Bible compared to the KJV

[1] Nota: Para determinar la cantidad de veces que la palabra “infierno” fue usada en las diversas traducciones se utilizó mayormente el software E-Sword. La veracidad de los números dados en este artículo dependerá de la certeza de dicho programa.

 

Compartir en Facebook

8 Responses to “¿Por qué es que la palabra infierno aparece menos a menudo en la Biblia común en español al comparársele con la KJV?”

Read below or add a comment...

  1. Miguel says:

    Hermano, ¡muchísimas gracias por explicar este tema! Esto me da cuenta de otra palabra transliterada en la 1960: En la KJV, las palabras «The Lord (El Señor)» no se traducen así en el A.T. Lo que hicieron los traductores era dejar la palabra «Jehová» en lugar de «El Señor».

    ¿Esto quiere decir que los traductores están intentando deshacerse de la doctrina de Dios como Señor? ¡Claro que no! Yo creo que esto solamente lo hace más cerca de los textos originales.

    Que el Señor bendiga,
    Miguel
    Marcos 9:23

  2. Marco Chavarría says:

    Mi querido hermano, pastor y misionero.
    Cuando lo empecé a leer me cansó un poco leer tantos números, pero cuando continué con la lectura, me doy cuenta de que los números si son muy importantes, pero en especial cuando vemos que poco a poco ha habido cambios en las versiones más modernas que nosotros consideramos “Sagradas e inequívocas”, pero podemos ver que los hombres muchas veces trantan de crear su propia opinión sobre lo que Dios ya ha establecido.
    Muchas gracias por este rico material.
    Un abrazo.

    Marco Chavarría
    Patsor Iglesia Bautista Berea
    San Antonio de Coronado
    San José, Costa Rica.

  3. Carlos Lopez says:

    El tema del infierno es muy interesente, la verdad que me ha servido de mucho el tema y dice la palabra que el pueblo se pierde por falta de conocimiento por eso le damos gracias a Dios por hombres como ustedes que tienen el ministerio de Maestro.

    Gracias Que Dios Los Guarde y no los deje caer en tentaciòn.

  4. kendy tamayo says:

    entendía que Hades era como una sala de espera de las almas hasta el día del juicio de Dios, por lo que dice en Lucas.16:19-31.
    El escrito me edificó pero tengo mis dudas con lo antes mencionado. que me pueden decir para edificarme aun mas.

  5. Jose perez says:

    Este estudio ha sido de mucha bendición para mi vida de tal manera que lo tuve que leer dos veces para mis notas gracias por este estudio. Bendiciones

  6. victor azcarate vilchez says:

    dejemos que el espíritu santo nos guié en el camino de la verdad para no torcer la verdadera doctrina crisriana

  7. Franklin L. Cabá says:

    Muchas bendiciones. Excelente exégesis. Le felicito y adelante en Cristo.

  8. Andres says:

    MUCHAS GRACIAS
    esto es la prueba que seguimos con dudas acerca de las cosas de Dios, se que la Biblia nos da respuestas pero la verdadera vocación esta en la FE y eso ni traduciendo toda la Biblia o modificandola puede desasearse.

    Dios esta presente, lo hallaremos desde nuestro interior no desde el exterior.

    QUE LA FELICIDAD LOS ACOMPAÑE

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*