¿Se puede probar que el cristianismo es verdad?

A veces hay los que preguntan “¿Se puede probar que el Cristianismo es verdad?” A veces la pregunta es “¿Se puede estar 100% seguro que el Cristianismo es la verdad?”

A la primera pregunta podemos contestar, “Sí. Podemos probar que el Cristianismo es verdad”. Esto no quiere decir que todos aceptarán la evidencia. A la segunda pregunta tenemos que decir, “No, no podemos estar un 100% seguro”.

Algunos justifican su incredulidad por el hecho de que no podemos estar un 100% seguro que tenemos la verdad. El problema radica en lo que, para ellos, es “la prueba”. Si lo que ellos piden es una seguridad perfecta y absoluta, no es algo que podemos ofrecer. Lo que sí, podemos ofrecer, es evidencia que nos da razón para creer que es la verdad.

En un juicio legal el jurado escucha los testimonios del demandante y el demandado. Después el juez pide que el jurado tome una decisión basada sobre la evidencia de los testimonios. Si el juez pidiese que ellos tienen que estar un 100% seguros sería imposible llegar a un veredicto.

En la vida tomamos muchas decisiones basadas sobre la probabilidad y no la certeza. Por ejemplo; aquí está un hombre que está por cruzar la calle. Él mira a los dos lados y dice, “No viene nadie. Creo que puedo llegar al otro lado”. Pero no es 100% seguro. Supongamos que él tenga un infarto en medio de la calle. El hecho de que el no puede estar un 100% seguro no le impide intentar cruzar. Tal vez es 90% seguridad y 10% fe. No es justo exigir 100% certeza en asuntos de la fe si no usamos la misma norma en otros asuntos de la vida. Aun el ateo no puede estar un 100% seguro en su creencia que no hay Dios.

El cristianismo ofrece evidencia amplia a todos los que están dispuestos a evaluarla y tomar una decisión basada sobre ella. Más que nada, la prueba del Cristianismo se base sobre evidencia histórica. Es la misma evidencia que tenemos en creer que Cristóbal Colón descubrió América. A su vez, hay el testimonio de millones de vidas que fueron transformadas por el poder del evangelio.

Con la gran mayoría de los incrédulos, su problema no es que la evidencia no sirve para probar que el Cristianismo es verdad. No importa la prueba que haya, ellos han tomado la decisión de no creer. Juan, en su evangelio, dice que la única manera de estar convencido de la verdad del cristianismo es hacer la voluntad de Dios. “El que quiere hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta” Juan 7:17. El que es verdaderamente nacido de nuevo está plenamente convencido de que ha encontrado la verdad. Jesús dijo, “Yo soy la verdad” Juan 14:6. El de conocer a él es conocer la verdad. La verdad no se encuentra en una religión. Está en él. ¿Le conoce?

Este artículo fue escrito con la ayuda de datos extraídos de un artículo en el libro Answers To Tough Questions págs. 145-146 por Josh McDowell y Don Stewart.

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*