Himno ¡Cristo la tumba venció!

Archivo midi

La tumba le encerró, Cristo mi Cristo,
El alba allí esperó, Cristo el Señor.

Coro:

¡Cristo la tumba venció! Y con gran poder resucitó,
De sepulcro y muerte Cristo es vencedor,
Vive para siempre nuestro Salvador,
¡Gloria a Dios! ¡Gloria a Dios!
El Señor resucitó.

De guardas escapó, Cristo mi Cristo,
El sello destruyó Cristo el Señor.

La muerte dominó, Cristo mi Cristo,
Y su poder venció, Cristo el Señor.

 

Compartir en Facebook

8 comentarios sobre “Himno ¡Cristo la tumba venció!”

  1. Himno: Cristo la tumba venció
    Autor:ROBERT LOWRY, 1874

    Una tarde estaba sentado a un órgano de salón en su casa. Todo aquel día sus pensamientos habían estado en torno al glorioso triunfo de la Resurrección. Era un compositor musical notable, y sentado allí, visualizó la maravillosa escena, y espontáneamente vinieron las palabras y la música, dando expresión a sus pensamientos más profundos.
    Roberto Lowry nació en Filadelfia, el 12 de marzo de 1826. A la edad de 17 años vino al Señor, y después de una exitosa carrera eclesiástica en la Unidversidad de Lewisburg, fue pastor de la Iglesia Bautista de West Chester, Pensilvania, de la que pasó a varios patorados importantes. Murió en Plainfield, Nueva Jersey, el 25 de noviembre de 1899, a los 74 años de edad.
    Compositor de notable habilidad, el Dr. Lowry escribió la música para la mayoría de sus himnos, además de poner la melodía a muchos otros también muy populares.
    Fuente: http://www.alianzacallao.org/h_la-tumba-le-encerro.html

  2. Efesios 1 :19 y cuál la supereminente grandeza de Su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de Su fuerza, Ef 1 :20 que hizo operar en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a Su diestra en los lugares celestiales,

    Primero, el poder que Dios hizo operar en Cristo, resucitó a Cristo de los muertos.
    Este poder ha vencido la muerte, la tumba y el Hades, donde están retenidos los muertos.
    La muerte y el Hades no pudieron retener a Cristo (Hch. 2:24), debido al poder de resurrección de Dios.
    En segundo lugar, el poder que Dios hizo operar en Cristo sentó a Cristo a Su diestra en los lugares celestiales, por encima de todo. La diestra de Dios, donde Cristo fue sentado por la supereminente grandeza del poder de Dios, es el lugar de mayor honra, el lugar de autoridad suprema.
    La palabra celestiales no sólo se refiere al tercer cielo, la cumbre del universo, donde Dios mora, sino también al estado y atmósfera propia de los cielos, donde Cristo fue sentado por el poder de Dios.

    Aleluya aleluya !! Alabado sea el Señor !! Cristo la tumba venció y con gran poder resucitó !!!
    De la muerte Cristo es vencedor !!!
    Alabado sea el Señor !!…

  3. Yo soy gracias a Dios por la muerte redentora de mi Cristo y por vencer la muerte clavando mis pecados en la cruz.Graciaa padre por haber entregado a tu único hijo para rescatarme a mí,te alabo Señor Aleluya amén.

Deja una respuesta

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *