Citas del libro “La Historia de la Biblia Reina-Valera 1960”

Citas del capítulo 1 – Por qué se sintió que la revisión de 1909 necesitaba ser revisada

Para el año 1946 la Sociedad Bíblica Americana y la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera estaban informando que numerosas sugerencias se estaban recibiendo en lo que se refiere a la necesidad de una revisión nueva. Aunque la línea Valera había experimentado muchas revisiones menores, todavía retenía mucho de la gramática y las expresiones anticuadas de la traducción de Casiodoro de Reina de 1569.

Las marcas de acento en palabras monosilábicas fueron eliminadas

1909 1960
fe
á a
é e
fué fue
vió vio

La ortografía de nombres y lugares

La ortografía de algunos nombres y lugares se parecen más a palabras inglesas en vez de español en la 1909 y revisiones anteriores:

1909 1960
Bethlehem Belén
Jerusalem Jerusalén
Nathán Natán
Ruth Rut
Seth Set
Rachel Raquel
Ephraim Efraín

Como se puede notar en algunas palabras en la tabla anterior, cuando se revisó la 1909, “ph” se tuvo que cambiar a “f” y “th” a “t”. También “ch” cuando era seguido por una vocal con acento circunflejo, se cambió a “c” o “qu” (dependiendo del siguiente vocal).

La ortografía absoluta de nombres propios fue un problema para los revisores; por consiguiente, compilaron una lista de ortografías aprobadas con la ayuda de Young’s Concordance, ya que no estaba disponible en español. Las formas del Antiguo Testamento de nombres fueron retenidas en el Nuevo Testamento.

Sustitución de términos que adquirieron una connotación católica

Se debe señalar que ciertas palabras que sobre los años habían adquirido una connotación fija muy católica como “beatificación” en Romanos 3:9 en la 1602 y “pontífice” (usada como un título para el arzobispo de Roma) muchas veces en Hebreos hasta la Valera 1909, y la palabra “penitencia” en Marcos 1:4 en la 1602, no reaparecieron en la 1960.

Citas del capítulo 2 – Planes para una revisión nueva de la Biblia Española

Fue recomendado que el comité para tal revisión debiese incluir a hombres competentes en exégesis bíblica con un profundo conocimiento de español y de buena reputación entre evangélicos en el mundo hispanohablante, y quienes podrían trabajar felizmente con otros. Otra lista incluyó los siguientes criterios para seleccionar miembros de la comisión de revisión:

  1. Un buen trasfondo en estudios bíblicos, incluyendo el griego y el hebreo.
  2. Conocimiento profundo del idioma español.
  3. Una devoción personal profunda por las Sagradas Escrituras.
  4. La aceptación entre círculos evangélicos de que son personas sensibles que simpatizan completamente con las necesidades del movimiento evangélico.

Citas del capítulo 3 – La revisión en camino

La revisión se hizo durante cuatro sesiones completas, durando aproximadamente dos meses cada una, seguida por dos sesiones del subcomité que duraron aproximadamente dos semanas cada una. Todos los seis revisores asistieron a todas las cuatro sesiones completas por diferentes períodos. Las tareas diarias fueron precedidas por un tiempo de oración y meditación en la Palabra de Dios, porque los revisores querían abrir sus corazones y mentes a la influencia bendita del Espíritu Santo. Las seis sesiones se llevaron a cabo durante un lapso de seis años, de 1951 hasta 1957. El retraso de tres años hasta la publicación final se debió a la corrección de pruebas, preparación para una concordancia limitada para ser publicada simultáneamente con la primera edición, y por cambios en la composición tipográfica. Se decidió que las sesiones de revisión tuviesen lugar en países diferentes, porque esto ayudaría a otros a reconocer el carácter y alcance internacional del proyecto.

Procedimientos detallados

Al final de cada sesión, los miembros del Comité de Revisión seleccionaron los libros de la Biblia que revisarían en modo tentativo entre sesiones. En las sesiones reales, cada revisor leía su borrador en voz alta, y durante ese tiempo él fue presidente de la sesión. Los revisores diversos luego tomaban parte en el debate que naturalmente resultó. El trabajo fue alternado para que ningún revisor tuviera que leer en voz alta y ser presidente por un período de tiempo extendido. Después de que una porción dada fuese aprobada, la lectura revisada se colocaba en esténciles para multicopiar, y luego enviado por correo a los asesores.

Citas del capítulo 4 – Reacciones, influencia, y aprobación de la nueva revisión

Cuando la revisión nueva de la Reina-Valera se imprimió a fines de 1960, la reacción fue en su mayor parte favorable. En 1961, la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera reportó que “La introducción en la mitad más reciente del último año estimuló un incremento considerable en la demanda por la Biblia sobre toda Sudamérica hispanohablante. Esto se refleja en las cantidades de Biblias españolas que han sido pedidos a enviar fuera”. En 1964, el secretario general de la Sociedad Bíblica Americana indicó que aunque todavía había alguna demanda por la antigua versión, la cual continuarían imprimiendo, en lo que se refiere a la 1960: “Su aprobación en Latinoamérica ha sido abrumadoramente favorable”. Nida mencionó en 1969 que la 1960 hasta ese momento había sido “muy favorablemente recibido por la mayoría”.

Sin embargo, tardó tiempo en ganar los corazones de cristianos hispanohablantes. Algunos informes de leve resistencia en contra de la adopción de la Reina-Valera 1960 fueron publicados en los inicios de la década del sesenta. Las Sociedades Bíblicas reaccionaron prontamente por enviar personal y al menos un miembro del Comité de Revisión a diferentes lugares para contestar preguntas. Por ejemplo, López de Lara, quien reemplazó a Estrello como secretario de la Sociedad Bíblica en México, fue invitado a una reunión de la Unión de Iglesias Evangélicas Independientes para responder a preguntas referentes al texto español nuevo. Como consecuencia, los líderes de este movimiento representando a 500 iglesias que se conocía como conservador decidieron usar la 1960 exclusivamente. Alfonso Lloreda visitó un grupo diferente para contestar preguntas referentes a la 1960, con la decisión resultante en su parte de usar ambos el texto antiguo y nuevo de Valera, con preferencia siendo dada a la más nueva. William Wonderly de la Sociedad Bíblica Americana informó en 1963 que un grupo evangélico que él consideró ser uno de los más conservadores y numerosos, después de un examen meticuloso del texto, oficialmente lo recomendó para el uso entre sus congregaciones. Él informó aparte que aunque no todos los grupos evangélicos aún se habían decidido de una u otra manera, “muchas personas y congregaciones la están usando ya en preferencia sobre la revisión previa”.

Citas del capítulo 5 – Perfiles biográficos de los revisores

(Proviene de la biografía de Alfonso Rodríguez Hidalgo, quien tuvo 33 cirugías por causa de un crecimiento de gangrena debido a un accidente cuando era jovencito)

Rodríguez elocuentemente resumió su testimonio así:

Precisamente esta cara fea, torcida y llena de cicatrices, muy visibles por cierto; porque en esta cara Jesucristo ha dejado las huellas de sus manos benditas, taladradas y ensangrentadas por los clavos de la cruz del Calvario; hoy por hoy, las 24 horas del día, y los 365 días del año, no me son suficientes para expresarle al Señor mi profunda gratitud y mi eterno agradecimiento por todo lo que Él ha hecho por mí, no solo dándome una nueva cara, sino, sobre todo y más que nada, dándome una nueva vida.

El autor Robert Heinze describió a Rodríguez en los siguientes términos cariñosos:

Éste es un hombre cuya cara fue reconstruida de la carne de su muslo. Éste es un hombre cuya mente superior podría haber permanecido subdesarrollada porque hubo personas repugnados por un niñito que escondía su rostro con un pañuelo. Éste es un maestro que dejó de enseñar Historia y Educación Cívica para que pudiera comenzar a enseñarles a los hombres a predicar el evangelio. Éste es un hombre que cuenta su propia historia simplemente con una frase: “Dios me devolvió mis labios y yo debo usar mis labios para hablar por él”.

Citas del capítulo 6 – El papel de otros hombres en la revisión

De la biografía de Juan Twentyman:

En su papel como secretario de la Sociedad Bíblica, Twentyman a veces viajó a regiones apartadas para visitar a misioneros y promover la distribución de la Biblia. En respuesta a la pregunta que se le planteaba a menudo “por qué vamos a la selva”, Twentyman contestaba, “A pesar de las dificultades y los peligros, enfermedad y soledad—las almas perdidas de hombres y mujeres por las cuales Cristo murió”.

Twentyman tuvo el hábito admirable de referirse a la gente no sólo como personas, sino como almas. El siguiente párrafo caracteriza su estilo compasivo de escribir:

Ellos (refiriéndose a peruanos) tienen almas, y son preciosos a sus ojos. Ellos también buscan el consuelo de la Palabra de Dios, y encuentran, como recompensa de su búsqueda, a Jesucristo revelado a ellos en todo su amor y compasión.

Citas del capítulo 7 – Eugenio Nida: su vida y su doctrina

En sus propias palabras – Nida en cuanto a la salvación (1952-1961):

Al igual que los fariseos, quienes estaban preocupados con ser aceptados por Dios por sus obras, y quienes sustituyeron sus reglas por los mandamientos de Dios, algunos hoy intercambian la doctrina del perdón de Dios de los pecados por meros principios éticos de conducta intentando agradar al Eterno.

Especialmente en el campo de la soteriología, la Biblia presenta una forma única a Dios. Pues no es un proceso por el cual el hombre gana su salvación a través de privilegio hereditario, la práctica ritual, o la auto-subyugación, sino uno por el cual Dios no solamente salió a buscar al hombre, pero también ha provisto la manera y la forma de reconciliación a sí mismo. [Énfasis añadido]

Si usted quiere encontrar el camino, sólo es posible por medio de Jesucristo, quien es “el camino, la verdad y la vida”, quien no sólo fue más allá como “el pionero de nuestra salvación”, sino que nos ha mostrado el camino por medio de su obra redentora en la cruz. Por reconciliarnos a Dios, él ha hecho posible que seamos Sus hijos.

El hombre no tiene rectitud excepto la que Dios le da a través de Jesucristo.

En cuanto a lo que la Biblia se refiere, la dificultad del hombre es su pecado, lo cual no es un error de la mente sino una rebelión del corazón. Por consiguiente, la salvación no proviene del asentimiento intelectual a ideas correctas, sino a través del corazón, lo cual en fe le dice que sí a Dios.

No es suficiente con reeducar al hombre, éste debe nacer de nuevo. Debe convertirse en una nueva creación, porque sólo en Cristo “las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas”. Hemos llegado a darnos cuenta de que el “cree en el Señor Jesucristo y serás salvo”, no es una fórmula vana de escape psicológico. Es el corazón mismo de las Buenas Nuevas, porque todo hombre que confía en el Jesús de las Escrituras y le reconoce como redentor de su vida, no sólo es rescatado de sus pecados abrumadores y de sus temores, sino que recibe vida nueva por el Espíritu de Dios.

Citas del capítulo 8 – El rol de las sociedades bíblicas en la revisión 1960

Una forma en la cual uno puede evitar pagar por los derechos de autor para la 1960 es por comprar tales Biblias directamente de las agencias de sociedades bíblicas, puesto que venden Biblias a menos del costo de producción. En el momento en que este libro estaba por entregarse a la imprenta, la edición de 1960 empastada en papel estaba disponible en una oferta especial en el sitio de Internet de la Sociedad Bíblica Americana a sólo $1.69 cada una en cajas enteras, y Nuevos Testamentos en cajas enteras a sólo $0.85 cada una. En lo que se refiere a las finanzas, en ciertos aspectos las sociedades bíblicas se manejan contrarias a un negocio comercial. Ya que las ventas de Biblias se subsidian, “mientras mayor el éxito, mayor la pérdida”.

Citas del capítulo 9 – La base textual de la revisión

Muchos pasajes supuestamente “problemáticos” en la 1960 se pueden vindicar al consultar revisiones anteriores de la Valera, léxicos, comentarios conservadores, los manuscritos Itala antigua y Peshitta, o Biblias basadas en el Textus Receptus en otros idiomas como el Diodati en italiano, el Ostervald en francés, la Biblia alemana de Lutero, y la traducción portuguesa hecha por la Sociedad Bíblica Trinitaria. Hay un precedente en estos otros así como también en Biblias basadas en el Textus Receptus en cuanto a numerosas lecturas en la 1960 que algunos han puesto en tela de juicio. Al juzgar la validez de una traducción en cualquier idioma, es necesario tener un elemento de fe y una cierta cantidad de beneficio de la duda.

En algunos casos, los cambios que se hicieron en la 1960 fueron para acercarla más al Textus Receptus comparándolos con la revisión anterior (la 1909). Ejemplos incluyen reemplazar a Señor con Dios en 1 Timoteo 6:1, agregando Jesús en Lucas 24:36, añadiendo pero en Juan 7:29, añadiendo afuera en Hechos 5:23, y yo fuí se convirtió en yo estaba en Apocalipsis 4:2.

Citas de los Comentarios Finales

Domingo Fernández, un asesor al Comité de la Reina-Valera 1960, describe exactamente el sentimiento predominante de cristianos hispanohablantes hacia la Reina-Valera en estos términos apasionados:

La inmensa mayoría de los cristianos de habla hispana queremos la versión Reina-Valera tal como está ahora. Déjennosla así…Tenemos la firme convicción de que la mano de Dios se ha manifestado a través de los siglos preservando las Sagradas Escrituras, y que el mensaje de Dios a la humanidad se ha mantenido puro, a pesar de las imperfecciones humanas. Podemos confiar plenamente en la versión Reina-Valera. El mensaje de Dios permanece aquí sin omisiones ni añadiduras. No permitas, estimado lector, que los ataques del “liberalismo” apóstata socaven el fundamento de tu confianza en la versión Reina-Valera que es, hasta ahora, la mejor de todas las versiones.

Hay más informacion acerca del libro aquí. Puede comprar el libro con una tarjeta de crédito aquí.

 

Compartir en Facebook

One Response to “Citas del libro “La Historia de la Biblia Reina-Valera 1960””

Read below or add a comment...

  1. QUE DEBEMOS HACER UNA MINORIA DE HERMANOS EN LA IGLESIA, QUE NO ESTAMOS DE ACUERDO CON LA REINA VALERA GOMEZ, QUE EL PASTOR NUEVO IMPUSO EN LA IGLESIA, DESECHANDO LA REINA VALERA 1960, AFIRMANDO QUE NO ES LA MAS CONSERVADORA, Y EN OTRO DOCUMENTO QUE EL ENTREGA DICE: ES LA PEOR DE LAS VERSIONES DE LA REINA VALERA.?
    AYUDENOS EN ORACION EN ESTE ASUNTO,Y ORIENTENOS CONFORME A LA PALABRA.
    GRACIAS Y BENDICIONES.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*