¿Ha fallado el evangelio?

Es evidente la gran influencia que tiene la cristiandad en todo el mundo. El cristianismo es llevado hasta los lugares más remotos de la tierra. En los Estados Unidos, el evangelio ha tenido una proclamación clara. Aun así, en los Estados Unidos como en otros países, la sociedad está en depravación. Muchas personas ven esta situación y han llegado a la conclusión que el evangelio ha fallado y que éste debiera ser erradicado o al menos ser reemplazado por un evangelio social que se concentre más en los problemas sociales del mundo.

Hay mucha pobreza

Hay mucha maldad en el mundo. El rico oprime al pobre. Muchas personas no reciben el salario merecido y otros no encuentran ni trabajo. Algunos que no pueden trabajar tampoco reciben la ayuda necesaria. Por el otro lado, los que pueden trabajar no trabajan y viven como parásitos del resto de la sociedad.

Hay mucha borrachera

Dinero que debiera ser usado para comida, ropa y techo donde vivir es malgastado en borracheras. La crueldad y el abuso es la norma en muchos hogares; la muerte “corre” en las carreteras y todo como resultado del pecado de las borracheras.

Hay mucho crimen

El robo de automóviles, personas metiéndose en las casas, robos de bancos y el engaño a muchas personas a través de negocios ilícitos están a la orden del día. Los periódicos locales y nacionales diariamente están llenos de noticias de asesinatos, robos, asaltos y violaciones.

Hay mucho pecado aun entre cristianos

El nombre de Dios se toma en vano; palabras depravadas y conversaciones de doble sentido son comunes. Los celos, envidias, odio, avaricia, egoísmo e iras hacen que la sociedad se mantenga con el chisme, hablando mal de otros, y en venganza.

Hay mucho sufrimiento

Enfermedades, plagas y pestes llenan nuestra tierra y nuestros hospitales. La muerte, el miedo de toda persona, constantemente visita a muchos hogares y a muchos corazones.

Hay mucho engaño entre las naciones

La intriga y los asuntos secretos son la orden del día. El sacrificar seres humanos en los campos de batalla como si fueran peones de un tabloncillo de un juego de ajedrez es practicado en casi cada nación del mundo.

Con todos estos y otros males que hay en todo el mundo, después de casi 2,000 años de predicación del evangelio, ¿estarán en lo correcto todas esas personas que dicen que el evangelio ha fallado? A esta pregunta respondemos con un enfático “NO”, porque el evangelio nunca fue dado para curar los males de la sociedad. El evangelio cura solamente los males del individuo que responde al evangelio en fe. En Hebreos 4:2 dice: “Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron”.

Hay mucha inmoralidad

Las prostitutas se encuentran en las calles. El cambiar de esposas es una práctica común. Personas viven juntos sin casarse, y comúnmente con consecuencias muy lamentables. Las medidas del control de la natalidad y el aborto son la “respuesta” para vivir una vida de inmoralidad sin aparentes consecuencias. La industria del cine continúa presentando películas llenas de erotismo, de amor ilícito y desnudez que apela a las pasiones de los clientes. La pornografía ya no se vende en los lugares secretos, sino que ya ocupa los estantes de cada librería. La educación sexual está siendo enseñada a todo niño de kindergarten para arriba sin ninguna advertencia de responsabilidad moral. En muchas clases de este tema, la relación sexual es excusada refiriéndose a ésta como un tipo de recreación agradable para aquellos que no se han casado. Abortos, hijos ilegítimos, enfermedades venéreas, sida y la destrucción de los hogares revela la extensión de la inmoralidad en nuestra sociedad.

1. Han habido fallas

A. La iglesia ha fallado

En muchos casos, la institución conocida como “la iglesia” ha fallado en predicar el verdadero evangelio. Otras veces, el verdadero evangelio ha sido reemplazado por uno no bíblico; a veces ha sido reemplazado por el ritualismo y el formalismo que le da al ojo lo bello que desea ver, pero no lo que necesita en su corazón. El reformismo (la idea de las buenas obras) y el modernismo también han reemplazado al evangelio de la salvación. Este es el evangelio social de “jabón, sopa y hospedaje” que se supone cure los problemas del hombre, pero que deja el corazón negro de pecado.

El evangelio del emocionalismo, muchas veces ha sustituido al poder del Espíritu Santo por el ruido religioso. Estas personas tienen la religión basada en sentimientos en vez de en la verdad y son las personas más inestables y confundidas del mundo.

La iglesia también ha fallado en no denunciar las fuerzas del pecado. En muchos casos, la iglesia ha permanecido callada cuando debió hablar firmemente, ya que ha tenido miedo de ofender a algunas personas muy conocidas aun en el medio religioso, por tener intereses mixtos.

B. El cristiano ha fallado

Es verdad que hay muchos hipócritas dentro de la iglesia. Muchos que se hacen llamar cristianos no son cristianos, y muchos que sí son cristianos han fallado en vivir como tales. El cristiano ha fallado en vivir como un testimonio vivo al mundo perdido. Como resultado, diariamente millones de inconversos se relacionan con hijos de Dios, pero esos inconversos nunca tienen la menor idea de cómo ellos también pueden ser hijos de Dios.

C. El pecador ha fallado

Por demás está decirlo; si la verdad es conocida, el pecador ha rechazado el evangelio. El pecador ha rechazado las muchas oportunidades que le pudieran guiar al entendimiento del evangelio. De hecho, nuestro mismo Salvador dijo que el pecador ha escogido las tinieblas en vez de la luz del evangelio. Juan 3:19 dice: “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas”.

2. El evangelio no ha fallado

El evangelio nunca ha fallado cuando éste ha sido recibido y se ha creído en él con fe genuina. “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación, a todo aquel que cree” (Rom. 1:16).

El evangelio no ha fallado porque es la solución de Dios para el problema más grande del hombre. El evangelio es el mensaje de nuestro Salvador quien sin ningún pecado “por nosotros se hizo pecado” muriendo en la cruz, recibiendo el castigo de todos los pecados del hombre. El evangelio incluye la resurrección del Salvador quien tiene poder sobre el pecado, la muerte y el infierno. El evangelio tiene la promesa de que cualquiera que sinceramente reciba al Señor Jesucristo por fe como Señor y Salvador, será salvo. “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo” (Rom. 10:13). Esto incluye el ser salvo del castigo, el poder y finalmente de la presencia del pecado.

El evangelio nunca ha fallado porque le da al hombre lo que éste necesita. Déjeme ilustrarlo de esta manera; vamos a suponer que usted es un hombre que está prisionero y está sentenciado a morir en la silla eléctrica. El reformista va a venir y te va a decir: “Yo tengo la respuesta para tu problema ‘no asesines más.'” Pero usted le va a decir, “Ya no lo voy a hacer, pero aún necesito salir de este problema y ser librado de la silla eléctrica”. Después viene el modernista y le dice: “No te desanimes, estoy recaudando miles de dólares para darte la mejor celda mientras esperas tu castigo”. Tal vez usted le contestaría al modernista, “pero yo no voy a estar aquí por mucho tiempo”. Entonces viene el predicador del evangelio y le dice, “Alguien quien te amó tanto puede recibir tu castigo de muerte por ti y tú puedes ser libre si le reconoces como la persona que puede llevar tu culpa–y eso no es todo–Él ya resucitó otra vez y caminará contigo en cada paso de tu vida. Esto es lo mismo que el evangelio le ofrece al pecador perdido y condenado si acepta a Cristo Jesús.

El Escudo de la Fe
Julio / Agosto 1996

 

Compartir en Facebook

One Response to “¿Ha fallado el evangelio?”

Read below or add a comment...

  1. Completamente de acuerdo. El Evangelio es perfecto, la filosofía del Evangelio es la propuesta divina para formar sociedades perfectas. El problema es que los que debiéramos vivir acorde al Evangelio (Los Cristianos) adoptamos cada día mas la filosofía contraria. ¡La del mundo, … Que Dios nos ayude!

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*