2 respuestas

  1. Segundo Montanchez
    diciembre 8, 2015

    La alegría es un sentimiento natural, surge por la comodidad de las circunstancias. En cambio el gozo, no es natural, no depende de las circunstancias, el gozo nace del corazón de Dios. El gozo procede de Dios y se instala en el corazón del hombre y la mujer, que se arrepiente de su mal camino y le entrega su vida a Dios, permitiéndose que ÉL tome el control de su vida.
    El gozo brota del corazón del creyente que hace la voluntad de Dios, cada vez que el Hijo de Dios hace lo que le agrada, el gozo de Dios se torna a él. Bendiciones.

    Responder

  2. Jorge Berríos
    enero 4, 2018

    Un contenido hermoso. Tengo una duda y perdonen mi ignorancia. ¿De qué país es Francisco Estrello?

    Responder

Deja una respuesta

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio