Carlos Denyer

Carlos Denyer

Charles (Carlos) Percival Denyer nació en Londres, Inglaterra, en 1898. De jovencito, sintió el llamamiento al servicio cristiano durante un servicio en una iglesia bautista, pero sus padres desalentaron este interés inicial, aparentemente debido a su juventud. A la edad de 14, se mudó con su padre a Costa Rica, que se convirtió en su país adoptivo. Aceptó al Señor como su Salvador personal a la edad de 18 años.

Su crecimiento espiritual convenció a otros que su experiencia de conversión era genuina. Formó un coro en la iglesia a la que asistia, y se convirtió en el superintendente de la Escuela Dominical. En 1945 participó en el inicio de la Asociación de Iglesias Bíblicas de Costa Rica.

Se dedicó la traducción profesional y trabajó en esa especialidad para corporaciones prestigiosas tales como Ford Corporation, el Royal Bank of Canadá y también el Consulado Británico. Más tarde se dedicó a la tarea de traducir literatura cristiana al español, lo cual incluyó los libros El Triunfo de Juan y Betty Stam, Luz del Evangelio y el Compendio Manual de la Biblia de 770 páginas.

A partir de la reunión de revisores celebrada en la Ciudad de México en 1953, fue designado secretario a tiempo completo para el Comité de coordinador de la Revisión Reina-Valera de la Biblia publicada en 1960. Bajo su responsabilidad cayó la labor editorial de revisión y preparación del manuscrito final. Su excelente trabajo, cuidadoso y diligente, llevó al Dr. Eugene Nida a elogiarlo diciendo, “Gracias al señor Denyer, más que a cualquier otro, tenemos el texto con menos errores tipográficos y con mejor adaptación de lenguaje que la Sociedad Bíblica haya publicado en muchos años”.

Una vez el texto final de la versión Reina-Valera de la Biblia estuvo listo para la imprenta, Denyer preparó una concordancia breve, de 280 páginas, que se imprimió simultáneamente con el lanzamiento de la Revisión 1960. Una vez completada esta tarea, empezó el proyecto arduo de compilar una concordancia extensiva, cosa que no completó hasta 1964, dado que era una tarea enorme en una era sin asistencia de computadoras.

Denyer era muy amante de caminar por las bellas y atractivas montañas de su tierra natal adoptiva. En uno de esos paseos, el 12 de noviembre de 1967, el Señor le llamó a su presencia.

Tomado del libro La Historia de la Biblia Reina-Valera 1960 por Calvin George

 

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*