1 respuesta

  1. Edmundo Arvelaíz
    noviembre 4, 2013

    Bien. La adoración a Dios, nunca debe o tiene por qué ser expectacular, cuando hay adoraciones a todo lo moderno, pues precisamente eso es lo que sucede en las iglesias cuando adoraciones como esas ocurren dentro de las iglesias. Dios les bendiga.

    Responder

Deja una respuesta

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio