Por qué cada familia debe tener un altar familiar

«Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.» Deut. 6:4-7

«Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos. Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes.» Deut. 11:18-19

«Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.» Prov. 22:6

Introducción: Al decir «altar familiar» nos referimos a un tiempo dedicado con regularidad para orar y leer la Biblia como familia.

1. Es un medio por la cual la Palabra de Dios puede ser exaltada en el hogar.

A. La Biblia debe ser exaltada porque fue dada por inspiración divina. 2 Tim. 3:16
B. La Biblia debe ser exaltada porque fue escrito para nuestra enseñanza. Rom. 15:4
C. La Biblia debe ser exaltada por que es un guía inerrante. Prov. 6:23; 2 Ped. 1:19

2. Es un medio por la cual la familia entera puede orar juntos en forma privada.

A. Oración privada fue encomendada por el Señor Jesús. Mat. 6:6
B. Oración privada fue practicada por el Señor Jesucristo. Mat. 14:23; Mar. 1:35
C. No dejemos que nada se convierta en un obstáculo para la oración. Dan. 6:6-10

3. Será un buen ejemplo para otros.

A. Somos epístolas vivientes a los demás. 2 Cor. 3:2
B. Debemos asegurar que nuestra luz brille. Mat. 5:16
C. Debemos dejar a otros saber que tenemos una vida nueva. Rom. 6:4

4. Es un medio por la cual los niños pueden ser enseñados su deber hacia Dios.

A. Se debe enseñar a los niños que deben acordarse del Señor durante su juventud. Eccl. 12:1
B. Se debe enseñar a los niños que deben temer a Dios. Prov. 24:21
C. Se debe enseñar a los niños la obediencia a Dios. Deut. 30:2

5. Es un medio por la cual los niños pueden ser enseñados su deber hacia sus padres.

A. Se debe enseñar a los niños que deben honrar a sus padres. Ex. 20:12; Heb. 2:9
B. Se debe enseñar a los niños que deben someterse a la enseñanza de sus padres. Prov. 1:8-9
C. Se debe enseñar a los niños la responsabilidad hacia sus padres. 1 Tim. 5:4

6. Es un medio por la cual los niños pueden ser ganados para Cristo.

A. Los niños deben ser instruidos en el camino del Señor. Deut. 31:12-13; Prov. 22:6
B. Los niños deben ser instruidos en cuanto al modo de salvación. Jn. 3:16; Ef. 2:8-9
C. Los niños deben ser traídos a Cristo. Mar. 10:13-16

7. Es un medio por la cual los cristianos pueden crecer en la gracia del Señor.

A. Cristianos necesitan gracia para poder servir a Cristo. Heb. 12:28
B. El cristiano debe buscar la forma de crecer en gracia. 2 Ped. 3:18
C. El cristiano debe esforzarse cada vez más en la gracia de Dios. 2 Tim. 2:1

Diez razones por qué cada hogar debe celebrar el culto de familia

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Deuteronomio 6:6-7

1. Porque, después de ese breve periodo de lectura bíblica y oración, los miembros de la familia saldrán a ocuparse de sus diversas tareas mejor preparados y más firmemente resueltos a glorificar a Dios en todo lo que hagan.

2. Porque, al pie de aquel altar familiar e íntimo que eriges en el hogar, recibirás fuerzas para hacer frente a todas las pruebas, las desilusiones y las adversidades que, a veces, inesperadamente encontramos en el transcurso de los días.

3. Porque, la oración hecha en compañía de los demás miembros de tu familia, te dotará, durante todo el día, de la conciencia de la presencia de Dios, quien podrá hacerte más que vencedor contra las tentaciones y las asechanzas del maligno.

4. Porque dulcificará la vida del hogar y enriquecerá las relaciones entre los miembros de la familia.

5. Porque la influencia benéfica del culto familiar celebrado en el hogar, resolverá todo aquello que produce irritaciones y desavenencias entre sus miembros. El hogar se convertirá en tierra sagrada cuyas fronteras serán infranqueables a todo aquello que produce desunión y desarmonía.

6. Porque protegerá, mejor que cualquier otra cosa, a los hijos cuando estos hayan salido del hogar para labrar en el mundo su propio destino. Difícilmente olvidarán del todo los sagrados momentos en que toda la familia se reunía para compartir unos instantes de solemne recogimiento ante Dios.

7. Porque la celebración del culto de oración en el hogar, ejercerá una influencia inspiradora y benéfica sobre aquellos de nuestros amigos y relaciones que se encuentren, en esos momentos, con nosotros.

8. Porque cultivará la vida espiritual de cada miembro de la familia y será así un valioso refuerzo para la obra del pastor en la iglesia.

9. Porque constituirá un valioso ejemplo y un poderoso estímulo para que en otros hogares se celebre el culto familiar de oración.

10. Porque la palabra de Dios nos manda que consagremos a él en esta forma, la vida del hogar y, al obedecerle, honramos a aquel que es la fuente de todo bien.

Revista Evangélica, 1938

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*