La apariencia de una mujer cristiana

I Pedro 3:1-6; Proverbios 31:10, 30

Por el Dr. M. A. Casillas

En estos tiempos modernos y de cambios constantes, la influencia del mundo sobre la iglesia se nota cada día más y más. Y una de las formas en que más se nota, es en la manera que muchas damas y señoritas que profesan ser creyentes en Jesucristo se visten y se arreglan. Los trajes provocativos, el exceso en el uso de cosméticos y prendas, y las modas a estilo Hollywood que se están usando hoy en día son indicación de que hay mucho del mundo dentro de la iglesia. Por supuesto, en muchos instantes eso se debe a que algunos pastores no predican contra estas cosas para no ofender, no sea que algunos se vayan de la iglesia.

Con la ayuda de Dios, deseo tratar este asunto. Y quiero tratarlo desde el punto de vista de la Biblia. ¿Qué es lo que dice la Biblia en cuanto a la apariencia de una mujer cristiana? Si alguien se ofende con lo aquí dicho, no se ofenda conmigo. Yo solamente le estoy recordando lo que dice la Biblia. Es mi deber como siervo de Jesucristo predicar todo el consejo de Dios, o sea, toda la Escritura. Y este asunto tiene un lugar en las Escrituras que debemos reconocer y aceptar.

I. ¿Qué se quiere decir con cristiana?

Una mujer cristiana es aquella que por medio del Evangelio de Cristo aprendió que era pecadora, que estaba condenada por causa del pecado. Y que por sí misma nada podía hacer para liberarse de dicha condenación.

Una mujer cristiana es una que ha puesto su fe en la persona y sacrificio del Señor Jesucristo, y que le ha aceptado y recibido como el Salvador y Señor de su vida.

Una mujer cristiana es una que públicamente se ha identificado con Jesucristo por medio del bautismo en las aguas en obediencia al mandato del Señor.

Una mujer cristiana es una que vive una vida de acuerdo a los preceptos de la Palabra de Dios y desea glorificar a Dios en su vida.

II. Cosas que una mujer cristiana debe hacer en cuanto a su apariencia

A. La mujer cristiana debe pensar y tomar en consideración cinco cosas cuando se trata de su apariencia personal.

1. Cuando una mujer cristiana se embellece o se prepara para salir, lo primero que debe de pensar es glorificar a Dios en la manera que se va a presentar ante otros.

I Corintios 10:31 dice: “Si, pues, coméis, o bebéis, O HACEIS OTRA COSA, hacedlo todo para la gloria de Dios.” Note que el versículo dice: “o haceis otra cosa” En esa otra cosa está incluido el vestirse, el arreglarse, el presentarse ante la gente. Si cada mujer cristiana pensara primero en la gloria de Dios, tendría mucho cuidado en la manera que se viste y se presenta. Dios no es glorificado cuando una mujer se viste de ropas indecorosas. Los trajes cortos, escotados, apretados y transparentes no son para la mujer cristiana que desee que Dios sea glorificado en su vida.

Las minifaldas, los pants suits, la ropa femenina que se usa para desplegar la figura del cuerpo, no permiten que una mujer Cristiana pueda glorificar a Dios.

El anhelo de una mujer cristiana que ama a Dios y a Su palabra debe ser el glorificar a Dios en su vida. Dios es glorificado en esa mujer Cristiana cuando ella se viste no para que los que la vean admiren sus encantos femeninos, sino para que vean a Cristo en ella.

2. Debe pensar en su marido si Ud. es casada, o en el marido que a usted le gustaría conseguir si usted no es casada (Prov. 31:28b).

3. Debe pensar en el testimonio que usted va a dar al presentarse en público (I Tim. 2:9).

4. Debe pensar en su familia (Prov. 31:28a).

5. Debe pensar en su iglesia (I Tim. 2:9-10).

B. La mujer cristiana debe tener un balance adecuado en su vida personal.

1. La preocupación principal de una mujer cristiana debe ser su estado espiritual en vez de su apariencia física (I Pedro 3:3-4).

2. Pero la mujer cristiana no debe abandonar su apariencia física a costo de su espiritualidad. I Pedro 3:5 dice que “se ataviaban” (se vestían, se arreglaban).

3. La mujer que pasa tres horas arreglándose y pasa 10 minutos leyendo la Biblia y orando va a tener serios problemas espirituales; pero la mujer cristiana que pasa tres horas orando y leyendo la Biblia y no toma cuidado de su apariencia personal, va a tener serios problemas matrimoniales y familiares.

4. Debe haber un balance adecuado.

C. La Mujer cristiana siempre debe recordar que el énfasis del mundo es “la carne”, mientras que el énfasis de la Biblia es lo espiritual (I Juan 2:16).

1. El estilo del mundo es la exhaltación del cuerpo.

2. Así que hoy día, más que nunca, el mostrar el cuerpo (en particular el cuerpo de la mujer) es la orden del día.

3. La Biblia declara que nuestros cuerpos están infectados por el pecado (Romanos 5:12; Isaías 1:6; Romanos 7:14-21).

4. El estilo de modas del mundo para la mujer, (escotes abiertos para mostrar la parte superior de los senos, trajes rajados por los lados para mostrar los muslos, trajes cortos para atraer la atención, trajes estrechos, transparentes y ajustados al cuerpo para mostrar la figura del cuerpo), NO DEBEN SER USADOS POR MUJERES CRISTIANAS QUE DESEAN GLORIFICAR A DIOS EN SUS VIDAS.

5. Muchos estilos de modas hoy en día son diseñados para que la mujer llame atención a su cuerpo al caminar. Usted como mujer debe decidir si va a ser piadosa ante Dios y ante los hombres, o si va a ser un instrumento de pecado a los hombres.

6. Nuestros cuerpos son para glorificar a Dios y no para ser instrumentos de pecado (I Cor. 6:19-20).

III. Al embellecerse, la mujer cristiana debe tomar en consideración los siguientes principios:

A. El pelo de la mujer es algo muy especial para Dios y los hombres (I Cor. 11:14-15).

B. El rostro de la mujer debe mostrar la belleza del Señor.

1. La Biblia no condena el uso de cosméticos.

a. Ester usó los cosméticos de sus días y Dios la bendijo (Ester 2:12).

b. Rut usó cosméticos y Dios la bendijo (Rut 3:3).

2. La Biblia sí demanda moderación en esta y todas las áreas de la vida (I Pedro 3:3-5; Fil. 4:5; Gentileza [griego]: moderación).

C. El uso de prendas [joyas], al igual que todas las demás cosas, debe ser moderado (I Pedro 3:3-4).

D. El uso de perfumes debe ser moderado. Hay perfumes para que la mujer huela agradable; pero se debe tener mucho cuidado por que también se han hecho perfumes provocativos.

IV. Embellézcase espiritualmente

(I Pedro 3:3-4) Cómo embellecerse espiritualmente:

A. Concéntrese en la belleza de su alma más que en la belleza física.

1. Esté segura que usted es de Cristo y que Cristo es su Señor.

2. Mantenga una vida devocional privada.

a. La lectura de la Biblia.

b. La oración.

3. Sepárese para Dios.

4. Séale ejemplo a su familia y familiares.

5. Sea fiel a la asistencia de su iglesia (Heb. 10:25).

6. Lea libros afines a lo espiritual.

7. Participe en la obra del Señor.

8. No pierda tiempo leyendo y viendo televisión que no le ayudan en su vida de creyente.

9. Testifique de Cristo.

10. Vele por la venida del Señor.

11. Conságrese al Señor cada día.

B. No se olvide de Proverbios 31:30 que dice: “Engañosa es a gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme a Jehová, esa será alabada.”

Compartir en Facebook

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

*