La base textual de la Reina Valera 1960

“La Reina-Valera 1960 no se basa en el Texto Recibido”. Así afirma un estudio que tengo abierto ante mí. ¿Será cierto?

No negamos que existen algunas lecturas en la Reina-Valera 1960 que provienen del texto crítico, y que por tanto esas lecturas mismas no se basan en el Texto Recibido. Hay un movimiento dentro del fundamentalismo que trata cualquier desviación del Texto Recibido como si fuera el pecado imperdonable, como si fuera evidencia contundente de apostasía, un pacto ecuménico con Roma y con el Diablo mismo. ¡Pero estos mismos fundamentalistas no te informan que las Biblias que ellos defienden a capa y espada (tal como la KJV) tienen desviaciones del Texto Recibido! Esto se comprobará más adelante en este escrito.

La crítica más fuerte contra el texto crítico es que le falta versículos enteros comparado al Texto Recibido. El texto de Westcott y Hort, por ejemplo, omitió 48 versículos enteros (si se suma la cantidad de versículos que se dudaron por colocarlos entre corchetes). ¿Cuántos versículos le falta a la Reina-Valera 1960? ¡Ninguno!

El estudio más extenso

El estudio más extenso de desviaciones del Texto Recibido en la Reina-Valera es “Comparación de Versiones de la Reina Valera” por el misionero Rex L. Cobb. En dicho estudio, el total de discrepancias (omisiones, cambios, o adiciones) en dicho estudio atribuida a la RV 1960 asciende a 191. Se debe notar que la medida de comparación aparente fue el texto de Scrivener, un texto griego acomodada a la versión King James en inglés. Para más detalles, vea La historia del texto griego Scrivener que algunos quieren imponer sobre la Reina-Valera.

No haremos una crítica exhaustiva del estudio de Rex Cobb, pero para llegar a 191 discrepancias entre Scrivener y la RV1960 se tuvo que incluir casos de carácter relativamente insignificante. Por ejemplo:

A veces es solo una simple cuestión de ortografía, como

Beelzebú/ Beelzebub (Lucas 11:15)

(Aunque se puede señalar además que este es un caso de diferencias entre ediciones del Texto Recibido).

A veces son solamente cuestiones de tiempos verbales, tales como:

Falten en vez de faltareis (Lucas 16:9)

Pedid en vez de pediréis (Jn. 15:7)

Oro en vez de oramos (2 Cor. 13:7)

Perdáis en vez de perdamos (2 Jn. 1:8)

Recibáis en vez de recibamos (2 Jn. 1:8)

Esto podría dar como resultado una diferencia muy leve en la traducción, pero no en el significado general.

A veces es solo una cuestión de términos sinónimos, como:

mentira en vez de engaño (Apoc. 14:5)

toleras en vez de permites (Apoc. 2:20)

esto en vez de estas cosas (Rom 14:8)

que sea ignorante en vez de ignore (1 Cor. 14:38)

Entre los pasajes criticados se encuentran casos donde hay una variante entre el Texto Recibido y el Texto Crítico, pero se trata de expresiones sinónimas o un significado muy similar donde no siempre se puede saber con seguridad que se siguió intencionalmente al Texto Crítico. En algunos casos, una búsqueda de la palabra clave del Texto Critico en una concordancia produjo una definición que concordaba o se acercaba con la traducción de la palabra clave del Texto Recibido, o viceversa.

En algunos casos la exclusión de una palabra repetida pudiera haber sido por causa de la redacción del Texto Crítico, pero hay casos donde una combinación del contexto y la gramática del español causan que no sea necesaria la repetición de una palabra o frase clave en la misma oración. A veces aun la versión King James hizo esto, como en Lucas 21:6. En ese versículo “stone” (piedra) es mencionado en dos ocasiones específicas en el griego, pero tan solo una vez en la KJV, porque se insinúa una segunda piedra al usar la expresión “stone upon another” (piedra sobre otra).

Otros tecnicismos que no afectan en lo absoluto el significado

En el estudio hubo muchos tecnicismos que no afectan en lo absoluto el significado dentro de su contexto, y menos doctrina.
Por ejemplo, Lucas 8:51 aparece como una discrepancia en la RV-1960 porque contiene consigo:

Entrando en la casa, no dejó entrar a nadie consigo, sino a Pedro, a Jacobo, a Juan, y al padre y a la madre de la niña. (RV1960)

Consigo / con él ha estado en casi todas las traducciones en español desde Enzinas1543, incluyendo 1569 (entre corchetes), 1602 (itálicas), etc.

Otro ejemplo de meros tecnicismos es el caso de Lucas 5:17.

Aconteció un día, que él estaba enseñando, y estaban sentados los fariseos y doctores de la ley, los cuales habían venido de todas las aldeas de Galilea, y de Judea y Jerusalén; y el poder del Señor estaba con él para sanar. (RV1960)

La queja es que sanar debe ser sanarlos. ¡Esto no cambia el significado en lo absoluto!

Errores en el estudio

El estudio dice que en la RV1960 le falta “ruego” en Hechos 1:14.

Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos. (RV1960)

El estudio dice que se añadió “ya” a Lucas 8:49.

Estaba hablando aún, cuando vino uno de casa del principal de la sinagoga a decirle: Tu hija ha muerto; no molestes más al Maestro. (RV1960)

Se mezcló asuntos de traducción con asuntos textuales sin avisar al lector. 

Por asuntos de traducción, me refiero a casos donde no hay diferencias entre el Texto Recibido y el Texto Crítico en la porción bajo tela de juicio. Esto a pesar que el autor del estudio expresó el asunto del siguiente modo:

Desarrollé una lista comparativa de 1,100 lugares en el Nuevo Testamento donde hay diferencias entre el Texto Recibido y el Texto Crítico. (Cobb, Rex. “La amonestación de un veterano traductor de la Biblia” La Biblia de Dios en Español. Emanuel Rodríguez, editor. Ontario, CA: Chick Publications, 2010, p. 189)

Aunque no estoy de acuerdo y disputo varias conclusiones del estudio, no alego motivos malvados por parte del hermano Rex Cobb. Me invitó a su casa cuando estaba de paso por su zona cuando era un joven predicador, y su hospitalidad no ha sido olvidada.

Un ejemplo de asuntos de traducción en las 191 discrepancias que no tiene que ver con textos críticos es Rom. 1:5, donde la revisión 1960 tiene “por amor de su nombre”, cuando una traducción más literal hubiera sido “en/por/a causa de su nombre”. La traducción de la revisión 1960 no es sumamente literal aquí, pero coincide con el contexto y no le cambia el sentido. La KJV tomó libertades como esto en ocasiones, tal como traducir God forbid (no lo permita Dios) en vez de “en ninguna manera” en Gal. 2:17, además de otros pasajes. La KJV de 1611 incorporó miles de notas marginales, muchos para proveer la traducción literal del griego o del hebreo, porque en el texto mismo no siempre habían seguido el griego y el hebreo con precisión. Si se haría una lista incluyendo estos casos en la KJV al estilo del estudio de Rex Cobb, facilmente superaría las 191 discrepancias asignadas a la revisión 1960.

Hubo otros casos no enumerados aquí donde no se halló diferencias entre el Texto Recibido y el Texto Crítico como motivo por la diferencia en la RV1960 (Flp. 4:2, Mateo 23:25, Rom. 1:17, etcétera). En muchos de estos casos es aparente que hubo palabras añadidas o no traducidas de forma extremamente literal por motivos de claridad, lo cual ocurre en todas las traducciones, incluyendo las más conservadoras y literales como la KJV. La costumbre en el pasado fue de colocar las palabras añadidas en itálicas. En la 1960 no se utilizó palabras en itálicas, ya que en la literatura moderna eso representa énfasis.

El estudio que concluye que existen 191 discrepancias entre el Texto Recibido y la RV-1960 no toma en cuenta la gran variedad de factores complejos y diferencias que causa dificultad en hacer comparaciones simplistas.

Hay muchos fundamentalistas que critican el texto de la Reina Valera 1909 y 1960, pero en cambio enseñan que la Biblia KJV en inglés es el modelo para seguir, y en algunos casos hasta afirman que la KJV es inspirada e infalible, y presentan a la KJV como si nunca se desvía del Texto Recibido (o por lo menos guardan silencio sobre el tema). Por tanto, hacemos la pregunta, ¿existe un estudio que demuestra las diferencias entre el Texto Recibido y la KJV? Contestamos en la afirmativa.

El estudio más extenso sobre la relación entre la KJV y el Texto Recibido

La más extensiva de los estudios de discrepancias entre el Texto Recibido y la KJV se trata de Variations Between the Textus Receptus and the King James Bible (Variaciones entre el Textus Receptus y la Biblia King James) y se encuentra en https://www.textusreceptusbibles.com/Variations_between_TR_and_KJV

El estudio consiste de documentar las diferencias entre la KJV y Estéfano 1550 y Beza 1598, las dos ediciones principales del Texto Recibido cuando los traductores de la KJV hicieron su trabajo. En dicho estudio se documenta un total de 249 diferencias entre la KJV y por lo menos una de las ediciones principales del Texto Recibido mencionadas. El estudio no indica quién fue el autor del estudio, aunque un simple vistazo al sitio de internet donde se encuentra indica que favorece abiertamente al Texto Recibido.

Dado que el estudio solo existe en inglés, ofrezco una traducción de la introducción y conclusión a continuación:

[De la introducción] La siguiente tabla muestra una lista completa de las diferencias entre el texto que subyace la versión King James y los textos de Estéfano 1550 y Beza 1598 del Textus Receptus. Las lecturas que no son compatibles con la KJV están marcadas con una X. [Ver gráfico con traducción]

Para cada elemento, donde la lectura de la KJV no es compatible tanto con Estéfano 1550 como con Beza 1598, la columna de fuente indica al menos una de las siguientes fuentes que respalda la lectura de la KJV:

  • Políglota Complutense 1522
  • Vulgata Clementina 1592
  • Nuevo Testamento Erasmo 1516 [la primera edición del Texto Recibido]
  • Biblia Tyndale 1534
  • Biblia Bishops 1568
  • Biblia Geneva 1560
  • Nuevo Testamento Estéfano 1549 [Una edición temprana del Texto Recibido. El autor del estudio se olvidó a colocar esta obra en su lista de obras consultadas.]
  • Biblia Tyndale 1534

Nota: Para poner estas variaciones en contexto, recuerde que hay 7.957 versículos en el Nuevo Testamento. Esta lista de variaciones nos muestra que solo el 1,3 % de todos los versículos del Nuevo Testamento [en la KJV] no están respaldados por ninguna de las dos ediciones principales del Textus Receptus y solo el 2,1 % no están respaldados por Beza 1598. En total, 7.709 versos del NT en la KJV están de acuerdo con las principales lecturas del Textus Receptus. [Fin de la traducción]

Es posible que algunas diferencias con la KJV podrían ser vindicadas sin el apoyo de la Vulgata Latina. Algunos de los 249 casos tratados son meros tecnicismos, que no afectan o apenas afectan la traducción. Tal como “la sinagoga” comparado a “una sinagoga” (Marcos 1:21) o “por Dios” en vez de “de Dios” (Lucas 1:26).

Hubo 59 casos donde la KJV es vindicada por Estéfano 1550.

Hubo 83 casos donde la KJV es vindicada por Beza 1598.

Si sumamos 59 + 83, llegamos a la cifra de 142. Dado que se comenzó con 249 desviaciones en la KJV, si le restamos 142, quedamos con 107 pasajes en la KJV sin respaldo de Estéfano 1550 ni Beza 1598 (1,3 % de 7.757 versículos en el NT).

Algunos actúan como si unos pocos casos o aún un solo caso en una traducción bíblica de no seguir al Texto Recibido equivale a una traducción que no se basa en el Texto Recibido. Si eso fuere cierto, ¡anularía a la KJV que algunos de ellos mismos tienen como perfecta e inmaculada!

La asimilación de la revisión 1960 al Texto Recibido en porcentajes

Volvamos un momento al estudio con que comenzamos que afirma que hay 191 discrepancias entre el Texto Recibido y la RV-1960. Para poner las cosas en perspectiva, sería bueno tener un porcentaje de las veces que la RV-1960 siguió el texto crítico cuando pudo haber seguido el Texto Recibido.

Según el libro 8,000 Differences between the NT Greek Words of the King James Bible and the Modern Version de Jack Moorman, hay 8.032 discrepancias entre el Texto Crítico y el Texto Recibido.

Con la cifra de 8.032 diferencias entre el Texto Crítico y el Texto Recibido, además de 191 discrepancias entre la RV-1960 y el Texto Recibido, tenemos los números necesarios para hacer un cálculo matemático del porcentaje de dependencia en el Texto Crítico.
Como hemos documentado, el hecho de aceptar la cifra de 191 discrepancias en la RV-1960 es más que generoso de nuestra parte, ya que incluye errores obvios y casos de inflar la cifra injustamente (sin considerar los tecnicismos).

Hay 8.032 lugares posibles donde el Texto Crítico Nestle-Aland 26/27 puede diferir del Texto Recibido de Scrivener (esto incluye todo, desde versos enteros que faltan hasta la insignificancia de las variaciones ortográficas). Si usamos estos números proporcionados por los que están en contra de la RV1960, es decir, 191 desviaciones de un posible 8.032, se trata de solo 2,3% de desviaciones del Texto Recibido. Dicho de otra manera, aproximadamente el 98% de las veces que la Reina-Valera 1960 podría haberse puesto del lado de los textos críticos, se puso del lado del Texto Recibido.

Es aparente que la lista de Rex Cobb en relación a la revisión 1960, aunque es extensa, no es exhaustiva. Sin embargo, dado que su lista incluye errores obvios que no deberían haberse incluido, casos debido a disputas de traducción (en vez del texto griego subyacente) y casos de diferencias entre ediciones del Texto Recibido, al fin de cuentas su cifra de 191 podría aproximarse a un número exhaustivo.

No recomendamos la literatura de Peter Ruckman por razones compartidas en ¿Qué es el Ruckmanismo? Y como afecta el asunto de la Biblia en español. Pero es muy interesante el porcentaje de aproximación al Texto Recibido que Ruckman le atribuyó a la KJV. En la primera edición de su libro The Bible Babel (1964) en la página 61 Peter Ruckman declaró, “Ahora la Biblia King James es basada más de 98% en este texto sirio despreciado, es conocido desde 500 d. C. como el Texto Recibido, o ‘Textus Receptus’”.

El segundo estudio acerca de las discrepancias entre la KJV y el Texto Recibido usó una metodología diferente, pero entre los dos estudios nos presenta un panorama con dos Biblias con 1-2% de discrepancias con el Texto Recibido. La KJV resultó con un mínimo de 1,3% de discrepancias, pero la suma llega al 2,1 % si se compara solamente con Beza de 1598.

Al reconocer que hay casos donde la KJV se aparta del Texto Recibido, es obvio que el motivo del movimiento en contra de la RV1960 en el fundamentalismo no es tanto que se apegue al Texto Recibido, sino el de imponer la versión King James sobre la Reina-Valera, y solo utilizan el asunto del Texto Recibido como una “cortina de humo”.

Otra forma de ver la composición textual de la Reina-Valera 1960 es por medio del conteo de palabras en una edición del Textus Receptus comparado con palabras griegas afectadas en las 191 discrepancias en la RV-1960 del estudio de Rex Cobb.

  • Considere que la edición del Textus Receptus de Estéfano 1550 contiene 140,521 palabras griegas. (Jack Moorman, Missing in Modern Bibles. Collingswood, NJ: The Bible For Today, 2009, pp. 41-42)
  • Las 191 discrepancias en la RV-1960 del estudio de Rex Cobb corresponde a 269 palabras griegas según mi conteo.
  • 269 dividido por 140.521 = 0,0019143 (99.81%)

Bajo este criterio, la revisión 1960 sigue el Texto Recibido a un nivel de 99.81%, una cifra considerable de asimilación.

¿Hay discrepancias entre la RVG y el Texto Recibido?

Me refiero a la RVG porque los de este grupo han sido los más directos en expresarse con frecuencia contra el texto de la revisión 1960. Debido a esto, no está fuera de lugar que se considere el texto de la Biblia con el cual desean reemplazar a la revisión 1960.

Si se haría un estudio a la RVG con un criterio similar al de Rex Cobb, resultaría en “discrepancias” para la RVG. A continuación, documentaré dos ejemplos como muestra.

La RVG2010 hace una omisión en Mateo 11:17 siguiendo el texto crítico

Aquí la RVG omite la traducción de la palabra griega kai que aparece en el Textus Receptus, pero no en el Texto Crítico. (Esto se verificó con las siguientes fuentes: para el Texto Crítico, Nestle-Aland 27; para el Textus Receptus, Scrivener 1881 y Estéfano 1550). Los líderes detrás de la RVG no pueden decir que este caso es injusto o insignificante, porque en su propia literatura en el estudio de Rex Cobb un término que corresponde a esta misma palabra griega en 2 Corintios 8:24 está incluida en las 191 “discrepancias” para la RV 1960. La misma medida con que uno mide a los demás debería ser la misma con la cual uno esté dispuesto a medirse a sí mismo.

No acusamos a los hermanos detrás de la RVG de imponer intencionalmente el Texto Crítico en lugares como este, sino que se nota que no se quitó todas las lecturas críticas que permanecían en la RV 1909, probablemente por falta de aptitud con el griego, especialmente tomando en cuenta que tuvieron como 20 años para descubrirlos.

La RVG2010 sigue la Vulgata Latina en un pasaje clave

Juan 1:1 en la RVG contiene “verbo”, que corresponde a verbum en la Vulgata Latina, un texto relativamente crítico de la antiguedad. En griego la palabra clave en Juan 1:1 es logos, cuyo significado primordial es “palabra”. Los líderes detrás de la RVG saben que Juan 1:1 no es una traducción literal del Texto Recibido, por eso han escrito dos artículos extensos para defenderse. Lo defienden mayormente con justificaciones gramaticales con los cuales estoy generalmente de acuerdo. El asunto es que “palabra” se encuentra en género femenino, y por tanto en ese caso Juan 1:3-4 tendría que contener las frases “y sin ella” y “en ella estaba la vida” (como fue el caso en la Biblia de Reina en 1569 y la de Valera en 1602). Pero siendo que la “Palabra” es Cristo, acabaríamos con referencias a Cristo como “ella” en género femenino en Juan 1:3-4. El uso del término “verbo” se conforma mejor a la gramática en español, y resulta en más claridad teológica. La RVG tuvo una buena razón por utilizar el término “verbo” en Juan 1:1, pero en el proceso abandonaron su criterio de seguir el Texto Recibido 100% (y no es el único caso). La Reina-Valera 1909 y 1960 en algunas ocasiones no siguieron el Texto Recibido, pero el criterio de sus equipos de traducción no era que iban a seguir el Texto Recibido 100%, por eso no estaban limitados, y su criterio les ofreció flexibilidad en pasajes tales como Juan 1:1. En nuestra opinión, y con todo respeto, creemos que no es ético que los hermanos detrás de la RVG declaren de forma repetida y pública que el criterio de su traducción es de seguir el Texto Recibido 100%, pero que a la vez abandonen dicho criterio cuando es conveniente o cuando hay complicaciones gramaticales o asuntos de claridad teológica.

Tengo una lista de discrepancias del Texto Recibido en la RVG que podría formar un estudio al estilo del de Rex Cobb, aunque no sería tan extenso. Lo que acabo de compartir son solo dos ejemplos que formaría tal estudio. He decidido no publicar una lista completa, puesto que no soy un consultor para la RVG. No tengo que hacer lo que corresponde a otros haber hecho antes de declarar la RVG terminada, en su edición final y que supuestamente sigue 100% el Texto Recibido.

Los líderes detrás de la RVG desean no seguir el Texto Recibido en algunos casos (Jn. 1:1, por ejemplo), pero quieren seguir afirmando que siguen el Textus Receptus 100%; desean apartarse de la KJV cuando ésta tiene una anomalía, pero quieren seguir diciendo que la KJV y la RVG son iguales; desean afirmar que la RVG es inspirada, cuando la inspiración cesó con el libro de Apocalipsis; y desean afirmar que la RVG es infalible, mientras que en el fondo siguen haciendo cambios.

Lo que me preocupa más de la RVG no es tanto el texto de su Biblia, sino el movimiento y las prácticas que representa. Por ejemplo, desde 2010 han anunciado que terminaron su revisión, y en literatura que han producido la declaran perfecta e inspirada (véase Crítica del libro «Por qué la Biblia Reina Valera Gómez es la Perfecta Palabra de Dios» y Crítica del libro promoviendo la RVG solamente «La Biblia de Dios en Español»  pero aún así, detrás de la escena siguen cambiando el texto de la RVG. Para documentación al respecto, véase ¿Reina-Valera «Gómez» 2010 o RVG 2019?

Las diferencias entre ediciones del Texto Recibido es comparable a las 191 discrepancias en la revisión 1960

Véase las siguientes cifras acerca de diferencias entre tres ediciones del Texto Recibido:

Hubo aproximadamente treinta ediciones bien definidas del Textus Receptus hechas a través de los años. Cada una difiere ligeramente de las demás … hay aproximadamente 190 diferencias entre el texto de Scrivener y el de Beza de 1598. Hay 283 diferencias entre el texto de Scrivener y el de Estéfano de 1550. (Anderson, D. E. Quarterly Record, Trinitarian Bible Society. no. 547, January-March 1999)

Hemos intentando añadir al estudio lo que carece en las obras de los que acusan a la revisión 1960 de no basarse en el Texto Recibido: perspectiva y contexto textual. Sin perspectiva, los números son solo cifras sin nada con qué compararse.

Volviendo al asunto de la base textual de la revisión 1960

Veamos ahora la declaración de José Flores, quien fue un consultor al comité de revisión de la Reina-Valera 1960. En su libro Escribiendo la Biblia, él proveyó cinco principios de encaminamiento que los revisores de la 1960 formularon cuando comenzaron su revisión:

  1. Conservar en lo posible el fondo y la belleza del estilo de la Versión Reina-Valera.

  2. Ceñirnos al Textus Receptus, el manuscrito más antiguo que emplearon Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera para su trabajo.

  3. No sacrificar términos castizos por el deseo de introducir términos regionales.

  4. Suprimir palabras de dimensión vulgar y términos arcaicos en desuso.

  5. En pasajes dudosos, en la traducción del hebreo o griego al castellano, consultar preferentemente las Versiones Revisada Inglesa y la Standard Americana, además del Comentario Crítico Internacional. (Flores, José. Escribiendo la Biblia. Grand Rapids: Editorial Evangélica, sin fecha, p. 307).

Un principio añadido a la lista primera del Comité de Revisión de la Reina-Valera fue que: «Dondequiera que la versión Reina-Valera se ha apartado del Textus Receptus para seguir otro texto mejor, nosotros no volveremos al Receptus.» El punto 12 de los «Working principales» dice: «En casos de duda sobre la correcta traducción del original, consultaremos preferentemente la English Revised Versión de 1885, la American Standard Versión de 1901, la Revised Standard Versión de 1946 y el International Critical Commentary.» (Flores, José. El Texto del Nuevo Testamento. Barcelona: Clie, 1977, p. 232)

Los que se oponen a la RV-1960 repiten la cita anterior como un disco rayado, pero no informan a sus oyentes o lectores que la misma lista de principios incluye lo siguiente:

2. Ceñirnos al Textus Receptus…

Se sabe que estas Biblias en inglés no fueron las únicas traducciones consultadas, ya que también consultaron traducciones en otros idiomas:

“…los miembros del comité tenían acceso a una variedad de comentarios en su trabajo y constantemente consultaban varias traducciones en español, francés, portugués, alemán e inglés”. (Nida, Eugene A. “Reina-Valera Spanish Revision of 1960.” The Bible Translator. July 1961, p. 113)

Vimos que uno de los principios que de la revisión Reina-Valera fue que se iba a consultar varias traducciones en inglés, incluyendo la Revised Standard Versión de 1946. Cuando ese principio se aprobó alrededor de 1951, no se había acabado la revisión completa de la Versión Estándar Revisada (RSV), solo el Nuevo Testamento de 1946. Se acabó la RSV completa en 1952. La 1960 y la RSV difieren considerablemente la una de la otra, especialmente en las áreas que causaron que la RSV fuera tan polémica. Por ejemplo, a diferencia de la RSV, la 1960 no elimina ningún versículo, y no tiene a “mujer joven” en lugar de “virgen” en Isaías 7:14.

¿Fue controvertida la Versión Estándar Revisada? Sí.
Pero para poner las cosas en perspectiva, veamos algo más.

El hecho de que una fuente consultada no sea una traducción totalmente confiable no significa que automáticamente contaminaría la nueva revisión. Como ejemplo, está documentado por medio de notas de un traductor de la KJV, que en el proceso de traducir dicha revisión, se consultó la Septuaginta y la versión Rheims, esta última siendo una Biblia católica en inglés publicada poco antes de la KJV.

El libro The Part of Rheims in the Making of the English Bible presenta documentación de porciones de traducción que aparecieron en Biblias en inglés primeramente en Rheims, y luego en la KJV, indicando la posibilidad de influencia de Rheims en esos pasajes en la KJV.

El hecho de consultar otras Biblias, inclusive en otros idiomas cuando los traductores se enfrentan con pasajes problemáticos o áreas de dificultad al traducir de los idiomas originales, es una práctica normal. El prefacio de la KJV menciona que los traductores de la KJV consultaron varias Biblias en otros idiomas, inclusive en español.

Para más explicaciones acerca de la RSV, la revisión 1960 y la cita de José Flores, véase https://www.literaturabautista.com/humberto-gomez-pregunta-cual-biblia-en-ingles-corrigio-tu-biblia-en-espanol/

14 citas acerca de la base textual de la revisión 1960

La 1960 tradicionalmente ha sido universalmente considerada como basada en el Texto Recibido. La mayoría de las siguientes citas que así lo afirman son de personas desinteresadas, que no tienen nada que ganar o perder, por tanto se debe valorar más lo que tienen que decir:

1. …Basada en el “Texto Recibido” en el Nuevo Testamento. La revisión de 1960 sigue la misma base textual como las revisiones anteriores. (Aulie, Wilbur. “The Textual Base of Some Spanish Versions of the New Testament.” The Bible Translator. October 1962, p. 214)

2. La revisión de 1960 de Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera sigue al texto reconocido como “Bizantino” o “Texto Recibido”. (Parker, Jorge G., compilador. Lexico-Concordancia del Nuevo Testamento en Griego y Español. Editorial Mundo Hispano, 1982, pág. XV)

3. Esta revisión [1960] no sigue un Texto Crítico. (Nida, Eugene A. “Reina-Valera Revision of 1960.” The Bible Translator. July 1961, p. 117)

4. El Nuevo Testamento continúa basándose en el texto griego de Erasmo. La última revisión se llevó a cabo en 1960. (Buzzetti, Carlo. La Biblia y sus Transformaciones. Estella: Editorial Verbo Divino, 1986, pág. 120)

5. La versión que usamos aquí, la Reina-Valera, [1960] se basó en el Textus Receptus. (Breneman, J. Mervin, editor general. Biblia de Estudio Harper Caribe. Nashville: Editorial Caribe, 1980, pág. 994)

6. La RVR1960 está basada todavía en el Receptus. (Báez-Camargo, Gonzalo. “Por qué Difieren entre sí las Versiones de la Biblia”. La Biblia en América Latina. julio-agosto 1981, pág. 19)

7. …[El] texto crítico tiene muchas variantes, comparado con el texto que sirve de base a la R-V. Esta se hizo sobre el llamado Textus Receptus (texto recibido)… (Sánchez, Edesio, editor. Descubre la Biblia. Colombia: Sociedades Bíblicas Unidas, 1998, pág. 420)

8. Las revisiones que las sociedades bíblicas han hecho hasta ahora de la clásica Reina-Valera han mantenido la base del texto griego tradicional. (Nuevo Testamento. Versión Reina-Valera 1960. New York: Sociedad Bíblica Americana, sin fecha, pág. 1 de la introducción)

9. El Textus Receptus y el Texto Masorético es el fundamento en la cual la 1960 se basa… (Why Print the Reina-Valera 1960? Mission, Texas: Shining Light Ministries, n.d., p. 2)

10. 1960 Revisión de la Reina-Valera. Importante retoque idiomático que removió muchas expresiones y palabras anticuadas, pero que no quiso aprovechar los últimos avances… (Puigvert, Pedro, editor general. ¿Cómo llegó la Biblia hasta nosotros? Barcelona: Editorial Clie, 1999, sin número de página)

11. A pesar de los numerosos e importantes cambios introducidos por el Comité, es bueno enfatizar que su trabajo no fue el de producir una nueva traducción, ni siquiera el de cotejar la versión Reina-Valera con manuscritos griegos y hebreos recientemente descubiertos; sino más bien el de tratar de poner el castellano de esta versión a tono con los usos actuales del idioma. (La Biblia Reina-Valera: Introducción a la Revisión de 1960. sin fecha, folleto, de los archivos de la Sociedad Bíblica Americana, pág. 5)

12. Esta revisión es sustancialmente la misma; el texto no ha sido tocado, la integridad del texto ha sido respetada tal como apareció en la versión que ha sido usada hasta ahora. Sólo en algunos casos se hicieron cambios leves, tal como en 1 Timoteo 6:1 donde “el Señor” ha sido sustituido por “Dios”, ya que esto es lo que aparece en el Textus Receptus y en todos los manuscritos más importantes. (Estrello, Francisco E. “Latest Revision of the Reina-Valera Bible.” Bulletin of the United Bible Societies. 3rd Quarter. 1955, p. 18)

13. En el mundo de habla castellana, la clásica versión Reina-Valera, fundada en el textus receptus de acuerdo con el estado de los conocimientos textuales de esa época, ha sido una especie Vulgata para la generalidad de los protestantes. La revisión de 1960, aunque no cambió la base textual, es todavía rechazada por algunos, que prefieren la revisión 1909… (Baez-Camargo, Gonzalo. Breve Historia del Texto Bíblico. México: Centro de Comunicación Cultural CUPSA, 1992, p. 80)

14. En España las versiones Reina-Valera 1909 y 1960 se apoyan casi totalmente en el Textus Receptus… (Ebertshäuser, Rudolf, y Ingold-González, Elisabet[traductora]. La Transmisión del Texto del Nuevo Testamento y Nuestras Biblias de Hoy. Barcelona: Edicions Cristianes Bíbliques, 2003, p. 5)

El revisor Francisco Estrello resumió los sentimientos del Comité de Revisión de la RV1960 en cuanto al texto como sigue:
“No fue el deseo del comité hacer cambios, ni introducir innovaciones. Cada miembro de la comisión reconoció su responsabilidad y buscó la guía y ayuda del Espíritu Santo para emprender una tarea que de ninguna forma fue fácil, pero que fue completada en un espíritu de humildad y con el deseo supremo que la versión de la mayoría de la Biblia amada por los evangélicos hispanohablantes—la Reina-Valera podría quedar aún más inteligible para todos aquellos que se acercan a las Sagradas Escrituras para descubrir la voluntad de Dios”. (Estrello, Francisco E. “Latest Revision of the Reina-Valera Bible.” Bulletin of the United Bible Societies. 3rd Quarter 1955, p. 18)

¡Dejemos que los datos y la documentación conteste la pregunta acerca de si la Reina-Valera 1960 se basa en el Textus Receptus!

Deja una respuesta

Deje un comentario respetuoso. Tome en cuenta que esto no es un foro de debates, y no todos los comentarios son aprobados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *